Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 1 6 2005 Internacional 29 EL NO FRANCÉS A EUROPA ESTADOS UNIDOS ANALIZA EL PASO EN FALSO Washington recibe con suma discreción la crisis en torno al futuro de la UE Inquietud norteamericana ante el panorama de un Viejo Continente ensimismado b La Administración Bush, que se esfuerza en superar el daño causado por la guerra de Irak a las relaciones trasatlánticas, recuerda que desea una Europa fuerte PEDRO RODRÍGUEZ. CORRESPONSAL WASHINGTON. Aunque George W. Bush dedicó ayer casi una hora de rueda de Prensa a contestar decenas de preguntas domésticas e internacionales, el presidente de Estados Unidos evitó pronunciarse sobre la crisis institucional que se plantea en Europa tras el no francés al Tratado Constitucional y el previsible rechazo holandés. La Casa Blanca ha decidido adoptar una postura de suma discreción, limitándose a defender su voluntad de mantener las mejores relaciones posibles con el Viejo Continente. En un escueto comunicado, el Departamento de Estado se limitó a destacar la continuidad de los vínculos trasat- lánticos y los intereses comunes. Según el portavoz Noel Clay: Nosotros damos la bienvenida a una Europa fuerte, integrada y que sea un efectivo socio para hacer frente a los muchos retos que compartimos. Ahora, tenemos ese tipo de relación con la Unión Europea y esperamos seguir construyendo esa relación, con independencia de cómo evolucione George W. Bush durante su conferencia de prensa ayer en la Casa Blanca ticamente debilitados en Gran Bretaña, Alemania, Francia e Italia. Con todo, no faltan quienes se alegren vengativamente por la problemática situación planteada en Francia. Una especie de cósmico castigo, merecido por la actitud antiamericana abanderada por el Gobierno de Jacques Chirac. Como explicaba al Herald Tribune Philip Gordon, especialista del think- tank Brookings Institution, con independencia del resultado, los críticos de Francia en Estados Unidos habrían encontrado motivo para regocijarse. Si Francia votaba a favor de la Constitución hubieran dicho que insisten en construir una Europa unida con una sola política exterior contraria a Estados Unidos. Ahora que han votado en contra, dirán que REUTERS No es una buena noticia En Estados Unidos no se oculta que el batacazo sufrido por las elites políticas europeas no es una buena noticia para superar los problemas planteados por el uso de la fuerza en Irak y abrir un nuevo capítulo de cooperación constructiva en cuestiones como China, la proliferación de armas no convencionales o la resurrección del proceso de paz en Oriente Próximo. Analistas y altos cargos en Washington han recibido con inquietud el panorama de un Viejo Continente ensimismado y con una serie de gobiernos polí- los franceses demuestran su nacionalismo, poca visión de futuro e incapacidad para trabajar con otros El Wall Street Journal afirmaba ayer en su página editorial que el referéndum francés debe interpretarse como una victoria de la democracia contra un opaco proceso elitista que muy poca gente realmente comprendía Pero el influyente diario financiero insiste en que el resultado no debe interpretarse por Estados Unidos como una derrota de la moneda común europea apuntando que el euro ha sido una fuerza liberalizadora en Europa A juicio del Washington Post, la unidad europea no prosperará a menos que se resuelvan la ansiedad generada en torno a sus objetivos geopolíticos y una economía competitiva.