Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
104 DOMINGO 29 5 2005 ABC Gente Antonio Flores, un alma errante Mañana se cumplen diez años de la muerte del músico y cantante, cuya luz se apagó catorce días después de la de su madre, Lola Flores TEXTO: J. HERNÁNDEZ FOTO: EFE Ashley Judd se salva de un incendio. El fuego destruyó la lujosa caravana que la actriz Ashley Judd utilizaba durante el rodaje de la película Come Early Morning en Arkansas. Afortunadamente, Judd se encontraba filmando una escena en el momento en que se produjo el incendio, que se produjo a causa de una vela. iempre dijo que le gustaría irse a su manera, pero su luz sólo se resistió catorce días a ese mito llamado Lola Flores. Él, que siempre había hecho de la independencia y del vivir a su manera toda una declaración de principios, no pudo aguantar la muerte de su madre, que lo llenaba todo: su vida, su música y sus excesos con las drogas. Porque la coraza de Antonio era débil, sensible, sí, pero con talento; un alma errante que transitaba por el flamenco, el blues y el rock, que dejó cuatro discos en el mercado y vendió más de un millón de copias en su trayectoria. Por eso, mañana lunes, coincidiendo con los diez años de su fallecimiento, la Sociedad General de Autores hará entrega a su hija Alba del disco de diamante como homenaje a su trayectoria artística. Pero no será el único de este talento musical, pues BMG publica 10 años. La leyenda de un artista su antología más completa en un doble CD y un DVD. S Travesía por el desierto Paradojas de la vida, su muerte ese 30 de mayo de 1995 le llegó en su mejor momento artístico. Hacía unos años que había salido a flote tras una travesía por el desierto desde Gran Vía (1988) Las discográficas le habían cerrado las puertas, pero habían vuelto, decía unos meses antes de su desaparición, a creer en Antonio a dejar de verle como un colgado y descubrir que era un músico como la copa de un pino Porque con Cosas Mías (1994) Antonio parecía cambiado. Se le podía ver en las entrevistas con una botella de agua mineral, diciendo que ya estaba limpio, con su pelo largo recogido en una coleta, orgulloso de haberle dedicado una canción a su hija, pero, sobre todo, siendo un hombre nuevo que había desnudado su alma en un disco nada marginal Ese periodo que va entre Gran Vía y Cosas Mías le sumió en una crisis personal, pues a ese olvido de la industria se le añadió el fracaso matrimonial con Ana Villa, de la que nació Alba, y las drogas. No obstante, Antonio logra superarla componiendo varias canciones del primer disco de su hermana Rosario De ley 1992) aunque también actúa en películas como Sangre y arena y En familia y compone la banda sonora de El coraje de vivir (1993) la película biográfica sobre su madre. También participaría en las letras del segundo álbum de Rosario Siento 1994) y en Me despierto (1993) de Lolita. Pero su tragedia era el cáncer de su madre, que poco a poco la estaba matando y que al final también le arrastró a él, por mucho que declarara a los cuatro vientos que la vida seguía después de Lola. La sobrevivió catorce días y un concierto, el del pabellón Anaitasuna, en Pamplona, que sonó a despedida. Cuatro días después se fue. Coincidiendo con el décimo aniversario de su muerte, mañana se presenta un álbum recopilatorio