Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 Madrid LUNES 30 5 2005 ABC SE DICE SE COMENTA SIN FRENO Tras las críticas de Esperanza Aguirre a José Luis Rodríguez Zapatero el sábado pasado por esconder los verdaderos problemas detrás de bellas palabras como paz, solidaridad o talante y llamarle por ello rey del buenismo Rafael Simancas salió ayer en defensa de su jefe de filas y arremetió contra la presidenta de la Comunidad, recuperando el lenguaje que ya utilizó en la pasada campaña electoral. El dirigente socialista madrileño llamó a Aguirre marquesa de la crispación Culmina así una semana cargada de declaraciones procaces, con Bono como protagonista. MADRID AL DÍA DISCRECIÓN Y GESTIÓN No se parece en nada a algunos de sus compañeros de Gobierno. No le interesa tanto la política como la gestión, y no tiene más interés que el estrictamente necesario en salir en los medios de comunicación. No ocupa, ni le preocupa, un primer plano de la política madrileña, y así, desde un papel secundario, va avanzando en los objetivos de una de las Consejerías clave del Gobierno de Esperanza Aguirre. María Dolores de Cospedal ha optado por la discreción y los proyectos avanzan, como el de la ampliación del Metro, a buen ritmo y sin perder el paso. LAS MANCHAS DE SOL PEDRO MONTOLIÚ M LA OPINIÓN DEL LECTOR Pueden dirigir sus cartas a esta sección: Correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Fax: 917 424 104. Correo electrónico: madrid abc. es Viajeros de Barajas El martes 10 de mayo a las 22.00 y volviendo de un viaje del extranjero, mi marido y yo tomamos un taxi en Barajas para trasladarnos a nuestro domicilio, cerca de la Plaza de Colón. Al bajarnos, y debido a los paquetes que transportaba, olvidé el bolso en el asiento trasero del vehículo. Aparte de mi documentación, tarjetas de crédito y objetos personales, contenía una cantidad importante de dinero. Inmediatamente se dio aviso a varias compañías de taxi dando detalles del trayecto y la hora en que se efectuó. Nadie se identificó y había transcurrido media hora. Hasta ahora no ha aparecido ni el bolso ni la documentación. La policía tiene, en mi denuncia, las señas físicas del conductor, así como la marca del taxi. Ignoro quien se quedó con mi bolso, mis tarjetas de crédito y mi dinero, pero quiero decirle a ese sujeto que es un ladrón y un cobarde, que no se atreve, por miedo claro, ni siquiera a devolver mi documentación. M Antonia Vargas JAIME GARCÍA Piscinas municipales Me alegro que al alcalde Ruiz- Gallardón se le ocurriera celebrar la apertura de piscinas al aire libre permitiendo la entrada gratuita. Pero no me pareció tan bien que vendiera esa idea como suya y en el marco de las celebraciones de Madrid 2012, cuando hasta el año pasado había sido una tradición madrileña que él mismo interrumpió. M. Crespo pacitadas desde el punto de vista técnico y de organización y dispuestas, además, a cuantiosas inversiones en infraestructuras especiales que supondrán un gran esfuerzo económico para la ciudad, la región y todo el país. Esfuerzo que otras ciudades no se verán obligados a hacer por contar ya en gran parte con instalaciones aptas por ediciones anteriores. Por ello, y dentro del marco de ciudades nuevas, Madrid parece una candidata ideal y en ello confiamos todos los españoles. Jose M Segovia Cabrera Candidatura olímpica Siento discrepar con la opinión de un lector que el jueves pasado consideraba que la candidatura madrileña era muy superior a la de sus rivales y felicitaba al Ayuntamiento por su esfuerzo. Ojalá venza nuestra candidatura frente a los otros candidatos. Imagino que el éxito económico de unos Juegos Olímpicos, ya que el deportivo está siempre garantizado, dependerá en gran medida de la gente de fuera del país que acuda a ellos. Para los europeos y los norteamericanos o los asiáticos, no cabe duda si han de elegir entre París y Madrid; me temo que una gran mayoría preferiría elegir París. Y esa afluencia casi garantizada se reflejará en el éxito económico de los Juegos y es posible que influya en la decisión que haya de tomarse. Algo análogo cabría decir de Londres o Nueva York. Repito que ignoro en que medida el factor económico puede decidir una sede, pero creo que en ese sentido estamos en desventaja. Lo que no se concibe fácilmente es porqué siguen optando por ser sede de unos Juegos Olímpicos ciudades que ya lo han sido, cuando hay otras, como Madrid, perfectamente ca- ucho han cambiado las cosas desde que Ramón Gómez de la Serna la designó como la coronilla de Madrid La Puerta del Sol- -la única de Madrid que no cerraba, como decía Manuel del Palacio- -ya no es ni uno de los accesos de Madrid como en tiempos de Alfonso VIII, ni lugar de contienda como lo fue desde Carlos I hasta Isabel II. Tampoco conserva sus principales edificios como la Inclusa, el palacio de Oñate o las iglesias del Buen Suceso y de San Felipe el Real, célebre por sus gradas, convertidas en mentidero de la Villa. Sin embargo, puede presumir de tener, desde 1859, una armónica estructura urbana y, desde 1768, la Casa de Correos proyectada por el francés Jaime Marquet. Aparte de este edificio, grabado en todas las retinas por dictarse desde su reloj las despedidas de año, la Puerta del Sol tan sólo conserva una copia de la Mariblanca que durante doscientos años presidió la fuente allí existente. La plaza, centro decimonónico de tertulias, laboratorio de pruebas de pavimento y alumbrado, kilómetro cero de las carreteras nacionales, tradicional epicentro del sistema del transporte urbano, lleva veinticinco años sin encontrar su ser. Fuentes, farolas de quita y pon y hasta una estatua a Carlos III, deslocalizada en virtud de un sorprendente referéndum municipal, iniciaron un proceso de ocupación en el que quioscos, enormes maceteros con árboles semiasfixiados, papeleras, soportes publicitarios, autobuses de la Comunidad de Madrid en demanda de donantes de sangre, varados coches patrulla de la policía y carritos de empleados de limpieza cubren un paisaje urbano abigarrado y recorrido por oficinistas a la zaga de autobuses, mujeres que aprietan su bolso contra el pecho camino de comercios, turistas que pierden sus pertenencias mientras fotografían el Oso y el Madroño, grupos de jóvenes que atestan las aceras, transeúntes que buscan atajos entre manteros de falsos cedés ajenos a avisos oficiales y mendigos que pugnan por los bancos con inmigrantes en dique seco. Y por si faltaba algo, la plaza lleva meses mordisqueada por antiestéticos vallados. El triste resultado recuerda, sin duda, otra greguería en la que Ramón afirmaba que Sol toma un aspecto de capea de pueblo.