Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
96 Deportes TENIS ROLAND GARROS MARTES 31 5 2005 ABC (viene de la página anterior) PERFIL Nadal: El público no se comportó bien el domingo, todo por la decepción de la derrota de Gasquet Robredo rentabilizó su tesón y trabajo ante un Safin que perdió su último saque al hacer dos dobles faltas ble ante algo así, pero por otro me reprocho no haber sabido controlarlo Pero aún restaba el fin de fiesta para los representantes españoles. Tommy Robredo se enfrentaba a Marat Safin, uno de los más firmes candidatos para el título tras su exhibición frente a Ferrero en la ronda anterior. Jugar contra el ruso se convierte muchas veces en una lotería. Entra y sale del partido sin previo aviso. Puede encadenar media hora de momento sublimes y clavarte un 1- 6 (segundo set) o acumular los errores más garrafales para perder él por 6- 1 (tercera manga) Se medían pues la inspiración nómada e inestable del moscovita con la regularidad casi espartana del de Hostalrich. Genio contra tesón. Y por una vez el trabajo y el esfuerzo tuvieron su recompensa ante alguien más brillante, pero también mucho más desequilibrado. Robredo se refugió en su fuerza mental. Sabía que su opción residía en alargar el choque y llevarlo a los momentos de máxima tensión. No podía derrumbarse por nada ni perder la fe en sus dos virtudes principales: la paciencia y la garra. No se hundió. Ni cuando regaló el cuarto set al tirar un 40- 15 que permitía el 4- 6 de Safin y llevaba el encuentro a la quinta manga. Tampoco cuando desaprovechó en ésta el break arriba que le puso con 3- 2. Se sucedieron los empates a tres, cuatro, cinco y seis. Safin esperaba su racha. Robredo aguardaba su oportunidad y se le presentó en el decimotercer juego. El servicio explosivo y virtuoso de Safin falló en el momento más inoportuno. Dos dobles faltas (la tercera del set y la quinta del partido) pusieron el 7- 6 para el español. Sacaba para ganar. Todo estaba en su raqueta. Y no falló, o mejor dicho, erró su rival El español se medirá ahora con Davydenko, otro ruso, otro top 10 aunque éste sea de un corte muy diferente al de Safin. Nacido en Ucrania, su fuerza esta en la brega. Será un cuarto de forzados. DAVID FERRER La otra revelación del año Si no se hubiera producido la eclosión de Nadal, la sensación de la temporada sería este alicantino El tenista al que no le gustaba viajar D. P. David Ferrer en el momento de culminar su triunfo ante Gaudio EPA Resultados Hombres, octavos Cañas (Arg, 9) a Kiefer (Ale, 28) por incomparecencia; Davydenko (Rus, 12) a Coria (Arg, 8) 2- 6, 6- 3, 7- 6 (1) 6- 2; David Ferrer (20) a Gaudio (Arg, 5) 2- 6, 6- 4, 7- 6 (5) 5- 7, 6- 4; Nadal (4) a Grosjean (Fra, 23) 6- 4, 3- 6, 6- 0, 6- 3; Puerta (Arg. a Acasuso (Arg. 6- 4, 6- 1, 6- 1; Robredo (15) a Safin (Rus, 3) 7- 5, 1- 6, 6- 1, 4- 6, 8- 6. Mujeres, octavos Sharapova (Rus, 2) a Llagostera, 6- 2, 6- 3; Ivanovic (Ser, 29) a Schiavone (Ita, 22) 6- 4, 6- 7 (3) 6- 3; Henin (Bel, 10) a Kuznetsova (Rus, 6) 7- 6 (6) 4- 6, 7- 5. Henin, contra las cuerdas En categoría femenina, se centró la atención en el duelo que mantuvieron Svetlana Kuznetsova y Justine Henin. La rusa formada en Barcelona, que acabó entre lágrimas, dispuso de dos bolas de partido. La belga se salvó de forma increíble y protagonizará el duelo más esperado de los cuartos de final, frente a una Maria Sharapova que busca las semifinales, pero también el número uno mundial. David Ferrer (23 años) eclipsado por el brillo de Rafael Nadal (son muy buenos amigos) parece que no existiera y, sin embargo, ya se encuentra muy cerca del top ten mundial. Si no le ha ido aún mejor es porque ha tenido la mala suerte de ir cruzándose en el camino del balear en todos los momentos importantes del año. David fue una de las sensaciones del Masters Series de Miami. Alcanzó las semifinales y fue a toparse de frente con un Nadal lanzado, que sólo perdería en la final ante Federer. Repitió en Roma. Cuajó un extraordinario torneo hasta el punto de plantarse de nuevo en la penúltima ronda y, otra vez, se estampó contra Rafael. Aquel fue un partido cerrado y apretado en el que el balear, que luego sería el campeón, estuvo a punto de perder, como reconocería públicamente: David jugó mejor que yo e hizo más méritos Y hoy, en los cuartos de París, vuelven a cruzarse sus destinos. Tímido en su vida privada es, por contra, un conversador incansable en la pista. Es su forma de luchar contra la tensión. Habla consigo mismo (para recriminarse) con su entrenador (para lamentarse) con su rival, con el árbitro y hasta con el público. Posee un juego muy completo y una condición física de corredor de fondo: Yo con mi estilo sólo ganó a fuerza de correr y de pelotear Apodado Ferru (hierro) tiene una debilidad: su familia y su entorno. Sólo en este último año, al haber madurado, ha conseguido sobrellevar lo que más odia en esta profesión que le encanta: viajar y estar separado de los suyos. Su entrenador, Javier Piles, lo reconoce: No podemos estar mucho tiempo fuera de casa porque es muy sentimental Se dio a conocer en 2002 al conquistar el Master Nacional ante Alex Corretja, año en el que ganó su único torneo ATP (Bucarest) Pero se ha pasado dos temporadas curándose el mal de la nostalgia antes de convertirse en el gran jugador que todos esperaban.