Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
98 MIÉRCOLES 1 6 2005 ABC Deportes RAFAEL NADAL Mi mejor victoria del torneo, mejoro día a día mi tenis y me siento muy bien, aunque Ferrer estaba un poco cansado después del partido ante Gaudio Estoy muy contento porque voy a poder disputar mi primera semifinal de un Grand Slam y hacerlo contra el número uno del mundo es algo increíble Federer es el favorito, un tenista que gana tres veces en Hamburgo no puede decirse que sea un especialista en superficie rápida. Pero si juego mi mejor tenis puedo ganarle Nadal acude puntual a su cita con Federer en las semifinales David Ferrer agotó todas sus fuerzas y todos sus recursos en un primer set durísimo y muy largo que se le escapó por muy poco DOMINGO PÉREZ, ENVIADO ESPECIAL PARÍS. Será el viernes cuando se produzca el enfrentamiento más esperado. Rafael Nadal no faltará a la cita y Roger Federer, tampoco. Lo único malo del choque es que todavía hay que esperar mucho para que comience. Pero nadie dudaba de que acabaría llegando. Es puntual el mallorquín y no ha fallado ni a uno de los grandes encuentros que le han programado a lo largo de la temporada. No iba a ser diferente en Roland Garros. Estuvo listo para el duelo (más ficticio que real) que la prensa francesa le montó contra Gasquet, catalogado como la final de la primera semana. Y lo vuelve a estar para celebrar su cumpleaños, a ser posible, con un triunfo sobre el helvético. Pero antes había que superar a David Ferrer. Nadal no le tiene miedo a ningún jugador, pero algunos se han ganado su respeto a golpe de raquetazos. Uno de ellos es el tenista de Jávea. Nadal nunca se olvida de los que le ganan alguna vez. Al margen de que tenga buena memoria, es que son muy pocos los que lo consiguen. De hecho desde que perdiera hace casi un año, en julio de 2004 en Stuttgart con Ferrer, el mallorquín no ha vuelto a tropezar ante ningún otro español. Resultados Hombres (cuartos) Roger Federer (Sui. 1) a Victor Hanescu (Rum. 6- 2, 7- 6 (7 3) 6- 3; Rafael Nadal (4) a David Ferrer (20) 7- 5, 6- 2, 6- 0. Mujeres (cuartos) Nadia Petrova (Rus. 7) a Ana Ivanovic (Ser. 29) 6- 2, 6- 2; Elena Likhovtseva (Rus. 16) a Sesil Karatantcheva (Bul. 2- 6, 6- 4, 6- 4; Justine Henin- Hardenne (Bel. 10) a María Sharapova (Rus. 2) 6- 4, 6- 2; Mary Pierce (Fra. 21) a Lindsay Davenport (EE. UU. 1) 6- 3, 6- 2. El suizo se deshizo con facilidad del rumano Hanescu y llega por primera vez a esta ronda de Roland Garros las sin ton ni son. Muy al contrario, cada golpe viajaba cargado de dinamita y con intenciones malvadas. Las pelotas lamían las líneas y el pulso se mantenía firme. Rafa jugaba de maravilla y David no le iba a la zaga. Iba tan cerca que hasta dispuso de tres puntos para adjudicarse el set en el décimo juego. Un golpe fuera de catálogo, un increíble passing de derechas paralelo pegado desde fuera de la pista, ya casi desbordado, puso a Nadal en ventaja y luego empató a cinco. En el siguiente juego rompió con, entro otras, una jugada aún más inverosímil que la anterior. Devolvió de revés una derecha que le había enviado su rival casi contra la valla lateral. Le dio tiempo a recorrer toda la pista y golpear con su drive otra vez de passing paralelo, una bola que tras botar en la pista había salido despedida hasta la silla del juez de línea encargado de verificar los saques. Una locura de Nadal entra en la pista mientras era atendido Ferrer golpe. Un lujo de set, que tardó en consumirse una hora y seis minutos y que se tragó toda la resistencia y todas las fuerzas de Ferrer. Una obra maestra del tenis que nos devuelve al mejor Nadal de la temporada, al mismo que ganó a lo grande en Montecarlo, Barcelona y Roma. Duró más esa manga que las dos siguientes (una hora y dos minutos) en las que Nadal ya fue subido en la moto en dirección a las semifinales. No está nada mal para tratarse de su debut en París. Roger Federer, como el balear, también será nuevo en la penúltima ronda del torneo parisino. Nunca había llegado tan lejos en la tierra batida de Roland Garros. Pero ya es un número uno consolidado y está dispuesto a ejercer de tal en cualquier superficie. Su juego se encuentra mucho más asentado sobre la arcilla que en otras ediciones. Se muestra seguro y superó con bastante comodidad al rumano Victor Hanescu. Promete la semifinal. El suizo se encuentra pletórico y no ha perdido ni un set en lo que va de torneo. Claro que, bien mirado, el español tampoco porque la manga que extravió ante Grosjean no la ganó el francés, sino que se la robó el público. Dos golpes magistrales Aquel recuerdo y el de la semifinal de Roma hace poco, donde el alicantino estuvo a punto de volver a vencer, pesaron sobre el ánimo del de Manacor. Tal vez por eso cambió de táctica. No salió como en otras oportunidades a apabullar, sino a desgastar. Las bolas debieron acabar mareadas de tanto pasar sobre la red. Los puntos se decidían tras larguísimos intercambios (hasta 28 devoluciones se contabilizaron en el 30- 40 del octavo juego del primer set) Pero el partido no era un pasabo-