Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 Nacional JUEVES 2 6 2005 ABC elecciones gallegas Zapatero acusa a Rajoy de querer salvar su futuro político a costa de los gallegos El presidente se afana en neutralizar el mensaje del PP negando que sea España la que está en juego socialista carga contra Fraga atribuyéndole prácticas de gobierno que han ido asfixiando poco a poco la democracia en la Comunidad autónoma MANUEL MARÍN ORENSE. Sin contemplaciones ni con ánimo alguno de templar gaitas. Así se presentó ayer un beligerante José Luis Rodríguez Zapatero en Orense, a dos días del inicio oficial de la campaña electoral en Galicia. Y es que, aunque aún no ha dado comienzo la campaña como tal, lo único que diferenció al mitin ofrecido ayer por el presidente del Gobierno ante casi 4.000 personas en el pabellón Los Remedios de Orense de uno oficial de campaña fue que no pidió de forma explícita el voto para el candidato socialista a la Xunta, Emilio Pérez Touriño. Por lo demás, exactamente igual que en una campaña. En la guerra, como en la guerra, porque Galicia asume su condición de territorio clave tanto para el PSOE como para el PP. Por eso, y porque la temperatura en el pabellón superaba los 35 grados, ni siquiera hizo falta que Zapatero entrara en calor. Apuntó directo a su objetivo, el líder del PP, Mariano Rajoy, y disparó sin miramientos. El jefe del Ejecutivo acusó a Rajoy de querer salvar su futuro político a costa de Galicia, después del fracaso que supusieron para el PP las elecciones generales del 14 de marzo y por ello desarrolló su intervención, de media hora larga, entre la dicotomía pasado- futuro que representan, respectivamente, el PP del Prestige, de la guerra, del recorte de becas, del decretazo y del caciquismo en Galicia, y el PSOE del futuro, el cambio y la esperanza Hemos oído a Fraga y a Rajoy decir que se juegan mucho el PP y España... Incluso Fraga se remonta a Covadonga, pero yo les quiero recordar- -dijo Zapatero- -que ya perdieron el 14 de marzo y no van a salvar su derrota a costa de Galicia No es el futuro del PP, ni de Rajoy ni de España- -añadió para intentar neutralizar uno de los principales mensajes de la campaña de Fraga- -el que está en juego: es el de Galicia y los gallegos, y tenéis derecho a que nadie os lo arrebate. Que nadie intente salvar su futuro aquí en Galicia, que el PP responda de su gestión En un tono muy agresivo, Zapatero hizo hincapié en que lo que sobra en b El candidato Galicia son favores y faltan derechos; sobran caciques y faltan demócratas de una pieza como Emilio Pérez Touriño; sobran engaños y faltan puestos de trabajo; sobra el pasado y falta el futuro y la demostración de que eso es así es que el PP tiene mucho miedo a perder y por eso reclaman interventores que controlen en el aeropuerto de Madrid y en las oficinas de Correos los votos de los emigrantes gallegos. ¿Qué han hecho con los fondos? Para poner en tela de juicio la gestión no sólo de Fraga, sino la de todo el Gobierno del PP durante la etapa de José María Aznar, Zapatero reclamó a los gallegos que pidan cuentas de lo realizado con los fondos de la Unión Europea para Galicia. Tendría que responder el PP a qué ha pasado después de estar recibiendo tantos años fondos millonarios de Europa. ¿Qué han hecho con ellos? se preguntó haciendo planear la duda sobre la gestión caciquista de los populares en Galicia. De otro lado, y al igual que hizo Zapatero en la reciente campaña electoral vasca, se afanó por demostrar que Emilio Pérez Touriño no está sólo, ya que tiene detrás al Gobierno socialista de la Nación como paternal garante de las inversiones para Galicia: Esto es como una bicicleta: necesitáis dos pedales, el del Gobierno de España y el de Galicia. Eso es lo que está en juego el 19 de junio, no están en juego ni Rajoy ni el PP, ni mucho menos España A continuación, Zapatero hizo un somero repaso a su gestión de un año de gobierno, poniéndola como ejemplo de Zapatero y Touriño saludan a su llegada al mitin en Orense Zapatero acusó a Manuel Fraga de convertir la televisión gallega en un foro de mentiras Esto es como una bicicleta: necesitáis dos pedales, el del Gobierno y el de Galicia Touriño, que no citó a Rajoy, se presentó a sí mismo como la única alternativa de futuro que le queda a Galicia lo que el PSOE quiere para Galicia: subida de las pensiones mínimas el doble de la media del incremento de estas partidas; 50.000 nuevas becas para estudiantes; abrir la puerta a las reformas de los estatutos de autonomía para que Galicia tenga tantas competencias como cualquier otra Comunidad autónoma el incremento del salario mínimo interprofesional como sustituto del decretazo la regularización de cientos de miles de inmigrantes frente a la política farisea del PP, o la defensa del gallego ante las instituciones europeas. Zapatero también censuró la manipulación que ejerce el PP a través de la televisión pública gallega y la negativa de Fraga a mantener un debate televisado con Emilio Pérez Touriño, quien minutos antes, y recién llegado a Orense de un viaje en Argentina y El PP critica que el Gobierno firma con Asturias lo que niega a Galicia JOSE LUIS JIMÉNEZ SANTIAGO. Doble rasero para un mismo problema. El Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero acaba de firmar este pasado fin de semana con el Principado de Asturias un protocolo por el que se fijan los plazos y las partidas presupuestarias para un conjunto de infraestrucuturas en esta Comunidad. La encargada de la rúbrica fue la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, quien además garantizó al presidente asturiano, el también socialista Vicente Ál- varez Areces, que Madrid suplirá los fondos europeos que Asturias pueda perder a través de inversiones con cargo a los Presupuestos Generales del Estado para el próximo años. Hasta aquí todo correcto, si no fuera porque la Xunta viene pidiendo reiteradamente al Gobierno un acuerdo en los mismos términos que el alcanzado con Asturias que garantice el Plan Galicia, pero lejos de obtener la displicencia monclovita, Manuel Fraga tan sólo ha cosechado silencio e indiferencia. Así lo denunciaba ayer el candida- to popular por Pontevedra, Alberto Núñez Feijóo, quien recordó como por tres veces el PP y la Xunta han intentado alcanzar un acuerdo con el Gobierno para garantizar el Plan Galicia y sacar esta controversia de la campaña electoral. Zapatero le niega el diálogo a Galicia mientras que sí habla con Ibarretxe, Carod y otros partidos comentó. Para el PP, su idea original de que el Noroeste no era prioritaria para Fomento queda emborronada tras los acuerdos Moncloa- Asturias, para dejar patente que con quien no hay prioridad es con Galicia Esto es un desprecio a Galicia y sus gentes, una falta de ejercicio democrático del poder condenó el vicepresidente primero.