Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 1 6 2005 Sociedad 55 Tecnología toda la ciudad, los suscriptores tendrían que pagar entre 15 y 20 dólares mensuales, tarifa mucho más barata que los precios aplicados por proveedores privados. Pese a la oposición, críticas y zancadillas del sector privado, la californiana tecnóloga oficial de Filadelfia ha defendido esta iniciativa sobre todo por su interés social. Según la vehemente Dianah Neff, lo peculiar de este programa es su foco en la comunidad, ya que nos permite incentivar el desarrollo económico de nuestros vecindarios y ayuda a superar la división digital entre pobres y ricos, además de facilitar una mejor calidad de vida y experiencia tanto para nuestros residentes como para los visitantes El optimismo generado por este proyecto no es compartido por empresas telefónicas y de televisión por cable que han realizado multimillonarias inversiones en Estados Unidos para construir redes de alta velocidad y ganar dinero con el acceso a internet. En un esfuerzo de lobby para proteger su amenazado negocio, el gigante de comunicaciones Verizon y otras compañías lograron el año pasado sacar adelante una ley estatal que prohibía que municipios de Pensilvania construyan redes de banda ancha si empresas privadas son capaces de ofrecerlas en el plazo de catorce meses. Restricciones similares han sido adoptadas por una quincena de Estados de la Unión. El centro de la ciudad de Filadelfia ya cuenta con conexión inalámbrica a internet Filadelfia se plantea desplegar la mayor red Wi- Fi del mundo para facilitar el acceso a la red como un servicio público El proyecto piloto ha comenzado en el centro de la ciudad y zonas marginales b La industria de telecomunicacio- Navegar por 5 dólares mensuales Aun así, Filadelfia logró hacerse en noviembre con una excepción a esta norma, prometiendo la cooperación con empresas privadas y exhibiendo el ejemplo de programas piloto implantados en zonas marginales de la ciudad. A través de estos programas comunitarios, residentes en zonas pobres son capaces de conectarse a la red por 5 dólares mensuales con ayuda de viejos ordenadores personales remodelados para aceptar señales inalámbricas. El propio Ayuntamiento de Filadelfia aspira a ser un destacado usuario de este proyecto con múltiples aplicaciones, desde facilitar el trabajo de inspectores sanitarios sobre el terreno hasta agilizar las tasaciones de viviendas. Por no decir la posibilidad de que agentes de Policía puedan bajarse instantáneamente la foto de sospechosos mientras patrullan por las calles de la ciudad. Usos que además ahorrarían a esta ciudad con notorios problemas presupuestarios la actual necesidad de contratar servicios privados de acceso a internet. Gigantes de la industria informática, como Microsoft, siguen con atención la experiencia de Filadelfia, que también ha generado todo un debate sobre la bondad de que los poderes públicos compitan con empresas privadas a la hora de comercializar el acceso a internet en un país como Estados Unidos. La industria de las telecomunicaciones insiste en que estas pioneras redes municipales sólo van a producir un pésimo servicio para el consumidor e imponer tecnología obsoleta, además de suponer un mal gasto del dinero de los contribuyentes. nes se opone a la iniciativa e insiste en que estas redes municipales sólo van a producir un pésimo servicio para el consumidor PEDRO RODRÍGUEZ. CORRESPONSAL FILADELFIA. Las nuevas ideas no han escaseado nunca en Filadelfia. La cuna política del gigante americano, donde se redactaron la Declaración de Independencia y la Constitución de Estados Unidos, pretende ahora convertirse en el mayor hot spot (punto de acceso) mundial de acceso a internet. Los regidores de la ciudad quieren, con la ayuda de la tecnología inalámbrica Wi- Fi y una inversión que se ha estimado en ocho millones de euros, ofrecer esa red como un servicio municipal más, similar al transporte público, para todos sus residentes en una superficie de unos 350 kilómetros cuadrados. El proyecto, cuya aplicación experimental ya se está realizando en el histórico centro de Filadelfia y algunas zonas marginales, aspira, para mediados del año que viene, ofrecer acceso a internet a un millón y medio de residentes, con una estructura de tarifas de bajo coste o gratuitas. La responsable tecnológica de la ciudad, Dianah Neff, cuenta con empezar este mismo verano las obras de infraestructura necesarias para llevar a término de una manera gradual esta iniciativa, cuya magnitud no tiene parangón en Estados Unidos. Aunque todos los detalles del proyecto todavía no están formulados, para cumplir el ambicioso objetivo de facilitar internet para toda Filadelfia se requiere la instalación de alrededor de 4.000 antenas en las farolas de la ciudad, lo que crearía una masiva red de banda ancha a la que los usuarios podrían acceder fácilmente tanto desde espacios públicos como desde dentro de sus casas con inversiones módicas. Para disponer de acceso a internet por Inseguridad en el hot spot del Gobierno de Estados Unidos Las redes Wi- Fi de los organismos del Gobierno de EE. UU. corren serio riesgo de ser interceptadas por piratas informáticos, según un informe de la Oficina de Supervisión del Gobierno (GAO) Ésta ha señalado que las redes presentan riesgos de seguridad significativos informa Efe. Y añade que los departamentos del Gobierno federal estadounidense no han implementado totalmente controles clave para evitar ataques, que pueden incluir a las redes, pirateo de contraseñas o uso no autorizado del sistema. El documento indica que nueve de las 24 agencias gubernamentales no tienen planes de seguridad para este tipo de comunicaciones, mientras que 13 no requieren que sus redes Wi- Fi estén instaladas de forma segura. Además, la mayoría de los departamentos y agencias no supervisan el tráfico en esas redes para detectar la presencia de intrusos. Por ejemplo, el informe señala que un pirata informático sentado en un banco de un parque cercano a edificios oficiales podría entrar en las redes Wi- Fi sin protección.