Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 31 5 2005 95 Deportes DOMINGO PÉREZ, ENVIADO ESPECIAL PARÍS. Día de gestas para el tenis español. Rafael Nadal dominó al público francés. Lo silenció y puso en su sitio al taimado Sebastien Grosjean rematando con un gran juego el partido aplazado el domingo. David Ferrer, que será el rival del manacorí en los cuartos de final- -con lo que la Armada se asegura un semifinalista- protagonizó la gran hazaña de la jornada al eliminar al actual campeón, Gastón Gaudio en una asombrosa remontada en el quinto set (levantó un 0- 4) Y, por fin, un Tommy Robredo serio, concentrado, con una fuerza mental asombrosa, descabalgó al ruso Marat Safin en un hermoso partido disputado de poder a poder. Quique Sánchez Flores será el próximo entrenador del Valencia y el Getafe piensa en Míchel como relevo Tres españoles se ganan los cuartos a pulso Nadal saldó sus cuentas con Grosjean; Ferrer apeó al campeón, Gaudio, y Robredo batió a Safin Triunfo increíble de Ferrer Estaban los periodistas argentinos haciendo cuentas. Veían unos cuartos de final repletos de sus jugadores. Serían cuatro según unos cálculos que no pecaban de optimistas. Respondían a la lógica aplastante de los hechos. A Cañas le había regalado la clasificación la retirada del alemán Kiefer. Puerta y Acasuso se batían por la segunda de las plazas. Coria parecía tener controlado a Davydenko, aunque luego se le revelara. Y a Gaudio sólo le faltaba lanzar la última paletada para acabar de enterrar a Ferrer. El de Jávea perdía por 0- 4 en la manga final. Se encontraba con un pie en el avión cuando se conjugaron los fantasmas de Gaudio con la desesperación de Ferrer. Los primeros se engancharon al maravilloso revés del argentino lastrando su juego hasta límites dramáticos. La segunda desinhibió la derecha del español hasta márgenes insospechados. Se la jugó. Arriesgó y le salió bien. El juego para poner el 4- 3 fue decisivo. El suramericano llegó a ir con un 40- 15 y luego disfrutó de dos ventajas. Cuando David rompió con su segunda bola ya estuvo seguro de ganar y firmó seis juegos consecutivos para ser uno de los ocho mejores en París. Robredo y Nadal celebran con un gesto común su pase a cuartos de final de Roland Garros AFP EFE El duelo entre Nadal y Ferrer asegura un semifinalista español en Roland Garros Quedaba la duda de cómo recibiría el público a Rafael Nadal tras el tumulto del domingo. El chaval se esperaba lo peor, pero de un día a otro cambia la gente en las gradas y, en cualquier caso, no permitió que se calentarán los franceses. Cerró el tercer set con un 6- 0 y el cuarto y el partido, con un 6- 3. Supuso un trabajo más quirúrgico que espectacular, pero sobre todo muy rentable. En la pista arregló sus cuentas pendientes con Grosjean, pero también en la sala de prensa: El público no se comportó ayer (por el domingo) de una forma correcta. Jamás viví una situación así en España, ni en los torneos ni en las eliminatorias de la Copa Davis. Diez minutos parados bajo una bronca enorme. Fue increíble. Tampoco vi nunca algo parecido por televisión. El árbitro actuó correctamente, la pelota era buena y su actitud fue la que marca el reglamento, aunque creo que deberíamos habernos ido y haber dejado que se calmaran los ánimos Tampoco estuvo bien- -recordó y analizó- -lo que hizo Grosjean. Él sabía que no tenía razón y, sin embargo, incitó al público. Está claro que todo vino provocado por la decepción que sentía la gente después de la derrota ante Gasquet, un partido del que se había hablado mucho, y encontraron justificación para hacerla pública Y se mostró inquieto por su supuesta debilidad: Lo que más siento es que todo eso me afecta. Por un lado me digo que es muy difícil permanecer impasi (pasa a la página siguiente)