Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
84 MARTES 31 5 2005 ABC Economía China desafía a EE. UU. y a la UE al eliminar las tarifas de exportación de 81 productos textiles Pekín da marcha atrás después de anunciar la pasada semana la subida de las tasas de 74 prendas b El gigante asiático promete que volverá a imponer dichos impuestos si Washington y Bruselas levantan las cuotas previstas para frenar la avalancha de ropa china PABLO M. DÍEZ. CORRESPONSAL PEKÍN. Tan sólo una semana después de que China anunciara que iba a subir las tarifas de exportación de sus productos textiles para no seguir inundando los mercados europeos y estadounidenses, Pekín dio ayer marcha atrás y decidió abolir dichas tasas en 81 categorías de prendas. En un recrudecimiento de la guerra comercial que enfrenta al gigante asiático con Washington y Bruselas, el Ministerio de Comercio chino reveló en un comunicado difundido por su página web que eliminaba 78 impuestos fijados el pasado 1 de enero, como el que afectaba al hilo de lino, y otros tres establecidos el 20 de mayo. No obstante, el Ejecutivo de Pekín dejaba la puerta abierta a la adopción de nuevo de dichas tasas siempre y cuando Estados Unidos y la Unión Europea (UE) renunciaran a las cuotas que ambos han previsto contra las importaciones textiles que tienen su origen en China. El régimen comunista responde con este desafío al último órdago lanzado por la UE, que el pasado viernes optó por plantear el conflicto ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) Aunque las autoridades comunitarias habían dado de plazo hasta hoy para negociar una solución a la disputa, Bruselas parece haber agraviado al coloso oriental con su recurso ante la OMC. Y es que, de manera automática, y a la espera de seguir discutiendo un acuerdo durante los próximos tres meses, la UE imponía unas cuotas para evitar que las importaciones de dos objetos procedentes de China, las camisetas y el hilo de lino, se elevaran más de un 7,5 con respecto al año anterior. sas a la exportación de 148 categorías de prendas. Sin embargo, tales medidas no surtieron mucho efecto porque, sólo en los primeros meses del año, las exportaciones de ropa china a EE. UU. y los países que componen la UE se dispararon espectacularmente, llegando en algunos casos a subidas de hasta el 534 No se descartan otras disposiciones Esta anulación de las tarifas aplicadas sobre las transacciones internacionales textiles de China podría venir acompañada, no obstante, de otras disposiciones gubernamentales para tomar las riendas de las exportaciones. Así lo ha anunciado ya el ministro de Comercio, Bo Xilai, quien no descartó imponer condiciones a las empresas chinas para que eleven el nivel de calidad de sus productos, de manera que dichas firmas deberían modificar sus planes de ventas al extranjero Además, Pekín está dispuesto a fortalecer sus controles sobre la inversión de capital para impedir que una proliferación de este tipo de firmas acabe saturando el mercado mundial. Con estas regulaciones, el gigante asiático podría, al mismo tiempo, reestructurar su enorme sector textil, que cuenta con 32.000 compañías exportadoras y emplea a 18 millones de personas que cobran unos suelos contra los que es imposible competir: algo menos Cadena de producción, en un sector que emplea a 18 millones de trabajadores a EE. UU. y a la UE a desechar sus medidas de salvaguardia, pocos podían imaginarse que la respuesta del Ejecutivo chino se iba a aplicar sobre un número de prendas tan elevado. AFP Para contrarrestar los efectos de la supresión del sistema de cuotas que regía el comercio textil mundial, totalmente liberalizado desde el pasado 1 de enero, el gigante asiático impuso ta- Empresas españolas optan a las adjudicaciones de autopistas, trenes de alta velocidad y aeropuertos chinos P. M. D. CORRESPONSAL PEKÍN. Dentro del asalto al mercado chino lanzado por las empresas españolas, una treintena de constructoras, fabricantes y compañías concesionarias se han propuesto obtener alguna de las numerosas adjudicaciones de infraestructuras que el gigante asiático está licitando como consecuencia de su imparable crecimiento económico. Acompañados por la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, los empresarios españoles se han entrevistado con los responsables de los Ministerios de Ferrocarriles, Construcción y Comunicaciones. Entre los proyectos más suculentos, destacan las líneas de trenes de alta velocidad que Pekín quiere poner en marcha en los próximos años, y que han despertado el interés de compañías de la talla de Renfe, Talgo, Al- No pilló por sorpresa De todas maneras, la reacción del Gobierno chino contra esta medida, similar a las restricciones aprobadas por EE. UU. sobre siete tipos de prendas, ya se venía barruntando desde la semana pasada. Concretamente, desde que Pekín asegurara que no incrementaría las tarifas de exportación de los productos que fueran sometidos a cuotas por parte del gigante norteamericano y del Viejo Continente. A pesar de esta amenaza, con la que China pretendía recuperar el control de sus ventas internacionales y forzar batros, que ya está produciendo en China, y Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles (CAF) Esta última firma presentó en el foro hispano- chino del pasado fin de semana en Shangai su modelo ATPRD 5- 120, que alcanza los 275 kilómetros por hora y puede circular por vías de ancho ibérico e internacional. No en vano, Pekín ha avanzado que las primeras líneas de alta velocidad comunicarán Pekín con Tianjin, a un centenar de kilómetros, y Shangai, a más de mil. Además, el coloso oriental, que avanza a marchas forzadas hacia la economía de mercado, tiene intención de ir liberalizando gradualmente sus servicios públicos, por lo que las compañías españolas podrán paliar así el retraso con el que las industrias nacionales se han asentado en China. En este sentido, destacan los planes del grupo Minn, una de las concesionarias de autopistas más potentes del mundo, para luchar por alguna de las nuevas rutas por carretera que se abrirán en los alrededores de Pekín. Aprovechándose de esa mejora, la compañía Alsa, una de las primeras en desembarcar en el gigante asiático, sumará 20 nuevas líneas de autobuses en el interior del país a las 68 que gestionan en la costa oriental. De igual modo, la visita de la ministra ha desbloqueado el proyecto de City Sightseeing, que desde hace tres años se ha empeñado en explotar una línea de autobuses turísticos descubiertos que recorrerán los puntos más emblemáticos de Pekín. Las autoridades chinas, que temen que los disidentes utilicen estos vehículos para lanzar octavillas contra el Gobierno, han paralizado la iniciativa, que finalmente saldrá en verano, tras eliminar del trayecto la plaza de Tiananmen. Junto a Ferrovial, Abengoa e Indra, Aena también ha establecido contactos para contribuir a la mejora y ampliación del sistema de aeropuertos de China.