Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 Nacional EL ENTRAMADO ETARRA INVESTIGACIÓN JUDICIAL JUEVES 2 6 2005 ABC El fiscal denuncia que las herrikos siguen operativas pese a su clausura judicial Otegi y Salaberria podrían enfrentarse a 14 años de cárcel como dirigentes de ETA petición de procesamiento, el fiscal les describe como delegados de ETA y dice que se aprovecharon de su liderazgo político para instrumentalizar HB N. VILLANUEVA N. COLLI MADRID. La puesta en marcha, legalización y regularización jurídica de las herriko tabernas así como la creación de un sistema de gestión centralizado y global, apuntaban a una finalidad prioritaria: la obtención de una rentabilidad económica con objeto de allegar fondos a las organizaciones que configuran la estructura frentista de ETA Esa fue, según la Fiscalía de la Audiencia Nacional, la vía de financiación en la que participaron Arnaldo Otegi y Jon Salaberria, este último en busca y captura. Ambos ex diputados vascos actuaron como delegados o enlaces de ETA y se aprovecharon de su condición de dirigentes de HB para convertir a este partido en instrumento al servicio de la banda terrorista; los dos tenían conocimiento y participación directa en el proyecto delictivo común Estas afirmaciones forman parte de la petición de procesamiento de Otegi y Salaberria que la Fiscalía de la Audiencia Nacional remitió al juez Fernando Grande- Marlaska el pasado viernes, el mismo día en que el portavoz de la ilegalizada Batasuna salía de la cárcel tras depositar 400.000 euros de fianza. En su escrito, el fiscal Juan Moral atribuye a ambos batasunos un papel b En la A sueldo Uno de los indicios que, según la Fiscalía, coloca a Arnaldo Otegi y a Jon Salaberria en el entramado de ETA como delegados de la banda es la remuneración mensual que han venido percibiendo por su condición de liberados de KAS Y es que obra de ETA- KASEKIN es el diseño del plan de financiación de toda la estructura terrorista, el llamado Plan Udaletxe, aún vigente. El Plan Udaletxe permite a la Fiscalía afirmar sin ninguna duda que empresas instrumentales como Banaka, Eneko o Erosgune hacían llegar fondos a ETA a través de la estructura financiera de las herriko tabernas que a su vez dependen directa y exclusivamente de Batasuna decisivo en la financiación de ETA, hasta el punto de que solicita que sean procesados por un delito de integración en organización terrorista en grado de dirigentes. Al igual que Herri Batasuna, también son instrumentos de ETA las herriko tabernas que Moral define como pantallas jurídicas que la banda ha utilizado como otra vía de financiación tras acomodarlas bajo la apariencia de asociaciones culturales. En este sentido- -y como pudo comprobar ABC en un reciente reportaje- la Fiscalía de la Audiencia Nacional denuncia que, pese a estar clausurados por orden del juez, algunos de estos locales siguen operando con el beneplácito y consentimiento de Salaberria y Otegi, aunque este último asegurara en su Otegi, a su salida de la prisión de Soto del Real la semana pasada reciente declaración judicial que desconocía si seguían funcionando y si seguía alguna abierta Como prueba de que las herriko tabernas están burlando la ley, el pasado 25 de mayo se incorporó a esta causa un informe de la Guardia Civil contenido en otro sumario que se instruye también en la Audiencia Nacional y del que se encarga el fiscal Jesús Alonso. Ese informe se refiere a la deten- IGNACIO GIL EHAK irá a los tribunales si el PNV permite que Madrazo forme grupo A. ANTOLÍN VITORIA. El grupo de EHAK en el Parlamento vasco amenazó con acudir a los tribunales si la mesa de la Cámara, que integran los partidos del tripartito, el PSE- EE y PP, permiten que la coalición de izquierdas, EB y Aralar cuente con grupo propio. Fuentes parlamentarias restaron trascendencia al anuncio de EHAK ya que, a diferencia del bloqueo que vivió la cámara por el veto a Juan María Atutxa que tuvo que retirarse y los sucesivos empates a 33 votos entre nacionalistas y no nacionalistas, sus nueve votos no resultan decisivos, en esta ocasión, al no formar parte de la mesa de la Cámara. No obstante, a través de un comunicado, el partido que ampara la ex Batasuna advierte al PNV, cuando faltan dos semanas para el pleno de investidura, que si no asume que no cuenta con la mayoría absoluta y que en esta legislatura hay que hablar antes de tomar decisiones, esta juga- da también les va salir mal, al igual que ocurrió en la elección del presidente de la mesa La división, al respecto, en el tripartito y el acuerdo alcanzado por el PNV con Aralar que garantiza su respaldo a Ibarretxe en la investidura a cambio de integrar, en exclusiva, el grupo mixto, llevó a la presidenta del parlamento vasco, Izaskun Bilbao, a posponer la creación de los grupos para no perder la votación. Como respuesta, EB tampoco apoya que EA cuente con un grupo independiente del PNV. Hasta el martes no se sabrá si, finalmente, EB tendrá grupo propio. El reglamento especifica que son necesarios cinco escaños y sólo dispone de tres. ción, en marzo de este año, de dos jóvenes que trasladaban a la herriko taberna Illumbe numerosos ejemplares de la revista de difusión de ETA conocidos como zutabes, lo cual no sólo evidencia esa relación entre las herriko tabernas y ETA, sino también, y especialmente, la continuación y el uso de las mismas como aparato de difusión de los mecanismos de propaganda de la organización terrorista El papel de Otegi y Salaberria en este entramado es fundamental. El fiscal no tiene ninguna duda de que a través de la red de las herriko tabernas que dependen directa y exclusivamente de Batasuna este partido forma parte orgánica de la estructura de la organización terrorista ETA- KASEKIN y aparece identificado en el llamado proyecto Udaletxe aún vigente El fugazmente encarcelado portavoz de Batasuna sigue siendo la cara visible de la coalición proetarra incluso después de la suspensión de todas sus actividades y posterior ilegalización. Este comportamiento, que Otegi reconoció en su declaración judicial, supone, según fuentes fiscales, una clara y consciente reiteración del delito por el que podría enfrentarse, al igual que Salaberria, a 14 años de cárcel.