Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
56 Sociedad DOMINGO 29 5 2005 ABC Un fascinante viaje al interior del vientre materno, con ABC Nueve meses de gestación en imágenes grabadas por National Geographic junto a ABC, y por 5,95 euros, el lector obtendrá el revolucionario DVD producido a partir de imágenes captadas con técnicas de ultrasonido ABC MADRID. National Geographic Channel ha revolucionado la mirada hacia el interior del hombre con un nuevo documental, En el vientre materno una apasionante carrera cinematográfica de 38 semanas que recorre el proceso de gestación. En exclusiva para sus lectores, ABC ofrecerá el próximo sábado 4 de junio, por sólo 5,95 euros con la compra del periódico y un cupón que aparece en el mismo número, la primera aventura de hombres y mujeres, cómo se inicia la vida cuando el espermatozoide se fusiona con el óvulo y da lugar a la célula que se convertirá en vida humana. El documental de National Geographic Channel se ha rodado con las últimas tecnologías de imágenes ultrasónicas en 3 D y 4 D, sirviéndose de ellas como punto de partida para modelar otras escenas. Con ellas, el espectador puede seguir en vivo cómo esa célula que contiene un código genético que pronostica gran parte de su futuro se convierte en un bebé con toda la vida por delante. El resultado es asombroso. No sólo tiene elementos divulgativos de absoluta fidelidad médica sino también sorpresas, como cuando el feto chupa su dedo por primera vez a las once semanas, marcando la preferencia de ser diestro o zurdo, o cuando comienza a soñar a las 33 semanas, o el momento en el que a las 28 semanas ya huele, siente y distingue sabores. Mirar dentro del ser humano, comprender su biología, hallar los porqués de sus respuestas, es la clave para descubrirnos a nosotros mismos. Con el documento En el vientre materno el espectador asiste al momento de la fecundación, pero también al del parto, cuando el bebé sale al exterior y un mecanismo perfecto hace que el aire entre en los pulmones y expanda los alveolos. Pero también lo verá sonreír, abrir los ojos a las 18 semanas e incluso estremecerse si lo empujan a través del abdomen de su madre a las 16 semanas, b El próximo sábado, Imagen plácida de un feto de entre 30 y 32 semanas Nuevos ecógrafos, más precisos y seguros para el diagnóstico prenatal Hace 20 años los primeros aparatos de ultrasonidos revolucionaron la ginecología. Por primera vez se pudo contemplar el desarrollo de un feto desde el interior del vientre materno, pero además permitió el desarrollo del diagnóstico prenatal y detectar múltiples trastornos antes del nacimiento. Hoy todavía se siguen utilizando esas mismas imágenes, planas y en blanco y negro, que a simple vista resultan difíciles de interpretar. La técnica ha seguido evolucionando y a los ecógrafos clásicos le han salido competidores: sistemas que permitan obtener imágenes de los bebés en tres y cuatro dimensiones. Las imágenes son tan claras que permi- Un médico utiliza una ecografía en 3- D ten ver la fisionomía del bebé antes de su nacimiento, casi como si se tratara de una foto. Pero los beneficios médicos son otros. Los nuevos ecógrafos no diagnostican más enfermedades que los clásicos; sin embargo, lo hacen con una mayor precisión y seguridad. A diferencia de las ecografías convencionales, se pueden observar con gran nitidez superficies y volúmenes de cualquier estructura del cuerpo. Si además el aparato es de 4 D, la misma nitidez se observa en tiempo real. De manera que se convierte en una valiosa herramienta para afinar el diagnóstico prenatal. Especialmente a la hora de detectar problemas que afectan a la piel, como el labio leporino o la fisura palatina y malformaciones del corazón y la columna. cuando sólo tiene 14 cm. pero ha logrado que su sistema nervioso funcione a pleno rendimiento. Los últimos avances quirúrgicos también tienen cabida en el documental. El espectador puede asistir a una operación de cirugía en un feto de 26 semanas que presenta una hernia en el diafragma. Si no se interviene, los intestinos crecerán dentro de la cavidad pulmonar, por lo que se recurre a una cirugía intrauterina con un fetoscopio, introduciéndolo por la boca. El resultado de todas las escenas es la vida. La misma que se percibe 22 días después de ser fecundado el óvulo, cuando comienza a latir un pequeño corazón pese a que el embrión es tan pequeño como una semilla de amapola. O cuando a las cuatro semanas el embrión, que no mide más que una almendra, crece a razón de un milímetro por día y su diminuto corazón late a 80 pulsaciones por minuto, o cuando entre la sexta y la duodécima semana ha creado 200 clases de células, el hígado, los dos riñones, el corazón y un estómago tan pequeño como un grano de arroz.