Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
42 Madrid DOMINGO 29 5 2005 ABC SE DICE SE COMENTA QUÉ HARÁ SIMANCAS El informe del comité de expertos sobre 169 historias clínicas de las Urgencias del Hospital Severo Ochoa de Leganés no deja lugar a dudas. Hubo 73 sedaciones irregulares, que tuvieron una relación causa- efecto con la muerte de los pacientes. Al secretario general del Partido Socialista de Madrid (PSM) Rafael Simancas, puede no gustarle el informe, porque le deja a él en una situación política complicada, pero no es de recibo que se limite a desacreditarlo sin más. Después de la campaña sin cortapisas contra el consejero de Sanidad, debería tener algo más que decir. MADRID UNA Y MEDIA SALÓN DE REVENTA La concurrencia de concejales esta semana en la Casa de la Villa ha sido mayor de la habitual en cualquier semana: no en vano, se ha celebrado un pleno y el debate sobre el estado de la ciudad, dos citas que han congregado a prácticamente todos los ediles durante dos mañanas consecutivas. De ahí que muchos hayan aprovechado para intercambiarse entradas de la feria taurina de San Isidro, realizar peticiones o conseguir pases del palco municipal, siempre tan apreciados por los aficionados. Aquello, como decía algún concejal, parecía la reventa. CORPUS CHRISTI JESÚS HIGUERAS E LA OPINIÓN DEL LECTOR Pueden dirigir sus cartas a esta sección: Correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Fax: 917 424 104. Correo electrónico: madrid abc. es Suciedad en el Centro Cuando recordamos las calles de Madrid hace 10 años se nos viene a la memoria la gran cantidad de carteles que veíamos pegados en calles y plazas. Esta situación se da hoy en muchas plazas, pero me llama la atención especialmente que sea en pleno centro de Madrid, en la estación de metro de Noviciado de la Plaza de Conde Toreno. Dicha plaza, tiene un ascensor que lleva directamente al suburbano y es un cubo de cristal, que normalmente suele estar pintado y rayado por grupos de vándalos y traficantes de droga, a cualquier hora. Este lunes pude ver con felicidad que los rayajos habían desaparecido gracias a los operarios tras cambiar los cristales. Pues bien, al día siguiente estaba dicho ascensor lleno de suciedad, pero esta vez de carteles, de una sala llamada Copérnico, empapelando un bien público con carteles de una fiesta africana. ¿Se puede penalizar esta conducta? ¿No se deberían pedir responsabilidades? José Luis Villalba ÁNGEL DE ANTONIO Teatro Real Como amante de la ópera me parece buena idea acercarla a toda la clase social proyectándolo en pantallas de cine. Pero si queremos democratizar el teatro, subvencionado por la Comunidad y el Ministerio de Educación y Cultura, debería empezarse por el personal que allí trabaja, que ocho años después continúan mal pagados por una E. T. T. M TeresaBueno ción que ha dictado en Las Ventas en este mayo de 2005, ha dejado bien claro que hace mucho tiempo que sabía, en efecto, tocar la flauta y en la Corrida de la Prensa, además. Sólo un gran torero, de los más grandes que ha habido en el último siglo, es capaz de interpretar la tauromaquia con tanta verdad y pureza. Enhorabuena, maestro. Y que nos dure muchos años su arte para aplaudirle y admirarle como se merece. Carlos Briones González, ex- director de El Ruedo Tocar la flauta El 1 de junio de 1991, en uno de los salones de la Residencia de Estudiantes, en la grata sobremesa de un almuerzo de comensales variopintos, donde se habló, mucho y bien, de toros sobre todo, conversé con el torero colombiano de moda de aquella época, César Rincón, quien acababa de salir dos veces consecutivas por la Puerta Grande de Las Ventas. Venía a la feria de aquel año de relleno a una sola corrida, mal pagada y mala sobre el papel, de la mano de los hermanos Lozano (ya empresarios de Madrid) y con un apoderado casi desconocido y de nulas influencias, llamado Luis Álvarez. El 1 de junio ya había toreado dos tardes, por percance de un compañero y creo que estaba anunciado para la Gran Corrida de la Beneficencia. A lo largo de la charla con el muy cortés personaje, me atreví a decirle al maestro bogotano que algunos aficionados y críticos, a mi modo de ver equivocados, opinaban que en sus grandísimos éxitos recientes en Madrid (dos puertas grandes en días) había influido mucho la suerte, vamos que hacía mucho tiempo que sabía tocar la flauta. La lec- n su primera homilía como Papa, en la Misa celebrada en la misma capilla donde el día antes había sido elegido, Benedicto XVI decía a toda la Iglesia: Pido a todos que intensifiquen en los próximos meses su amor y su devoción a Jesús Eucaristía y que expresen con valentía y claridad su fe en la presencia real del Señor La Solemnidad del Santísimo Cuerpo y Sangre de Cristo que hoy celebramos es un momento irrepetible para acoger esta petición del Vicario de Cristo. Máxime cuando celebramos la fiesta del Corpus en el que su antecesor, nuestro amado Juan Pablo II, quiso declarar Año de la Eucaristía. Quienes le pedimos Quédate con nosotros debemos saber agradecer su Con vosotros estoy y acoger su presencia amorosa, sabiendo reconocerle en la fracción del pan, acompañándolo en su peregrinar por nuestra plazas y calles, y también permaneciendo junto a Él, que se queda y permanece en los sagrarios, para ser llevado a los enfermos y encontrase con todos en la oración. Cada vez que celebramos la Eucaristía se hace realmente presente Cristo, muerto y resucitado por nosotros. En el pan y en el vino consagrados permanece con nosotros el mismo Jesús de los evangelios, que los discípulos encontraron y siguieron, que vieron crucificado y resucitado, y cuyas llagas tocó Tomás, postrándose en adoración y exclamando: Señor mío y Dios mío Nada tiene de extraño, que aquellos que le reconocemos, como el apóstol, gustemos de visitarlo en el tabernáculo y pasar tiempo junto a Él, que está ahí por mí y por el amor que me tiene en esa presencia misteriosa, real y amorosa. Presencia con presencia se paga; amor, con amor se paga. Sé que mi correspondencia es muy pobre, sé que por mis pecados y mis limitaciones no puedo devolverle tanto como Él me ha dado y sin embargo, ese poco que yo le puedo dar, sé que me lo agradece intensamente. En este año de la Eucaristía, la solemnidad del Corpus Christi tiene que resonar en nuestro corazón con una intensidad especial, que puede consistir en leernos nuevos libros que nos expliquen mejor el misterio de la Eucaristía, asistir a catequesis donde la podamos conocer mejor, pero sobre todo, vivir muy bien la celebración de la Santa Misa, comulgar con el mayor fervor, intensidad y devoción y después de terminada la Eucaristía, en los momentos del día que nos podamos escapar, ir a las iglesias que encontremos abiertas y visitar los Sagrarios donde Jesús se ha quedado por nosotros.