Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 Internacional EL NO FRANCÉS A EUROPA REPERCUSIONES EN ESPAÑA MARTES 31 5 2005 ABC Zapatero cree que los grandes proyectos humanos acaban afirmándose por encima de las dificultades Blanco ve la crisis como una rampa para que el dirigente español lidere el proceso de construcción europea b El PSOE opina que el no fran- cés a la Constitución puede ser un plus para que España negocie en mejor posición la compleja financiación para los próximos años M. MARÍN MADRID. El Gobierno español quiso huir de cualquier imagen de pesadumbre porque pese a que el varapalo francés a la Constitución Europea ha sido grave, no es insalvable ni todo está perdido. Por eso, el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, hizo ayer una declaración institucional que sonó a la desazón propia de la afición que ve caerse al atleta a mitad de carrera, pero que confía en que se se levante y remonte porque la competición hasta la meta es larga... y Europa, fuerte. De hecho, hasta noviembre de 2006 no habrá terminado el plazo para que todos los países de la UE avalen el Tratado de la Constitución Europea. Las primeras palabras de Zapatero en su declaración fueron un recordatorio de que Francia es el primer país que dice no al texto constitucional, pero antes sí lo han refrendado Alemania, Austria, Eslovaquia, Eslovenia, Hungría, Grecia, Lituania, Italia y España, primero que lo hizo el pasado 20 de febrero mediante referéndum. Su segundo mensaje fue un abierto emplazamiento a evitar la rendición de Europa: Respeto el pronunciamiento de Francia, un país amigo, fundador y motor además, de la Unión Europea; pero desde el profundo respeto, el Gobierno español considera que el proceso de ratificación debe seguir según las previsiones de la propia Constitución No todo empieza y termina en Francia, pese a su categoría de relevante locomotora europea con importante capacidad de influencia sobre los demás países de la Unión. se a ser consciente de la grave crisis en la que entra la UE- -acaban afirmándose por encima de las dificultades. La construcción europea es un gran proyecto y acabará superando los obstáculos porque Europa no es el problema, es la solución Pero más allá de la declaración de Zapatero, la Permanente de la Ejecutiva del PSOE añadió dos argumento más a la interpretación que han hecho los socialistas del referéndum galo. José Blanco, número dos del PSOE, sostuvo ayer que pese a que lo ocurrido en Francia es un revés servirá como rampa para que José Luis Rodríguez Zapatero lidere el proceso de construcción europea impulsándola y bus- cando fórmulas para superar el obstáculo Además, Blanco indicó que el no francés podría suponer incluso un plus para que nuestro país juegue mejores bazas en la negociación de las perspectivas financieras de la Unión Europea, en la que España parte de una situación incómoda y poco halagüeña. Zapatero, contrariado, tras la declaración institucional que leyó en el Palacio de la Moncloa JAVIER PRIETO Hasta que no voten todos... El tercer mensaje se apoyó en una velada interpretación según la cual la votación en Francia se produjo en clave de política interna y, en concreto, de castigo a Jacques Chirac. Por ello, emplazó a los líderes europeos a tomar nota del malestar que esta votación expresa, y a la vez, redoblar esfuerzos para explicar que esta Constitución consagra los derechos y libertades de los europeos, así como nuestro modelo social Sólo al final de ese esfuerzo, cuando se hayan pronunciado los 25 países de la Unión y no sólo los diez que lo han hecho hasta el momento será el momento de hacer un balance definitivo y decidir los siguientes pasos Zapatero dijo que los españoles hicimos lo correcto al dar el sí al Tratado por lo que supone de apuesta de futuro y por dejar de lado los miedos Los grandes proyectos humanos- -concluyó un Zapatero optimista pe- Rajoy acusa al Gobierno de ir detrás del eje perdedor en perjuicio de los intereses nacionales del PP alerta del peligro de aceptar una aprobación parcial del texto precisamente en aquellos capítulos que más perjudican a España CRISTINA DE LA HOZ VIGO. El cambio de política exterior protagonizado por el Gobierno de Rodríguez Zapatero se ha saldado con un afán de seguidismo del eje perdedor según el demoledor análisis que realizó ayer el líder del PP, Mariano Rajoy, a la hora de comentar los resultados del referéndum sobre el Tratado constitucional celebrado en Francia. Rajoy quiso acallar a los que afirb El presidente man que aquí no ha pasado nada y calificó de preocupante lo acontecido en el país vecino, aunque recordó que a pesar del rechazo francés no hay vacío político ni institucional, puesto que, en cierto modo, sigue funcionando el Tratado de Niza. El Partido Popular Europeo intentará llevar una posición consensuada ante los nuevos acontecimientos, de los que Rajoy interrogará al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en la sesión de control de mañana miércoles en el Congreso. El presidente del PP dijo esperar que Zapatero se tome las cosas más en serio respecto al cambio de rumbo de la política exterior española, un seguidismo que calificó de inútil y perjudicial porque sus primeros efectos fueron la pérdida de peso de España en el nuevo reparto de poder interno, seguido de la sustitución de Madrid por Roma para la firma del Tratado Europeo; la liquidación del pacto de estabilidad y, por último, la delicada situación en que queda nuestro país cuando a partir del 17 de junio comience a hablarse de las futuras perspectivas financieras. En este sentido, Rajoy se mostró contrario a retrasar la negociación por el peligro de que España pueda perder entre seis y siete billones de las antiguas pesetas y muchas Autonomías dejen de ser objetivo uno para el reparto de fondos. Además, el presidente del Partido