Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 Opinión DOMINGO 29 5 2005 ABC AD LIBITUM PROVERBIOS MORALES EL PRONÓSTICO DE VÁZQUEZ O que verdaderamente aporta emoción a unas elecciones es lo que señalaba Alberto Moravia: que los votantes no se sienten responsables de los fracasos del gobierno al que votaron en los anteriores comicios. Por extensión, también puede pensarse en que tampoco nos sentimos partícipes de sus éxitos. Hay una distancia entre los actores de la política con respecto a la ciudadanía muy superior a la de los del cine en relación con los espectadores de sus películas. Algo insano y perturbador. En lo que respecta a las próximas elecciones autonómicas gallegas, el pronóstico es incierto. De hecho, y dado el mapa partidista que allí imM. MARTIN pera, la cábala no puede FERRAND centrarse en quién ganará, sino en si conseguirá el PP la mayoría absoluta. Sin ella puede hablarse, con toda precisión, de rotunda derrota. Viéndolas venir, el alcalde de La Coruña, Francisco Vázquez, que es socialista y no por ello ha perdido el pulso y el sentido común, vaticina la pérdida de la mayoría en la que Manuel Fraga ha estado cómodamente instalado estos últimos años; pero, no sin originalidad, entiende que eso no dará paso a un pacto de gobierno entre el PSOE y el BNG. No. La bola de cristal que maneja Vázquez proyecta la imagen de una alianza entre el PSOE y una parte escindida del actual PP de Galicia. Todos sabemos, y Mariano Rajoy más que nadie, de las grandes trifulcas entre las diferentes familias del PP gallego, algo que Fraga no ha podido- -o querido- -corregir y que ha dado pie a una suerte de líderes locales con gran capacidad de convocatoria y mucha más fuerza que la sigla que les acompaña. Algunos de esos caciques podrán poner sus escaños en el Parlamento de Santiago al servicio de Emilio Pérez Touriño, que no es un peso pesado, pero que se enfrenta en desigual combate a un octogenario tan pleno de experiencia y vitalidad como escaso de equipo y protección. Y eso sin hablar del futuro. Una hipótesis como la del alcalde Vázquez, al margen de lo que pudiera tener de treta propagandística electoral, es una nueva inquietud para sentar las bases del terremoto que, cual fuere el resultado electoral, tendrá epicentro en la calle Génova de Madrid. Como todo el mundo sabe, en Galicia el PP es un mosaico que, en primera instancia, se divide en dos grandes lotes: los del birrete y los de la boina Los primeros, más burgueses e intelectuales, están con Rajoy. Los segundos, más rurales, suelen tener problemas para trasladar la imaginación más acá del Bierzo. Además, en Galicia no hay grupos como ERC o ICV que puedan servir de contrapeso y o complemento al nacionalismo del BNG y a los dos grandes clásicos- ¿crónicos? -de la política nacional. En consecuencia, hay razones suficientes para pensar que Rajoy y lo que él significa estén en un brete. VACAS L S EMANA instructiva, la que hoy concluye. ¿Aprenderá algo de ella el vaquero Rodríguez? Entre Suso de Toro y Josu Ternera debe haber un término medio y es menester que se ponga a buscarlo. Algún buey paciente y sensato tiene que quedar entre tanta vaca loca hozando en torno al pesebre. Viejos castrones desengañados con memoria suficiente para recordarle qué suele pasar con ETA cuando empiezan a circular rumores de negociación. Desechos de antiguas tientas que rumian rencores en apartadas provincias. Toreados victorinos que no entrarían al trapo ni aunque lo untasen con pachulí. Cabestros jubilados de ojos tristes, qué sé yo. Cualquier bóvido con la amarga experiencia de haberlo intentado alguna vez. Tender cables a ETA o hacerle guiños no sirve más que para diferir su extinción. ¿Que la banda está en las últimas? No lo parece, pero, aunque así fuera, habría que esperar a que diese señales inequívocas- -y, sobre todo, públicas- -de claudicar para tomar iniciativas al respecto. Las suposiciones no bastan, por JON más fundadas que se pretendan. Las inforJUARISTI maciones policiales, tampoco. Ni los mensajes secretos, aunque se compruebe la solvencia inmoral de la fuente. En materia de organizaciones terroristas, el factor subjetivo es fundamental. Momentos ha habido en que han dejado chiquito al extremo aquel del Alcoyano que pedía prórroga cuando su equipo iba perdiendo doce a cero. Mientras alguien en ETA crea que parte de la población sigue apoyándole- -y hay nueve escaños frescos que lo demuestran- -y que, si se diera el caso de su derrota irreversible, el enemigo lo tratará con benevolencia y generosidad, la banda no perderá la esperanza de forzar una negociación política. Por supuesto, nunca han faltado terroristas desmoralizados, con infinitas ansias de descolgarse, pero es muy improbable que se produzca, en las actuales condiciones, una deserción en masa. Ésta- -o su equivalente; es decir, el abandono del terrorismo- -sólo tendría visos de credibilidad si se acordase por mayoría abrumadora de los miembros de la organiza- ción reunidos en una asamblea, cuyas decisiones fuesen inmediatamente publicadas y ratificadas por su brazo político (PCTV Batasuna) Quedaría, no obstante, el problema de los refractarios, que podría ser más o menos preocupante dependiendo del número de los mismos y de su control de los recursos comunes (recuérdese lo que ocurrió, por ejemplo, con los grupos disconformes de la VI Asamblea o de la VII de los polimilis, que levantaron en poco tiempo nuevas organizaciones terroristas mucho más mortíferas que las anteriores) En cualquier caso, no parecen darse las dos condiciones para que se planteen la disolución o el desarme; o sea, la ausencia total de apoyo en la población vasca y la inflexibilidad política del Gobierno. La eficacia policial es altamente disuasoria, pero resulta mermada por las expectativas de trato penal favorable, tras el día de la rendición, que alimentan en los etarras el partido gobernante y sus aliados parlamentarios. Los terroristas interpretan tal actitud como un signo de debilidad gubernamental y, además, intuyen acertadamente que implica una disminución de su propio riesgo. Si no se alcanzara el objetivo de la negociación política, siempre quedaría la salida de una capitulación negociada que implicase lenidad a cambio de desistimiento. Es como practicar el funambulismo con red, y no debe por tanto sorprender que ETA, en medio de una productiva campaña de detenciones, se líe a poner bombas. No está pidiendo un respiro ni anunciando una tregua, sino demostrando que este Gobierno no le asusta. En tales circunstancias, el presidente Rodríguez debería hacer algo más original que tratar de convencernos de que dispone de información privilegiada, sobre todo si no va a compartirla con la oposición ni con su partido. Apostó fuerte y, de momento, el único resultado perceptible ha sido una bomba en San Blas. Si Rodríguez guarda un as en la manga, que lo saque y nos deslumbre antes de que coloquen la segunda. Si no, más vale que comience a desandar el camino cuanto antes, solo o en compañía de sus boyeros y boyeras, tras los pasos de la Vaca Ciega de Maragall (del abuelo poeta) imagen trágica del infalible instinto de conservación. PALABRAS CRUZADAS ¿Está próximo el fin del eje franco- alemán? DOS GRANDES NACIONES YA ESTABA MUERTO UBO un tiempo en que el eje franco- alemán era el motor de Europa. Hogaño no pasa de ser una sociedad de socorros mutuos y ni a ese fin ha llegado a servir con utilidad. El domingo pasado quedó claro que la pasión de los alemanes por el gobernante SPD es limitada. Y hoy se va a demostrar que la de los franceses por su presidente es todavía menor. Es decir, que el giro del Gobierno Zapatero hacia el desvirtuado eje ha sido una apuesta casi tan acertada como la que hizo por el senador Kerry. Todo apunta a que en septiembre veremos de nuevo a los democristianos en la cancillería de Berlín- -con políticas muy disRAMÓN tintas, incluida la relación con WashingPÉREZ- MAURA ton- Y que aunque hoy ganara el sí en Francia- -la vida, sin fe, no tiene sentido- -la capacidad de Chirac y de Francia entera para liderar Europa con la mitad del país sufragando en contra del proceso es nula. En pocas palabras, el eje de los sueños de Zapatero toca a su fin. La apuesta de este Gobierno por Chirac y Schröder nunca tuvo sentido y los hechos demuestran lo que era previsible para cualquiera que quisiera verlo. Mas Europa generará nuevos liderazgos que le permitan salir del atolladero. Sin los amigos de Zapatero. Laus Deo. H AY galernas pasajeras. Pero un mar de fondo puede arrasar grandes civilizaciones. Alemania y Francia atraviesan años duros: deslocalizaciones, inmigración, envejecimiento, China asomando por el Ural... Pero hay también 60 años de paz, De Gaulle y Adenauer abrazados en el Elíseo, 1963, gigantes supranacionales marcados por la guerra. Renacer de las cenizas: se establecen garantías jurídicas, normas democráticas, un poquito de civilización. Francia carga, perdón, con un 30 por ciento de electores indeseables, lo que no basta para ganar. Veremos qué pasa DARÍO esta noche. Si sale el no muchos VALCÁRCEL neoconservadores americanos descorcharán champán, pero Estados Unidos lo lamentará. Si sale el sí millones de europeos despertarán de una pesadilla. Francia y Alemania viven sobre un humus de paz y libertad, tejido sobre millones de becados Erasmus a través del Rin. Es mejor que lo crucen los estudiantes francoalemanes que los tanques de Hitler o Paton. La vida está hecha de azar y tragedia. Pero también hay seguridades, lealtades. Los problemas son históricos: no simplifiquemos con Chirac y Zapatero. No nos den la matraca. H ¿Y usted qué opina? Déjenos su mensaje o su voto en la página web www. abc. es eldebate