Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 Nacional MIÉRCOLES 1 6 2005 ABC Una pintada en las calles de Berga acusa a los Mossos d Esquadra de cobardes Han dejado de ser la policía guapa mientras la Policía Nacional hacía cumplir la ley. Ahora se les culpa de no haber estado en el concierto en el que unos violentos mataron a Josep Maria Isanta. Dicen que no vigilaban la zona por no reprimir a los jóvenes Berga culpa a los Mossos TEXTO: DOLORS MASSOT FOTOGRAFÍA: ELENA CARRERAS BERGA. No habrá otra Patum como ésta. Nunca una celebración ha tenido una resaca tan dolorosa. Recuerdan los de la capital del Berguedà que en 1941 murió un soldado por un golpe de la cola del Àliga uno de los personajes de la fiesta. Era la única desgracia en todo un siglo. Ahora sólo queda el drama y Berga se ha levantado en pie de guerra contra los quince detenidos. A algunos de ellos se les considera culpables del sinvivir en que está la población desde hace unos tres años. Y es que la muerte de Josep Maria Isanta estaba escrita en cada fin de semana. Aparecía el grupo de violentos y marcaba el territorio, con una señal de navaja, el puño americano de Santiago S. o las patadas y los puñetazos de Pablo M. Los dos cuentan con un amplio historial de desencuentros con la Justicia, que siempre han acabado calificados como faltas. Unas veces ocurría en Berga, pero otras en Sallent, Puig- Reig o Pobla de Lillet, a pocos kilómetros. Los Mossos d Esquadra los conocían, pero también conocían a una de sus madres, la de los catoños Se le llama la matriarca y acude a los juzgados con el Código Penal en la mano. Sus hijos han conjugado muchas páginas del código en primera persona: droga, hurtos, lesiones, incluso piromanía pagada en Castellón. De sus dieciséis hijos, unos han muerto y otros están en prisión excepto el ahora detenido. A la familia se la expulsó de Ciudad Meridiana, de Sallent y de Puig- Reig, donde todos los comercios decidieron no venderles productos para obligarles a que se marcharan. La madre no sólo no ha pedido disculpas por lo ocurrido: por TV 3 dijo que lo que pasa es que su hijo tiene un par de c... y se ha f... a todas las bergadanas, mientras que los del pueblo son unos maric... Y palabras de este calibre, con la muerte de Pep todavía en los ojos de sus amigos, pedían ayer un grito de fuego, como el de los diablos de la Patum, incendiados por dentro. La cacerolada de ayer a las ocho de la tarde era un clamor contra la idiotez. Y procuraba ser un clamor con seny aunque cuesta, porque la herida está muy abierta. Y porque Josep Maria Isanta murió por la idiotez en grupo. Por un están allí, vamos a pillarlos Pero es que con la muerte de Pep van saliendo otros demonios. Dos detenidos ya están en la cárcel Modelo La juez Gabriela Sagrario dictó el lunes auto de prisión contra Santiago S. P. y Pablo M. por tentativa de asesinato y asesinato, respectivamente. Ambos están en la Modelo de Barcelona, con un largo historial delictivo. Consta en el auto de prisión que Santiago S. P. era el cabecilla del grupo, aunque al cierre de esta edición no se conocía el autor material de la muerte del joven Josep Maria Isanta, de 22 años. La titular del Juzgado número 1 de Berga siguió ayer tomando declaración en las dependencias de los Mossos d Esquadra al resto de detenidos, mientras que los cuatro menores ingresaron en un centro educativo. Se espera que hoy decrete otros autos de prisión. Por qué no estaban en el concierto Más de uno se pregunta por qué tardaron tanto en llegar los Mossos al lugar de la reyerta, si Berga es pequeña como un dedal. Ellos dicen que la primera llamada no se entendía y hubo que repescarla. Lo que no explican es por qué no había presencia policial en el concierto por el que andaban Pep y sus amigos. Es para que los jóvenes no se sintieran coaccionados dice el alcalde, Ramon Camps. En cambio, Joan Ramon Bella, portavoz de la Plataforma de Entidades, tiene otra explicación: Hacían dejación de sus funciones. Se habían acobardado y preferían que no les increparan los jóvenes. ¿Para qué está la Policía autonómica, entonces? Ahora van saliendo otras historias. Por ejemplo, que los jóvenes de Berga están en contra de los Mossos porque dicen que sólo van contra los débiles. Tienen sus motivos para decir esto: en el año 2000, cuatro chicos del pueblo presenciaron una pelea. Uno de los agresores les amenazó con navaja a ellos. Quisieron denunciarlo en comisaría y en vez de ser atendidos fueron detenidos. Les tuvieron veinticuatro horas incomunicados, en prisión y bajo trato vejatorio. Este año, un juzgado de Manresa les ha dado la razón mien- tras ha culpado a los Mossos por un comportamiento tan deplorable. Eso, en una localidad de 16.400 habitantes no se olvida, dice Fina, madre de uno de los afectados y directora de la Escuela de Música. Otro caso de mala actuación se vivió el año pasado. Fue el que provocó que alguien escribiera en una pared Mossos cobardes Esa vez se trató de un operativo con el que se pretendía desarticular una supuesta banda de narcotraficantes. Los Mossos cachearon de arriba abajo a unos veinte jóvenes en medio de un sonoro artificio. Resultado de la investigación: alguna papelina que daba la risa. Eso sentó muy mal, porque los Mossos antes iban de policía amiga pero con el traspaso de competencias a las comunidades autónomas, se convirtieron en los malos de la película, los que hacen cumplir la ley, cosa que antes hacía la Policía Nacional. Por eso las entidades cívicas reclaman ahora responsabilidades a los Mossos: ¿dónde estaban- -dice Bella- -cuando es obligación asegurar la protección ciudadana en un concierto? Lo dice la normativa de las fiestas. Si hay que actuar con contundencia, se actúa, y no se permite que los delincuentes se vayan haciendo los amos Debe ser muy grave lo que ha ocurrido en esta localidad porque, como explica el pintor Xavier Gassó, aquí se ha vivido la crisis del sector textil y la crisis de la minería, pero en ninguno de los dos casos la gente salió a la calle. Ahora, en cambio, sí han salido. Eso da idea de lo que ha pasado con la muerte de Pep