Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 31 5 2005 25 La presidenta de la CDU alemana, Angela Merkel, fue designada ayer candidata a la Cancillería Un doble atentado en Bagdad provoca 29 muertos y más de cien heridos en Bagdad El euro, a la baja y a la espera de Holanda M. J. PÉREZ MADRID. En una jornada marcada por el no francés a la Constitución europea, el euro cayó por debajo de los 1,25 dólares, el nivel más bajo desde hace siete meses, si bien los analistas consultados aseguran que los inversores ya lo habían descontado la semana pasada. El resultado del referéndum francés no tiene por qué ser una amenaza para la Unión Monetaria, que es la base del euro y del Banco Central Europeo (BCE) aunque desde luego plantea interrogantes sobre la futura integración europea afirma un operador de una importante caja española. En octubre del año pasado, en concreto en la sesión del 16 de dicho mes, la cotización del euro frente al billete verde se situó en 1,2394 unidades. Durante la jornada de ayer, la divisa europea, que comenzó el día ya depreciándose frente a la americana, llegó a caer hasta los 1,2466 dólares, si bien luego pudo recuperar ligeramente parte de las pérdidas, hasta cotizar en la sesión de Fráncfort a 1,2469 dólares. Mientras, el BCE fijó un cambio oficial del euro frente al dólar en 1,2472. Tras el no francés, los mercados descuentan ya el no holandés, país donde votan mañana. Bruselas traslada a los Ejecutivos de los 25 la tarea de salvar la Constitución Reconoce fallos de comunicación pero no admite responsabilidades b Los electores franceses no han comprendido la Constitución. pero quienes debieron habérsela explicado no se consideran responsables del fracaso ENRIQUE SERBETO. CORRESPONSAL BRUSELAS. La Comisión Europea se lava las manos, ignora cualquier responsabilidad en el desastre del referéndum del domingo en Francia y pasa la pelota a los gobiernos de los países miembros, que se reunirán en Bruselas los días 16 y 17 próximos. La Comisión está siempre dispuesta a ayudar en esta situación difícil dijo ayer la portavoz del presidente José Manuel Durao Barroso, pero al mismo tiempo, insitió en que lo que hay que retener es que el Consejo europeo abordará esta cuestión en su próxima reunión. El Ejecutivo comunitario atribuye el resultado francés a una falta de información y a un déficit en las políticas divulgativas de la idea europea. Hay que interrogarse- -dijo François Lebaile, la portavoz del presidente de la Comisión- -sobre la forma en que se ha explicado el Tratado a los ciudadadanos franceses debido a que ha habido un déficit de información A toro pasado, insiste en que habría que hacer un esfuerzo para mejorar esta situación. Es cierto que al comienzo de su mandato en noviembre pasado, la Comisión Barroso dijo que estaría a la escucha de los ciudadanos y para ello se creó ex profeso la cartera de Relaciones institucionales y estrategia de la comunicación en manos nada menos que de la vicepresidenta Margot Walstrom. De estos propósitos se ha pasado durante la campaña del referéndum en Francia a una actitud pasiva ante la complejidad del debate y prácticamente destinada a hacerse oír lo menos posible, por temor a que la presencia de personalidades de las instituciones de Bruselas incitase a los partidarios del no Desde aquí se gestionó con evidente desacierto el caso de la llamada Directiva Volkestein que por instrucciones de Barroso fue crucificada en público, dando alas a los partidarios del rechazo a la Constitución, en lugar de explicar claramente a los electores que esta legislación no tiene nada que ver con los temores de dumping social de los que hablaban sus adversarios. Yo no seré de los que diga que la Comisión no tiene ninguna responsabilidad en lo que ha pasado reconoció ayer, en un encuentro con periodistas españoles, el comisario de Eco- Javier Solana, en su comparececia ante la prensa ayer en Bruselas AP Las posibles salidas Seguir el proceso de ratificaciones. Cuantos menos noes haya más fácil será salvar el Tratado. Si los holandeses también se pronuncian en contra mañana, todo dependerá de los británicos, que podrían renunciar a ratificar el Tratado, anulando el trámite del referéndum. La decisión británica es la que señalaría la sentencia de muerte de la Constitución. El Plan B mas aceptable sería que un nuevo presidente francés repitiera el referéndum, añadiendo alguna cláusula transitoria particular al Tratado europeo. La alternativa menos deseable es que la Constitución se aplique por trozos y por plazos, como si fueran acuerdos separados que la irían reconstruyendo parcialmente. Los 25 países se reunirán el día 17 de junio para decidir qué pasos tomar. del miércoles, igual que sin duda sucederá en la sesión del Parlamento Europeo de la semana que viene en Estrasburgo, reconoció Le Bail, pero para la portavoz de Barroso, tanto lo que ha pasado en Francia como lo que pueda suceder en Holanda mañana son entuertos que han de enderezar los países miembros y aún así todavía no es el momento de las especulaciones sobre el plan B que oficialmente todavía no existe. Derecho a expresarse Para la Comisión, lo único que está claro es que los 25 países han firmado el Tratado y que eso constituye en sí mismo un compromiso de que lo ratificarán a su debido tiempo. El 49 por ciento de la población, teniendo en cuenta las ratificaciones parlamentarias y las que se han hecho por referéndum (hasta ahora solo España) ya ha dado el visto bueno al proyecto y todos los demás tienen el mismo derecho a expresarse en el periodo previsto para ello. Mientras tanto, las instituciones siguen funcionando, se rigen por los tratados existentes, el de Niza en estos momentos, y ninguna de las políticas que están en marcha se han de ver afectadas. Javier Solana, por ejemplo, ha dicho que la UE tiene ya una responsabilidad en la escena internacional y que va a seguir ejerciéndola con o sin Constitución. Solana debería convertirse en ministro de Asuntos Exteriores y vicepresidente de la Comisión si se aprueba el Tratado, pero ahora todo esto está en el alero. Ayer sin embargo, se declaró partidario de intentar salvar lo que se pueda, por ejemplo la creación del servicio exterior de la UE, que puede empezar a construirse sin más necesidad que el acuerdo de los países miembros. 90 por ciento de los electores de extrema derecha. El 75 por ciento de los electores de centro y derecha moderada han votado sí Tan crudísima realidad social tiene consecuencias brutales. Veintitantos años de demagogia de izquierda y derecha han precipitado enfrentamientos esquizofrénicos entre las elites y las clases populares. Michel Barnier, ministro de Asuntos Exteriores, considera imposible renegociar el Tratado rechazado y, consciente de que Francia queda en posición muy débil, declara: Es la primera vez en 50 años que franceses y alemanes divergen en Europa sobre un problema fundamental A su juicio, la construcción política de Europa está cambiando de rumbo y añade: Se está imponiendo la idea anglosajona de una Europa mucho más liberal El presidente Chirac busca desesperadamente aliados, para intentar sacar cabeza desde el hoyo donde lo ha hundido el rechazo brutal de sus compatriotas; y afirma que defenderá con energía los intereses nacionales, cuando ha sido él mismo quien ha acelerado el declive de Francia. La recta final del segundo mandato del jefe del Estado comienza con el trágico jalón de una catástrofe nacional que precipita una incertidumbre de fondo sobre todo el futuro institucional de la UE. Las instituciones seguirán funcionando, regidas por los tratados existentes aprobados en la cumbre de Niza Solana, que ve su puesto futuro en el alero, aboga por comenzar el servicio exterior de la UE nomía, Joaquín Almunia, que sin embargo comparte la tesis del conjunto del colegio de comisarios de que corresponde a los países miembros buscar una salida al laberinto francés. Naturalmente, la Comisión abordará el tema en su reunión semanal