Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
64 Los domingos DOMINGO 29 5 2005 ABC LA LEY DEL ASFALTO Atados a la vida El accidente de Sigüenza que costó la vida a 7 personas y datos recientes de la DGT destapan un hecho preocupante: la vinculación entre la muerte en carretera y el desuso del cinturón de seguridad. Los expertos exigen más campañas de divulgación. POR MIGUEL ÁNGEL BARROSO V amos aquí al lado Me resulta incómodo Puede producir lesiones Tengo miedo a quedar atrapado Mi hijo viaja más seguro si lo llevo en brazos Los tópicos, a veces, matan. Desde luego resultan muy peligrosos cuando lo que se pone en tela de juicio es el cinturón de seguridad en los vehículos. La fatalidad no pasa de largo en las distancias cortas. Los cinturones actuales ejercen una tensión mínima sobre el cuerpo- -salvo en caso de accidente, cuando se necesita que aquél se mueva lo menos posible- En una colisión, sí pueden provocar daños en abdominales, tórax y cuello, pero desde luego no es peor el remedio que la enfermedad. Atado, es más probable permanecer consciente y poder escapar del vehículo. Y un bebé multiplica su peso veinte veces en un choque: no hay posibilidad de sujetarlo, por mucho músculo que se tenga. En la Dirección General de Tráfico no ocultan su preocupación. En 2004 perdieron la vida el 17,5 por 100 de los conductores accidentados que no utilizaban el cinturón de seguridad, mientras que sólo perecieron el 2,4 por 100 de los que sí lo llevaban. En la operación especial de Semana Santa de 2005, el 49 por 100 de los muertos en siniestros de turismos y furgonetas no iba atado. El trágico accidente de hace una semana en Sigüenza ha echado más sal en la herida: los cuatro menores fallecidos iban sin sistemas de sujección. El interior del todoterreno en el que viajaban se convirtió en una batidora para los niños, dos de los cuales salieron despedidos del vehículo. Tráfico pondrá en marcha campañas en junio y octubre; no las han provocado los últimos acontecimientos, pero sí cobran más calado a raíz de los mismos. No es que haya mucha gente que desprecie el cinturón, aunque esta actitud repercute mucho en la mortalidad en carretera señala Francisco Altozano, portavoz de la DGT. El que es irresponsable o descuidado en este aspecto, también lo es en otros muchos de la conducción: velocidad, alcohol, etcétera Abróchate el cinturón, abróchate a la vida fue la campaña troncal de Tráfico durante 2003. En la segunda quincena de octubre de 2004 hubo una específica con el eslogan No salgas sin él se controlaron 383.852 vehículos y se impusieron 13.003 denuncias. Las provincias menos respetuosas con la norma eran Almería y Cádiz (88 por 100 de uso) y las que más, Soria, Segovia, Teruel, Salamanca y Cantabria (más del 99 por 100) La media nacional resultaba esperanzadora: el 97,5 por 100 de los conductores y 98,8 de los pasajeros cumplían con la obligación de uso. ¿Qué ha pasado, entonces, en los meses posteriores? Analizar las causas La explicación es muy sencilla comenta Antonio Lucas, responsable de Seguridad Vial del RACE (Real Automóvil Club de España) La gente se pone el cinturón cuando ve a la Guardia Civil En su opinión, estas campañas empiezan la casa por el tejado. Es decir, se debería investigar por qué la gente pasa cuando no hay controles. Después, es imprescindible la divulgación continua sin eludir los aspectos más duros: un conductor que toma precauciones debe saber, por ejemplo, que un pasajero trasero puede matarle de un cabezazo si no está sujeto. Y, por último, está el control. Que se sepa que hay una norma cuyo incumplimiento acarrea una sanción. No vale que el cinturón me aprieta o me arruga la camisa. Debe convertirse en un hábito para todos, los conductores y los pasajeros. Si los niños ven que toda la familia se lo pone siempre, cuando sean mayores no tendrán dudas al respecto El asunto ha inspirado multitud de informes en los últimos años. Las estadísticas más recientes de la DGT- -fuera de campaña- -hablan de que el 87 por 100 de los conductores y pasajeros del asiento delantero y el 46 por 100 de los viajeros de atrás utilizan el cinturón de seguridad en carretera. El por- Los sistemas de retención infantil aún no son utilizados de forma masiva y rigurosa Utilización del cinturón Datos en 39 25 30 26 39 46 53 46 Ciudad Carretera 90 85 Fuente: DGT, Revista Tráfico. Encuesta realizada en 2002 a ocupantes de 6.544 vehículos