Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 30 5 2005 53 El guionista Rafael Azcona recupera al repelente niño Vicente en un libro que se acaba de reeditar El Festival Primavera Sound echa el cierre con una jornada de rock recio y apabullante y 45.000 espectadores Sierra i Fabra: Si una obra te llama la atención porque sientes un pálpito, llévatela El escritor asiste entusiasmado a la Feria del Libro por la gran cantidad de público que atrae b En las charlas en los colegios, muchos adolescentes se le acercan a confiarle sus secretos. Ahora trabaja en su Fundación y en una novela colombiana GUSTAVO GALLO MACHADO MADRID. Lo que le molesta a Jordi Sierra i Fabra son las etiquetas, y que su nombre salga sin la última parte. Mejor que le quiten el Jordi dice el autor catalán, que ha escrito más de 300 títulos presuntamente juveniles. Y eso, que cataloguen sus libros como de literatura exclusivamente juvenil, es otra de las percepciones que no le van. De él han dicho que es un rockero escritor, un historiador de música, el autor infantil- juvenil por excelencia, y otra sarta de marcas que no le gustan porque él es un artista sin límites que, si tuviera tiempo, hasta pintaría y haría cine. Sierra i Fabra explica que hay un público que lee, es todo, y para ello no hay edades. Si bien hay conceptos claros de literatura infantil y juvenil, el autor sostiene que siempre escribe igual. No me gusta cambiar, es la historia la que me hace usar un tono u otro. En lo que respecta a lo juvenil, mis libros supuestamente para ese público los escribí sin pensar en ninguna edad Entre sus proyectos está el premio literario para menores de 18 años que convoca la Fundación que tiene su nombre en España e Hispanoamérica (FSIF) y la Feria del Libro de Madrid, a la que asiste entusiasmado por la gran cantidad de público que atrae. ¿Por qué escribir sobre temas juveniles como la anorexia, las drogas, la homosexualidad... -La verdad es que yo no escribo sobre temas juveniles. Lo que sucede es que si en una novela aparece gente joven, me catalogan el libro como si fuera para ese público. Es como si a las pelis infantiles no pudieran ir los adultos. De hecho, la mayoría de las películas de este tipo tienen más público adulto. Yo hago libros de temas duros, que no necesariamente son para jóvenes. Que hablo de ellos, sí, ésa es la realidad. ¿Cómo escoge los temas, entonces, para que no lo enmarquen? -Las temáticas me eligen a mí. Soy un escritor comprometido y por eso hablo del humor, del sexo, de las drogas, de toda clase de temas. Lo que sucede es que a los jóvenes les pasan más cosas que a los adultos. Se enamoran, tienen problemas en el colegio, en sus hogares, con los amigos. De toda esa variedad de situaciones me resultan los te- Jordi Sierra i Fabra mas, pero no los escojo. ¿Y sus lectores no se los proponen? -A Steven Spielberg no le puedo pedir que haga otro ET porque esa película ya la vi. Si voy a ver una de sus producciones quiero que me sorprenda con otros universos e historias. Y eso mismo es lo que hago yo. Si me dijeran que hiciera otro Campos de fresas o Las chicas de alambre no lo haría porque lo que quiero con mis libros es sorprender, mostrar algo nuevo. Sin embargo, tengo mucho contacto con los jóvenes, con todos mis lectores. Recibo cartas a montones en las que la gente me relata su vida. En las charlas que tengo en los colegios, son cientos La literatura infantil y juvenil es la gran protagonista del certamen los chicos que se me acercan a contarme cosas que no le dicen a nadie, ni a sus mejores amigos. Esperan que alguien los escuche porque se sienten solos, pero no lo hacen porque quieran ser los protagonistas de mi próxima novela. Los adultos también se acercan y me dicen: Mi vida es una película Yo los escucho y eso les gusta mucho. ¿Cuál es su cantera para escribir sobre asuntos tan diversos? -Creo en la energía y ella es muchas veces la que me lleva a escribir. La cantera es lo que se me ocurre y, como viajo siempre por Europa, Asia, África, Iberoamérica, encuentro de qué escribir, de la variedad que veo en cada rincón. También encuentro historias en JAIME GARCÍA Profesores y estudiosos publican sus meditaciones sobre Ortega ABC MADRID. El próximo 18 de octubre se cumplen 50 años de la muerte de Ortega y Gasset. A esta efeméride ha respondido un nutrido grupo de estudiosos orteguianos, dirigidos por Fernando Llano y Alfonso Castro, de la Universidad de Sevilla, para publicar sus Meditaciones sobre Ortega y Gasset (Editorial Tébar) que se presentó ayer en la Feria. Antonio Garrigues Walker, presidente de la Fundación Ortega y Gasset, señaló que este libro va a servir para dar más resonancia a las obras completas de Ortega y Gasset, que se publicarán también en este año La gente lee cada vez menos y peor; el mundo de la basura comunicativa nos inunda a todos. Quizás haya llegado el momento de una revisión orteguiana y este libro les ayudará En esta obra, dicen sus autores, convergen los esfuerzos de tres generaciones: los que conocieron a Ortega, los que se encuentran en la cúspide de su carrera y los que se están iniciando intelectualmente. los periódicos, que narran increíbles hechos. La vida en general es mi fuente de inspiración. -Empezó la Feria del Libro y muchos querrán algunos títulos para el verano. ¿Hay algo que recomiende a su público para estas fechas? -Hay tantos libros, tantos géneros... Soy de la convicción de que los libros están vivos y transmiten algo. Hay que pararse frente a uno de ellos y, si te llama la atención alguno porque sientes un pálpito, llévatelo. Hace pocos días me dijeron que recomendara un libro y hablé de los Cuentos Completos de Truman Capote, ya que se hará una película del autor. Sin embargo, no es para jóvenes, o mejor: es para jóvenes mayores. He estado casi tres meses fuera de España y no sé qué se ha publicado últimamente. ¿En qué proyecto anda metido? -Cuando viajo hago el guión de mis historias, de manera que tengo libros por salir en 2005, 2006 y hasta 2007. He hecho más de 300 títulos y no soy de andar preocupado de lo que sigue. Estoy muy entusiasmado porque ahora voy a hacer mi primera novela colombiana, con lenguaje colombiano, que transcurre en el parque de Bello (localidad anexa a Medellín) También estoy muy feliz porque se abrió la Fundación Jordi Sierra i Fabra para toda Hispanoamérica en Medellín, que, junto con la Fundación JSIF española (en Barcelona) se inicia con la convocatoria de un premio literario para menores de 18 años que se fallará por primera vez en 2006 y editará Ediciones SM.