Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
66 MIÉRCOLES 1 6 2005 ABC Toros FERIA DE SAN ISIDRO La miurada del diluvio: escándalo y caos por incompetencia presidencial Monumental de las Ventas. Martes, 31 de mayo de 2005. Vigésima corrida. Lleno. Toros de Hijos de Eduardo Miura, muy desiguales de presentación; imponentes 1 5 y 6 se dejaron con menos complicaciones de las esperadas, con un juego a la baja; el 4 bravo en el caballo; 2 y 3 devueltos; dos sobreros cinqueños de Puerto Frontino, 2 bis muy parado y a la defensiva; 3 bis noble y sin humillar. José Pedro Prados El Fundi de verde botella y plata. Estocada desprendida (silencio) En el cuarto, metisaca, pinchazo y estocada (silencio) José Ignacio Ramos, de rosa y plata. Estocada atravesada y cuatro descabellos (saludos) En el quinto, dos pinchazos y estocada (saludos) Juan José Padilla, de champán y oro. Pinchazo y estocada (petición y saludos) En el sexto, pinchazo y estocada (ovación de despedida) ZABALA DE LA SERNA MADRID. Jamás habráse visto una incompetencia presidencial del tal calibre en la Monumental de las Ventas como la de César Gómez. La crónica de la miurada casi se ciñe por completo a su inepta actuación, un compendio de motivos para que el Delegado del Gobierno, Constantino Méndez, lo cese de manera fulminante de su cargo. Desató un escándalo público, cuando su figura se entiende precisamente para lo contrario. Y puso en grave peligro la integridad física de El Fundi y su cuadrilla cuando se caía el cielo a chorros sobre Madrid. Ya diluviaba durante el tercer toro. Cuando murió, debió consultar con el director de lidia para saber y conocer el sentir de los toreros sobre la situación de un ruedo impracticable en esos momentos. Pero tiró de pañuelo blanco para dar salida al cuarto miura ante el gesto incrédulo de José Pedro Prados, que miraba sorprendido al palco en busca de una explicación. Empeoró todavía el asunto después de que Fundi despachase al miureño, cuando por megafonía se anunció la suspensión de la corrida de mutuo acuerdo con los tres matadores. Mentira al parecer. La España más atávica se encrespó contra los coletudos, que se encontraban en medio de una trifulca sin provocarla. Los teléfonos del callejón echaban humo; la gente quería que siguiese el espectáculo y arreciaban las protestas sin meditar la exposición a la que los hombres de oro y plata se someterían; media plaza abandonó la Monumental del caos. No había noticias en los tendidos del delegado gubernativo ni de la supuesta autoridad. Y de repente otro anuncio sonoro comunicaba que el festejo continuaba. Pura confusión todo; pura indecisión del señor Gómez, que volvía sobre sus pasos. Los toreros querían torear, pero nadie les preguntó. Ni para parar ni para seguir. José Ignacio Ramos y Juan José Padilla pasaban de villanos a héroes, y a fe que lo fueron, héroes digo. Sólo por ponerse delante de los miuras y banderillear sobre la embarrada arena. Se la Los toreros se reunieron en el enfangado ruedo ante la confusión sembrada por César Gómez jugaron. Ramos con el inmenso y cornalón quinto, con unas perchas de pavor. Banderilleó, expuso en los medios para pasar de muleta al miureño, que se dejaba entre tornillazos. Si lo mata como mató de impresionante espadazo al sobrero de Puerto Frontino, de casi seis años, se embolsa una oreja. Todo el mérito del mundo. Como para Padilla, que banderilleó al sexto con mayor pureza que en anteriores tercios. Desarrolló sentido el bruto por el derecho y embistió sin emplearse por el izquierdo, hasta acabar su existencia tras una cadena de molinetes de ataque muy aplaudidos en lo que ayer fue, más que nunca, un poblachón de La Mancha. El diestro jerezano ya había consumado una faena digna con otro suplente del Frontino ése, cinqueño también, que en la media altura, sin descolgar, se movió con franqueza. Era cuando se habían abierto las compuertas de los nubarrones negros, cuando el personal BOTÁN salía en estampida y se escuchaban oles surrealistas entre los paraguas, con un Padilla más centrado en los derechazos que en los naturales a la pala. Fundi cumplió con el de Miura que abrió plaza, de pastueño, tontorrón, y de grande, gigantesco. El cuarto se durmió y empujó en el peto. Diluviaba. Ni sumó ni restó nota a una miurada que se había roto con la devolución de los inválidos segundo y tercero, agraviantes para la leyenda de Zahariche. El cartel de hoy PARTIDO DE RESINA Representante: José Luis Algora. Divisa: azul celeste y blanca. Señal de oreja: rabisaco en la derecha y hendido y muesca en la izquierda. Antigüedad: 8 de abril de 1888. Procedencia: Pablo Romero. MANOLO SÁNCHEZ Nacimiento: Valladolid, 10- 7- 71. Alternativa: Valladolid, 22- 9- 92. Padrino: Roberto Domínguez. Testigo: Espartaco. Toros de Núñez del Cuvillo. VÍCTOR PUERTO Nacimiento: Madrid, 29- 8- 73. Alternativa: Ciudad Real, 9- 4- 95. Padrino: Litri. Testigo: Jesulín de Ubrique. Toros de Luis Algarra. EL CALIFA Nacimiento: Játiva (Valencia) 18- 4- 74. Alternativa: Játiva, 1- 5- 96. Padrino: Manuel Benítez. Testigo: Sacromonte. Toros de N. Ibáñez.