Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 Nacional LUNES 30 5 2005 ABC FRANCISCO CAMPS Presidente de la Generalitat Valenciana Nuestro Estatuto aporta a España más Constitución, lealtad y convivencia El jefe del Gobierno autonómico valenciano y el secretario general del PSPV- PSOE firmaron ayer el acuerdo político que consagra la reforma del Estatuto. La vía valenciana ha abierto unas expectativas que modulan el debate territorial con una referencia al acatamiento de la Carta Magna TEXTO: JOSÉ LÓPEZ JARABA FOTO: ROBER SOLSONA VALENCIA. Francisco Camps atendió a ABC ayer a mediodía, después de presidir en el Palau de la Generalitat la firma, junto con el secretario general de los socialistas valencianos, Ignasi Pla, del acuerdo que pone en marcha el nuevo Estatuto, el primero que se presenta en sociedad en el actual escenario político nacional, marcado por la actualización y revisión del Estado de las Autonomías. El acuerdo ha satisfecho por igual a PP y PSPV, sitúa a la Comunidad Valenciana en el centro del debate y hace justicia con un territorio que combina de forma ejemplar su propia y acentuada singularidad cultural, lingüística e histórica con una inquebrantable lealtad a España. Es la Valenciana una Comunidad que contribuye de forma capital al reequilibrio territorial. La ausencia de fuerzas nacionalistas con peso específico propicia un hábitat político caracterizado por la estabilidad institucional. ¿Qué aporta el Estatuto valenciano, la llamada vía valenciana al ácido debate territorial? -Aporta Constitución, que ahora está más joven y más fuerte que nunca, como lo demuestra esta reforma estatutaria. La Constitución nos ha dado 25 años de prosperidad, libertad y tranquilidad. Y nos tiene que dar muchos más lustros de confianza en nosotros mismos. El Estatuto rejuvenece la Constitución y la hace más presente. ¿Cuáles son sus líneas maestras? -Se trata de una actualización de todas las competencias que han venido siendo transferidas en los últimos años. En los ochenta recibimos dos grandes competencias, educación y sanidad. En los noventa, otras dos, la administración de justicia y las políticas activas de empleo, que, con el resto, conforman el potencial de autogobierno de todas las Comunidades. La reforma es, en suma, la actualización y la Se ha sentado un precedente: toda reforma estatutaria requerirá del acuerdo entre el PSOE y el PP Nos ceñimos al modelo Rajoy Constitución, doble consenso, lealtad y no tocar leyes estatales La España del siglo XXI ya no puede ser asimétrica: todas las Autonomías y todos los españoles son iguales consolidación del autogobierno, la cercanía a los problemas y sus soluciones. ¿Introduce realmente un elemento de distensión en las relaciones PSOE- PP? -Primero, el Estatuto demuestra a todos que debemos lealtad a la Constitución, a esta Constitución. Segundo, hace visible el doble consenso: un acuerdo entre los partidos mayoritarios en el ámbito autonómico, un acuerdo que es inseparable del otro consenso, el alcanzado por las direcciones nacionales al mismo tiempo que las regionales. Esto significa y sienta el precedente de que para cualquier reforma estatutaria sea necesaria la participación de los dos grandes partidos nacionales, independientemente de quién gobierne en cada Comunidad. Por tanto, el PP ha de estar necesariamente de acuerdo en la reforma de cualquier Estatuto para que tenga validez. Tercero: no se pueden reformar leyes del Estado desde los Parlamentos autonómicos, ni siquiera desde las reformas estatutarias. Este principio es fundamental: las leyes orgánicas sólo se reforman en las Cortes Generales. Y cuarto, el Estatuto de las Autonomías es multilateral, no bilateral. Todos participamos de la misma manera. No puede haber privilegio alguno para ninguna Comunidad. Hablando por ejemplo de financiación, todas las Comunidades tienen que consensuar acuerdos a través de las Cortes. Un baño de autoestima para los valencianos El acuerdo político PP- PSPV para reformar el Estatuto ha sido acogido con euforia por la mayor parte de los dirigentes de ambos partidos. La Comunidad Valenciana, por primera vez, adquiere una presencia política en España como nunca antes había tenido. Francisco Camps consolida su condición de barón del PP y el líder del PSPV, Joan Ignasi Pla, se pone en valor ante sus compañeros de Ferraz. Al solemne acto celebrado ayer para rubricar el acuerdo asistieron casi todos los representantes institucionales, así como los ex presidentes Joan Lerma (PSPV) y José Luis Olivas (PP) No así Eduardo Zaplana, que alegó compromisos ineludibles. La Comunidad Valenciana se ha caracterizado por no hacer ruido en los sucesivos debates sobre el modelo de Estado. Y ello pese a que se trata de una Comunidad con una singularidad muy acentuada. El Estado nunca llegó a entenderla ni recompensó la lealtad a España de una Autonomía que fue catalogada como las de vía lenta En este punto coincidían ayer Camps y Joan Lerma al término del acto en el Palau. La Comunidad Valenciana podría haber sido la referencia autonómica por excelencia: mucha personalidad propia y mucha singularidad, pero muy española decía ayer Camps a ABC. Los españoles deben fijarse en Comunidades como la nuestra, y no en otras. El Estatuto es un regalo a los españoles. Y los valencianos nos estamos dando un baño de autoestima en palabras de Camps. -Todo el mundo estaba pendiente de la ponencia en el Parlamento catalán y de cómo se perfila la gobernabilidad en el País Vasco cuando la Comunidad Valenciana se adelanta, sorprende y presenta un modelo. ¿El momento era el oportuno? -Sí, porque así lo han creído oportuno los dos principales partidos. Lo ha creído Mariano Rajoy, lo ha creído el PSOE y lo hemos creído en la Comunidad Valenciana. Y hablando de fiscalidad y de financiación, el modelo está bien. Yo soy de los que apoyan el modelo actual, con los impuestos cedidos que ahora tenemos y los tramos correspondientes a otros. Y esta reforma estatutaria consagra este modelo de financiación; por eso hablamos de actualización del Estatuto, porque lo que se introduce en el Estatuto ya existía. ¿A quién beneficia más la reforma, al Gobierno o a Rajoy? -Beneficia a los valencianos y a todos los españoles. Tanto Rajoy como yo hemos tenido claro que este proceso es muy bueno para España, y a España ofrecemos nuestro Estatuto como un Estatuto español. Como dice nuestro himno regional, el texto ofrenda nuevas glorias a España. También el consenso alcanzado es un ejemplo. ¿El Estatuto contribuye a reubicar el discurso del PP y la figura de Rajoy?