Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 30 5 2005 Toros 59 MONUMENTAL DE BARCELONA Andrés Palacios abre la puerta grande a base de buen toreo Monumental de Barcelona. Domingo, 29 de mayo de 2005. Un cuarto de entrada. Novillos de La Campana y dos sobreros de El Zurgen (4 y 5 bien presentados y de buen juego en general. Joselito Ortega, de blanco y oro. Pinchazo y estocada (palmas) En el cuarto, estocada que asoma y cinco descabellos. Aviso (saludos) Andrés Palacios, de grana y oro. Pinchazo y estocada (oreja) En el quinto, pinchazo y estocada (oreja) Salió a hombros. Enrique Guillén, de azul marino y oro. Tres pinchazos y estocada (vuelta al ruedo) En el sexto, estocada corta y dos descabellos. Aviso (palmas) llazo menor. Tardeó más por el izquierdo, aunque Castella se puso muy encima en una única tanda. Los viajes surgieron largos. Volvió a los derechazos en un arrimón de tintes ojedistas y la cosa no pasó a mayores con la espada desengrasada. Más montado y apretado, el cuarto. Dos verónicas y una media templadísimas sacaron a relucir la calidad del toro. Los estatuarios anclados al suelo treparon con emotividad por los tendidos y los recuerdos mantuvieron encendida la llama de un público a favor de obra. Aunque esta vez si usó la distancia con generosidad, la abundancia de derechazos acabó con la faena en tono menor y lineal. Un metisaca arruinó la historia, todavía con la suficiente inercia en los tendidos. Salvador Vega naufragó con una desigualdad inaudita con el que tal vez fue el mejor nuñezdelcuvillo, remontado de casta después de unos titubeantes tercios. Se arrancó como un tren con muchos metros de por medio a una muleta acelerada a altas revoluciones. En mitad de faena, Vega se atemperó con el mando en la izquierda y brotaron los naturales de mayor calado de la tarde. Otra vez decayó la faena, como una montaña rusa... Desaprovechada semejante oportunidad, se desdibujó con el garbanzo negro del sexteto. Miguel Ángel Perera no midió la brusquedad de sus toques con un tercero chochón que apenas se sostenía con alfileres. Más bruto el torero que el toro. El sexto fue bravo y Perera le pegó un pase cambiado por la espalda y unos derechazos de mano baja. Pases técnicamente cuasi perfectos, pero... Ahí falta algo. Terminó atascada la faena. Nota: el Consejo de Asuntos Taurinos no quiso guardar un minuto de silencio por el fallecimiento de Salvador Domecq y José Luis Osborne, cuando en esta plaza se han respetado muertes de ganaderos menores, periodistas e incluso mozos de espadas. ÁNGEL GONZÁLEZ ABAD BARCELONA. Andrés Palacios dio una gran tarde de toros. Los buenos aficionados que todavía quedan en Barcelona le tributaron una cerrada ovación al romper el paseíllo en recuerdo del rotundo éxito alcanzado aquí hace un año. Como se ha hecho siempre. Después, el chaval de Albacete combinó a partes iguales disposición y torería y salió a hombros de la Monumental. Ante su primero afloraron exquisiteces a lo largo de una faena marcada por el buen gusto, por esa difícil facilidad con que surge el buen toreo. Al natural llegaron las cotas más altas de una labor que caló muy fuerte en los tendidos. Con el sobrero de El Zurgen acertó de pleno en un planteamiento nada fácil, pues el serio novillo humillaba poco y se quedaba corto. Palacios manejó con sapiencia las distancias y los tiempos, acompañando siempre las embestidas, que al final, por el pitón derecho y en unos ayudados por bajo, se entregaron a su muleta antes poderosa y ya en ese momento cadenciosa. Las orejas que cortó, una a cada enemigo, pudieron ser dobles si Palacios sale a hombros ALBERTO FARICLE en los dos no hubiera pinchado antes de cobrar sendas estocadas. La novillada de La Campana, muy bien presentada, de preciosas capas y en general buen juego, hubo de ser remendada con dos sobreros de El Zurgen, que tampoco dieron muchas dificultades a los matadores. Joselito Ortega se encontró a sí mismo en una buena serie con la mano izquierda a su primero, en un trasteo en el que antes y después se perdió siempre preocupado por las posturas. Con el cuarto anduvo mucho más relajado y de su muleta surgieron templadas series con la derecha. Sin embargo, quiso gustarse al rematar la faena y el relajo se convirtió en rigidez, en apuntes que parecían calcados de las genialidades de Javier Conde. El barcelonés Enrique Guillén derrochó casta, supliendo con voluntad y valor la lógica carencia de oficio de un debutante. FERIA DEL CORPUS DE TOLEDO Córdoba Granada El mal juego del ganado y el fallo a espadas deslucen la tarde J. H. PONOS TOLEDO. La última de feria resultó ser un espectáculo aburrido que decepcionó al poco más de cuarto de entrada que se dio cita. La divisa de Castillejo de Huebra mandó un encierro de reses inválidas, descastadas y sin clase, siendo devuelto el segundo por cojo y sustituido por otro del mismo hierro. Uceda Leal, Matías Tejela y Eduardo Gallo, cada cual con su peculiar estilo, pusieron ganas y esfuerzo para agradar, pero poco pudieron hacer ante unos oponentes que no humillaban y se defendían a cabezazos dada su escasa fuerza. Incomprensiblemente los que se llaman matadores de toros tuvieron una tarde más que desacertada Apoteosis de Ventura, que cortó un rabo ANDRÉS DORADO. Casi con media entrada, se lidiaron toros de Benítez Cubero, aceptablemente presentados y que dieron excelente juego. Joao Moura, que cumplió una discreta actuación en la que estuvo elegante y templado, saludos en ambos. Fermín Bohórquez, que lució sobre todo en banderillas, saludos y oreja. Ventura, espectacular y exponiendo mucho, dos orejas y dos orejas y rabo. Actuación redonda de Álvaro Montes MUNDOTORO. Álvaro Montes tuvo una tarde redonda en la última corrida de la Feria de Granada y salió a hombros. Se lidiaron toros de Flores Tassara, de buen juego. Leonardo Hernández, ovación y silencio. Andy Cartagena, oreja y silencio. Montes, dos orejas y oreja. Por otra parte, El Fandi evoluciona favorablemente de la grave cornada en el triángulo de Scarpa que sufrió el pasado sábado en el ciclo granadino. con el acero. Así, Uceda Leal necesitó de pinchazo en lo alto y estocada caída para matar a su primero. En el cuarto tuvo que emplear tres pinchazos, media estocada y golpe de verduguillo para enviar al desolladero a su oponente, escuchando un aviso. Fue aplaudido en ambas faenas. Tejela mató rematadamente mal. Escuchó palmas en el primero de su turno y silencio en su segundo, en el que recibió un aviso. Tampoco Eduardo Gallo encontró el sitio en la hora de la muerte. Al tercero lo despachó de pinchazo, estocada y cuatro descabellos. Oyó un aviso. En el que cerró plaza, al que podía haber cortado una oreja, erró con los aceros. Ovación tras aviso. Antequera (Málaga) Cáceres Éxito de Ortega y Cortés ABC. Toros de Jandilla y Fuente Ymbro, encastados y de buen juego. Ortega Cano, ovación y dos orejas. Fernando Cepeda, vuelta y oreja. Antón Cortés, dos orejas y oreja. Todos a hombros ABC. Toros de Bernardino Píriz. Jesulín de Ubrique, oreja y oreja. Finito de Córdoba, oreja y oreja tras aviso. Manuel Díaz El Cordobés dos orejas y ovación tras petición.