Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 31 5 2005 Nacional LA PRECAMPAÑA GALLEGA 17 La ministra de Fomento se encontró con que el Plan Galicia no era más que un deseo piadoso Necesitamos un Estado con nervio, que garantice la igualdad. No estamos de acuerdo con debilitar el Estado puesta al día del estatuto, hay que hacerla, y ya hay un clima favorable para ello, con dos requisitos imprescindibles: el primero, consenso, el acuerdo entre las tres fuerzas políticas, y necesariamente también el acuerdo con el PP, sin duda. En segundo lugar, el ámbito constitucional, el respeto al marco que marca la Constitución que nos protege. A partir de estos elementos habrá que buscar una vía gallega, aunque teniendo en cuenta la experiencia de todos los demás. El PSOE, en vista de que el PP y Fraga no movían pieza, puso una propuesta encima de la mesa en la anterior legislatura. Ahora he asumido el compromiso de dejar a un lado la propuesta partidaria y encargar, si tengo la responsabilidad de gobernar, que el Consello Consultivo de Galicia haga un documento independiente, apartidario, que permita empezar a trabajar desde un texto que nos pueda valer inicialmente a todos. A partir de ahí será el Parlamento el que proceda al consenso imprescindible. Los obispos gallegos piden el voto para los partidos que defiendan la familia, la natalidad y la vida ABC MADRID. Los cinco obispos gallegos hicieron público ayer un manifiesto con los criterios que deben seguir los fieles a la hora de decidir su voto ante las elecciones del próximo 19 de junio, entre los que citan la defensa de la vida, desde la concepción hasta la muerte natural, y el respeto a la familia y las condiciones de natalidad. El documento viene firmado por el arzobispo de Santiago, Julián Barrio, y por los obispos de Mondoñedo- Ferrol, José Gea- Escolano; Lugo, José Higinio Gómez; Tui- Vigo, José Cerviño, y Orense, Luis Quinteiro. Elegir libre y responsablemente a nuestros representantes políticos pertenece a las esencias de la dignidad humana, tal y como dice el Concilio Vaticano II recuerdan los prelados gallegos. Los cristianos estamos lla- mados a contribuir al bien común conforme al Evangelio de Jesucristo agregan, antes de ofrecer una serie de criterios que pueden ayudar a decidirse a los votantes. Entre ellos, apuntan a la defensa de la vida en toda circunstancia, desde el momento de la concepción hasta la muerte natural favorecer a la familia y, dentro de ella, la natalidad y poner toda diligencia en fomentar una educación integral que promueva los valores éticos y morales A todo ello suman el planteamiento de proyectos creativos que afronten los problemas que tienen planteados nuestra gente del campo y del mar, y todas las personas que se encuentran en paro Financiación autonómica ¿Es posible una financiación autonómica basada en acuerdos bilaterales? -No le veo sentido alguno. Le hago una reflexión en el marco de la UE; España no define la financiación y su relación financiera con la Unión de forma bilateral. No se le ocurriría pensarlo a nadie. Por lo tanto, necesariamente, hemos de llegar a un nuevo acuerdo que será multilateral y se debe dar por tanto en el Consejo de Política Fiscal y Financiera para ser ratificado posteriormente en ámbito parlamentario. Coincido plenamente con la posición del Gobierno. ¿Debería Galicia adoptar una postura como las de Cataluña o el País Vasco? -Galicia se acerca mucho al concepto de comunidad nacional, nacionalidad histórica, país, o comunidad autónoma en definitiva, a lo que son Cataluña o País Vasco; pero al mismo tiempo formamos parte, como Asturias, Castilla y León, Andalucía o Castilla- La Mancha de la España de segunda velocidad, y por lo tanto sabemos bien que la diversidad y la pluralidad en España son complementarias y no puede existir si no es sobre la base de un proyecto compartido que garantice plenamente la solidaridad entre los ciudadanos y la cohesión. Mi aspiración, y creo que la de la mayor parte de los gallegos, no es debilitar al Estado, necesitamos un Estado con nervio suficiente para que garantice, impulse e incentive la igualdad de todos los ciudadanos.