Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 30 5 2005 Opinión 7 Las víctimas y los amenazados- -no menos víctimas, a veces por partida doble o triple- -son tan diversas y contradictorias como cualquier otro colectivo formado contra la voluntad de los interesados. Explicar lo que tienen en común mediante argumentos morales resulta efectivo para devolverles cierta precaria unidad, pero el abuso a veces confunde- -por ejemplo, el perdón moral con el penal- -o impide profundizar en lo que también es un debate político, policial y jurídico, no solamente moral. Por ejemplo, lleva a olvidar que la Constitución no es que permita al Gobierno gobernar, es que le exige que gobierne, como encarga a la oposición que controle al Gobierno sin traspasar ese peliagudo asunto a otras instancias sustitutivas. A estas alturas, todos los agentes en liza han sacado a pasear a sus víctimas con afán de exclusividad, sea para enaltecer el diálogo o para convertirlo en traición a los muertos. La confusión reinante quizá convierta esto en herejía: la opinión de las víctimas, en cuanto tales, no autoriza ni prohíbe la negociación con una banda terrorista. Lo que hace ilegítimo negociar con ETA es que por razones de justicia, equidad y libertad tenemos absolutamente prohibido el chantaje, el asesinato y la impunidad criminal. Eso es todo. Que las instituciones siembren serias dudas sobre su firmeza en este punto filipino es otra mala consecuencia de la inconsistencia, el oscurantismo y la trapacería de algunos de los encargados de garantizarlo. LA ESPUMA DE LOS DÍAS INCORREGIBLES OS intelectuales son incorregibles. No se conforman con el honor de ser invitados a los festines de Epulón y del poder. No se calman con chismes valiosos que ellos convierten, con sus piruetas verbales, en verdades del pensamiento del que suelen carecer. No se sacian con aplausos ni honores, sino que se sublevan con el colmillo retorcido, quedan exentos de la virtud de la paciencia, consiguen sin esfuerzo que los secretos se divulguen y publiquen en los medios informativos (otros que tal andan) y lo echan todo a rodar, por la borda y proa al marisco. Son así de incorregibles. Un grupito anda revolviendo y firmando J. J. ARMAS papeles para que se uniMARCELO fiquen los Archivos del país, cuando la moda es todo lo contrario. Sólo por armar bulla y llamar la atención. Otros, infame turba encabezada por poetas de fina pasarela y escandalosos comediantes que sobreactúan en cualquier escenario, firman documentos para condenar la manera sublime en la que el tripartito catalán construye la patria. Demasiado protagonismo cuando la exigencia no es ahora la puesta en escena del malestar de la cultura sino todo lo contrario: el probo ejercicio del lacayo, el diletante y pasional quehacer de los onanistas dominicales- -prestigiados y activos incluso fuera de las fiestas de guardar- -y, desde luego, el remunerado servicio al poder si quieren- -como quieren tantos- -la canonjía de renombre, las invitaciones al cielo y los pasteles de gloria a la hora de los postres. Fernando Savater, por ejemplo, ¿por qué esa manía tan acendrada de meterse en camisa de once varas, quién lo llama a andar tan por libre que ni siquiera puede contársele un chisme sin importancia porque lo traduce inmediatamente en noticia, dónde se hizo de la costumbre tan peligrosa como arriesgada de pensar, hablar, decir y escribir por sí mismo sin que nadie lo meta en vereda? Este Arcadi Espada, ¿por qué no le basta con ser un tipo importante y anda revolviendo junto a nada menos que Albert Boadella la paz del tripartito que tan directamente construye la patria catalana? ¿No se dan cuenta estos intelectuales de que la patria exige el sacrificio del silencio y doblar la rodilla en tierra propia para sentirse adoradores y adorados? ¿Y por qué, en fin, no aceptan las supersticiones de las mayorías? Son incorregibles, y no se conforman con el caviar de la izquierda ni con dormir en los laureles de la derecha. Son malagradecidos y peleones ¡mi enhorabuena! y lo que les encanta es la enfermedad del malestar, esa inquietud paradójicamente vitalista que los convierte en hipótesis de libertad en un universo de mayordomos serviles, house- keepings y amas de llaves dispuestas a lo que sea por un despacho oficial, por ejemplo, en la Biblioteca Nacional. L ÁNGEL CÓRDOBA objeto, para que los más aguerridos profesionales de la difamación derramaran sobre él y algunos otros sus toxinas más letales. Savater, héroe antes de ayer, es hoy un colaboracionista del terror difamado con un grado de barbarie que ni el Deia, Gara o ETB, o el propio Zutabe, consiguen en sus mejores ataques de histeria. Como suele pasar, los más feroces son quienes repiten untuosamente la vieja jaculatoria: Las víctimas siempre tienen la razón Las víctimas que les acompañan, claro, porque las de sus manejos son arrojadas a la nada, de manera que sus razones dejan incluso de existir. Acabo. La movilización ciudadana contra ETA, animada por grupos cívicos y víctimas, con sus durísimas dificultades, insuficiencias y excesos, ha jugado en los últimos cinco o seis años un papel crucial porque presionaba para que la unidad democrática prevaleciera sobre la división de los partidos y facciones. Ha sido el barómetro del progreso de una conciencia cívica más exigente de lo que muchos profesionales del asunto van a tolerar. Por eso, algunos hijos de Caín procuran invertir el signo de la movilización unitaria para endurecerla y usarla contra un gobierno, un partido o la mitad de la sociedad. Ocurrió, injustamente, contra el PP y el Gobierno de Aznar durante las manifestaciones tras el 11- M. Nadie debería intentar una revancha a la inversa justificándose con argumentos como ellos empezaron Pero lamento decir que eso es, en buena medida, lo que parece que empieza a pasar. PALABRAS CRUZADAS ¿Ha influido la furia española en la victoria del Liverpool? NO, HA SIDO LA ALDEA GLOBAL UESTO que la llamada furia española para lo más que suele servir (nos) es para caer eliminados de un modo tan épico como injusto, habrá que pensar que el éxito del aguerrido Liverpool en la Champions League se debe, sin duda, a otra influencia que la de los españoles que juegan en él. Es cierto que su entrenador se llama Rafa, que algunos de sus jugadores se apellidan García o Alonso y que hay un otro que atiende por Josemi, pero más bien deberíamos pensar que han sido ellos los influidos por el espíritu británico, ése que los lleva a considerar que una cometa se eleva más alto en contra del viento que a su favor. OTI R. Dentro del exquisito espíritu merceMARCHANTE nario que impera en la tropa del fútbol, aún queda un lugar de rotunda inspiración romántica; es un lugar utópico situado entre el corazón de la grada y el fondo de la red del equipo contrario: allí nace algo tan emocionante y turbador como ese cántico y pócima mágica llamada You ll never walk alone y allí nace también ese don del entendimiento que impide notarles el duro acento cuando entonan ese himno a los checos Dudek y Baros, a los franceses Traore y Cissé, al finlandés Hyypia, al noruego Riise, al australiano Kewell y, por supuesto, a los españoles Xabi Alonso, Luis García y Josemi. Pero si parece la cafetería de la ONU... SÍ, POR MEJUTO Y MORIENTES ICEN que en París discutieron una vez dos cursis sobre la cesura de la sílaba cuarta del endecasílabo provenzal, y que se dijeron tales cosas que acabaron yendo al campo del honor donde uno de ellos, el más confiado, vertió su sangre por la cesura de la sílaba cuarta. ¿Será cosa de verter la nuestra por un quítame allá ese inmigrante español en Liverpool? Quizá. Rodríguez Marchante puede creer que el Liverpool no necesitaba españoles para ser campeón de Europa porque sólo toma en consideración lo poco que los españoles, salvo los árbitros, han ayudado a que el Barça sea campeón de España. Pero yo creo que el Liverpool, sin un par de españoles, no sería campeón de EuIGNACIO RUIZ ropa. Y no estoy pensando en Benítez o en QUINTANO Josemi ni en Alonso o en Luis García. Estoy pensando en Mejuto, el árbitro que permitió al portero inglés bailar en los penaltis, y en Morientes, el elefante blanco que el Madrid tontamente dejó escapar cuando tenía encarriladalacompeticióneuropea. Porqueno eraMakeleleelelefanteblanco, ycon estotampoco queremosdara entenderque Makelele, jugando al fútbol, no fuera un elefante en una cacharrería. El elefante blanco era Morientes. (Con Morientes en el vestuario, el Madrid ha ganado tres Copas de Europa; el Liverpool, una; y el Mónaco llegó a una final. Haberlo perdido representa para el Madrid una tragedia, que es el modo que P D ¿Y usted qué opina? Déjenos su mensaje o su voto en la página web www. abc. es eldebate