Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
74 Cultura FERIA DEL LIBRO DE MADRID DOMINGO 29 5 2005 ABC Antonio Soler rescata La noche y culmina un guión para Banderas El actor dirigirá y comenzará a rodar a final de año El camino de los ingleses b El escritor malagueño publica en Para Seco Serrano, Silvela anticipó la exigencia ética en la praxis política S. C. MADRID. Con una conferencia en la Real Academia de la Historia a cargo de Carlos Seco Serrano arrancaron ayer los actos conmemorativos del centenario de la muerte de Francisco Silvela, figura política señera de la segunda mitad del siglo XIX (fue por dos veces presidente del Consejo de Ministros) de la que aún hoy se deriva una influencia fértil y vigente. Seco Serrano recordó que Silvela aportó al regeneracionismo un afán de autenticidad que, en su caso, se traducía en exigencia ética aplicada al funcionamiento de los resortes del gobierno También renovó la oratoria parlamentaria, a la que despojó, dijo el académico, del barroquismo doceañista y septembrino lo que, lejos de anular su eficacia, daba más relieve a su mordacidad. Silvela se movió siempre, según Seco Serrano, en el terreno de la utopía porque la democracia que convierte a los súbditos en ciudadanos y por la que él abogaba requería una evolución social que no se había producido y tropezaba con un caciquismo del que todavía no se podía prescindir. Destino su novela La noche premiada hace dos décadas con el Ateneo de Valladolid, pero que no había llegado aún al gran público A. A. MADRID. La vida de una compañía de circo formada por enanos singulares y arrogantes; una trapecista bellísima y lasciva; un jefe con un pasado esplendoroso, pero perdido; y otras extravagantes figuras habitan La noche de Antonio Soler. El escritor malagueño recupera esta obra, premiada en 1986 con el Ateneo de Valladolid, y de la que se editaron, a nivel local, un puñado de ejemplares. Rescatarla ahora en Destino es un regalo confiesa. Se trata de un relato esculpido por lo onírico y lo surreal. Escribí esta novela en 1985, con pies de plomo, intentando medirme como escritor. En ella aparecen personajes fronterizos con la sociedad, gentes no demasiado integradas; desarraigadas. Está el deseo, la violencia y el afán de poder y de controlar a los demás El relato se desarrolla en una noche infernal... Cuando se adentró en La noche Soler transitó por tierras pantanosas y movedizas que podían absorberle: La inseguridad me hizo estar muy atento En La noche el protagonista repite la frase: El mundo se está derrumbando Soler refleja así la visión pesimista que tiene el narrador, un hombre- bala que piensa que la gente hace un paréntesis y va a divertirse al circo viéndole saltar por los aires. Y remata ese hombre- bala: Toda mi vida ha sido un puro paréntesis para que los demás se diviertan Esa ansiedad y ese miedo cercaban también a Soler, que pensó para sí: Tengo la sensación, al escribir, de que hago un paréntesis para que los demás se diviertan La noche estalla tras la muerte de un miembro de la compañía circense y de las maniobras para ocultarla. Y afloran las pasiones, en una noche turbia y oscura como el infierno. La soledad es otro de los asuntos capitales de La noche Antonio Soler volcó sus miedos, obsesiones, angustias y deseos en otros personajes: Hubo mucho de noche en mi vida, pero en el sentido moral aclara un escritor que con esta novela decidió medirse Hay algo de tanteo y tonteo en la literatura. Mucha gente escribe relatos y se queda en eso. Yo me dí cuenta de que podía estar toda mi vida tanteándome y tonteándome con esos relatos hasta que penetré en La noche Si estás toda tu vida tanteando y tonteando, no fracasas, claro. Cuando me encerré en casa de mi madre para escribir La noche comprobé que yo sí tenía un lugar en el mundo. Y entonces sentí íntimamente que yo era escritor. No quería ser un escritor de fines de semana, sino de 365 días al año Por otra parte, Antonio Banderas ha localizado exteriores en Málaga para comenzar a final de este año a rodar El camino de los ingleses novela de Antonio Soler premiada con el Nadal en 2004 y cuyos derechos compró el actor malagueño. Dentro de diez días arrancará el casting entre jóvenes prácticamente desconocidos para encarnar a los personaje principales. La película contará con secundarios de lujo, como Juan Diego. Tras La noche y El camino de los ingleses Soler novela ahora la historia de una venganza largamente cocinada que transcurre en Barcelona