Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 29 5 2005 95 Las heladas invernales provocan una caída del 13 de las exportaciones de frutas y hortalizas Miguel Castillejo anuncia que abandona, por jubilación, la presidencia de CajaSur des aeronáuticas civiles de varios países y está inmersa en el desarrollo del futuro sistema unificado de control de tráfico aéreo de la UE. En el sector se subraya, no obstante, que la industria española de defensa tiene dos problemas fundamentales. Por una parte, fuentes del sector reseñan la mala prensa que tiene la industria de armamento en España y se lamentan de que la sociedad aún no haya evolucionado en el mismo sentido en que lo han hecho en otros países de nuestro entorno, en los que se valora que no es una industria de guerra, sino de defensa, y que cada vez más contribuye a que se puedan llevar a cabo tareas que de otra forma quedarían sin cubrir. Por poner un ejemplo, quien sólo ve en los aviones de CASA transporte de tropas no puede apreciar que es uno de los pocos aviones de transporte del mundo capaz de aterrizar en zonas devastadas por catástrofes naturales para llevar la ayuda necesaria Estas mismas fuentes subrayan, además, que muchos de los avances que hoy parecen exclusivos de la industria de defensa no tardan en tener aplicación no sólo civil, sino de uso cotidiano. La industria de defensa es uno de los principales focos de I+ D en España, y esto no suele reconocerse En segundo lugar, en el sector se reconoce que la industria española tiene el handicap del tamaño. Estamos al Principales empresas Navantia. Dedicada a la construcción naval militar, aunque puede tener un 30 de su cartera en buques civiles. EADS- CASA. Filial española del consorcio aeronáutico europeo EADS. Participa tanto en programas militares como en el desarrollo de aviones civiles con Airbus. Indra. Es una de las principales empresas mundiales en sistemas de control de tráfico aéreo y simuladores de vuelo. Santa Bárbara. Fabricante de vehículos blindados, sistemas de armas y munición. claro, mostrándose partidario de un proceso de fusiones entre empresas españolas de tecnologías de defensa. Para el ministro, un proceso de fusiones en esta industria sería positivo desde órbitas tan distintas como el empleo o la excesiva dependencia de los contratos estatales. El primer objetivo es aumentar la participación en EADS hasta el 10 M. L. MADRID. Dentro del escenario de concentración de la industria militar, el éxito obtenido por EADS hace que sea el modelo a seguir para integrar los negocios de defensa. Ese fue el caso de la industria aeronáutica europea, que necesitaba un tamaño suficiente para afrontar el desarrollo de alternativas capaces de plantar cara a Estados Unidos. Así se creó el consorcio EADS entre empresas francesas, alemanas y españolas, con un reparto del capital que en el caso español se quedó en el 5,5 del total. Sin embargo, con el paso de los años el peso industria de la filial española ha crecido mucho, tanto por lo que representa como por la aportación del resto de la industria española. Para consolidar este mayor peso, existe el problema de que las cargas de trabajo están más o menos relacionadas con la participación en el capital, por lo que España quiere aumentar hasta el 10 su parte en EADS. Dimensión europea En el sector, además, se considera que el negocio de la defensa tendrá cada vez más una dimensión europea, no sólo en el terreno empresarial con la traslación a otros sectores del modelo aplicado en el aeronáutico con la creación de EADS, sino en cuanto a las necesidades de una política de defensa común que poco a poco irá gestándose. La Agencia Europa de Defensa o la intención de formar un consorcio paneuropeo para el sector naval, en el que integrar astilleros españoles, franceses, italianos y alemanes, son dos ejemplos de por dónde va el futuro. El vicepresidente económico, Pedro Solbes, es considerado uno de los principales promotores de la creación de un consorcio paneuropeo de astilleros. En su tiempo de comisario europeo, Solbes fue el impulsor de esta idea ante los crecientes problemas de los astilleros nacionales, tanto españoles como de otros países europeos, para hacer frente a la agresiva competencia coreana o china. La imagen pública que tiene la industria de defensa es uno de los principales problemas que debe resolver el sector nivel tecnológico de los países de nuestro entorno, incluso por delante en determinados segmentos, pero el tamaño de la empresa es crítico a la hora de emprender algunos proyectos Seguramente por ello, desde el Gobierno se sigue con atención el incipiente movimiento existente dentro del sector en busca de conformar empresas de mayor tamaño. En este sentido, el ministro de Defensa, José Bono, se ha decidido a hablar