Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 29 5 2005 Deportes TENIS ROLAND GARROS 101 PERFIL NURIA LLAGOSTERA Única española en competición La vida parece sonreír ahora a esta mallorquina, que a sus 25 años deja atrás una triste experiencia por una desgracia familiar y atraviesa el mejor momento de su carrera deportiva Superar la tragedia D. P. Ferrero devuelve la pelota en un lance del partido ante Safin AP Confidencias de Rafael Nadal entre cruasanes y fresas D. P. MADRID. Rafael Nadal desayunó ayer con los medios de comunicación españoles. Se pretendía crear un ambiente relajado, pero fue imposible. El lugar elegido fue uno de los más exclusivos de París, Le Café de l Homme en la Plaza Trocadero, con unas maravillosas vistas de la Torre Eiffel al fondo. Pero es difícil que haya tranquilidad en torno al mallorquín una vez que pisa la calle. Es el hombre de moda y mientras devoraba cruasanes, brioches de chocolate y fresas respondía a las peticiones de sus admiradores desde el otro lado del seto. ¡Rafa mírame para uno foto! ¡Fírmanos un autógrafo! ¡Hazte una foto con el niño! ¡Vamos campeón, que vas a ganar! Entre bollo y bollo y entre saludo y saludo a los aficionados, todavía hubo tiempo para algunas confidencias del nuevo fenómeno del tenis mundial. Así confesó sus desvelos con el inglés: A veces, cuando terminan las ruedas de prensa me río yo solo en el vestuario. Porque a veces no me entero de nada cuando me hacen preguntas. Pero así al menos vosotros os divertís, que es de lo que se trata Explicó lo que hizo tras su triunfo sobre Gasquet: Estuve viendo el vídeo del partido. Me gustó comprobar que mi derecha va más larga que en los primeros días y cómo solucioné los momentos difíciles Recordó lo que le dijo su tío Toni antes de salir a la Central: Más o menos, lo que siempre: No te olvides de que a las 10 de la noche tenemos un avión para Mallorca. Si pierdes no pasa nada porque lo cogemos y el sábado estamos en casa y nos los vamos a pasar de maravilla. Y si ganas, pues nada, el domingo nos vuelve a tocar sufrir Hace tres años nadie hubiera apostado nada a que Nuria Llagostera se convirtiera en la única española clasificada para los octavos de final de Roland Garros. Ni a que estuviera luchando con Anabel Medina por hacerse con el número uno nacional. Ni a que conquistaría el primer título WTA de su carrera (Rabat) Ni a que se convirtiera en la heroína del equipo español de Copa Federación en la última eliminatoria, ganada a Argentina. Y es que hace tres años esta mallorquina de 25 primaveras (16 de mayo de 1980) se encontraba hundida en las profundidades del ranking mundial (193) y mantenía una dura pugna consigo misma para superar una trágica experiencia. La vida decidió dejar de sonreír a Nuria hace unos cinco años. Llevaba una plácida existencia en Cala Millor. una pequeña localidad a 15 kilómetros de Palma. Luchaba por entrar en el top 100 labrándose un futuro profesional, cuando un drama tremendo convulsionó a su familia. Su hermano Jordi, que también jugaba al tenis, moría de forma horrible (decapitado) a raíz de un accidente de tráfico. Aquello fue un golpe tremendo, agravado, además, por la separación de sus padres. Pero Nuria, que es pequeña de estatura (1,56) posee un carácter de gigante. Lentamente fue rehaciendo su existencia y su tenis. Hace cuatro años cambió de entrenador y empezó a trabajar en Barcelona con Karim Perona. Sabadell se ha convertido en su nuevo refugio: Ahora que las cosas me van bien me acabo de comprar allí un pisito Nunca dejó de creer en sus posibilidades. Jamás se rindió pese a su tenis atípico y su escaso físico. Suple estas teóricas carencias con un juego desconcertante y una inteligencia muy viva. Astuta y descarada, nunca da un momento de reposo a su contrincante. Unos aseguran que es genético porque es el mismo estilo que desarrolla su madre en categoría de veteranos. Otros, que responde a los patrones del club de ambas, Can Simó, una de las mejores canteras de la isla. El caso es que en unos tiempos en los que priman los músculos y los esquemas tácticos muy estandarizados, Nuria sorprende por sus cambios constantes. A un golpe plano le sigue otro liftado y luego, un globo, para acabar con una dejada. Las combinaciones resultan infinitas y acaban atrapando a cualquier rival. Todo es posible con ella en la pista. Incluso, como ayer, levantar un 1- 5 adverso ante Nathalie Dechy para ganarla en dos sets. Ahora se medirá con Maria Sharapova. Si la ganara podría bajar del puesto 30 y superar a Anabel en la clasificación nacional. De lo que no descenderá será de la nube en la que está ahora subida: Se van cumpliendo todos mis sueños Incluso el de robar algo de protagonismo a sus vecinos Nadal y Moyá: Yo reclamaba atención, pero admito que uno tiene que ganársela. No quiero para nada que pierdan ellos, quiero que ganen y sigan adelante y continuemos los tres, pues para mí es un honor estar con ellos en octavos de final O mejor que ellos, porque también sigue en pie en el torneo de dobles junto a Lourdes Domínguez: Tengo algunos problemas físicos (espalda) pero no voy a tirar el doble porque Lourdes necesita el dinero... Un día por ella y otro por mí La familia, su apoyo Toni, también presente en el desayuno, aunque no en un primer plano, aclaró, mientras su sobrino interrumpía un momento su charla con los periodistas para posar con un chavalín: Yo sufro mucho más como tío que como entrenador. La familia siempre está por delante. Como entrenador yo sufriría la mitad de lo que lo hago Enseguida se unió de nuevo Rafa a la mesa. Agarró su enésimo bollo y su enésima fresa y se puso un poco tierno para hablar de sus seres más queridos: Valoro mucho todo lo que tengo y todo lo que he conseguido. Pero nunca me olvido de que se lo debo en gran medida a mi familia. A mi tío, por todo lo que ha hecho por mí, y a mis padres, porque nunca me han presionado AP