Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
106 Los sábados de ABC SÁBADO 28 5 2005 ABC OCIO Una conocida canción, You ll never walk alone de un grupo del Liverpool de los 60, Gerry The Peacemakers, es el himno de los reds los recientes campeones de la Champions. En Inglaterra, el matrimonio entre fútbol y música pop es un auténtico fenómeno de masas EL GUINDO MÓNICA F. ACEYTUNO Victoria pop goleada MUJER PARA TODO ace tiempo que me llama la atención que ni en los países donde los derechos de la mujer son ya una realidad, o al menos pretenden serlo, no se haya escuchado ni la más mínima queja por parte de las mujeres a las que se utiliza como materia prima para los experimentos de clonación terapéutica. El pasado viernes, veinte de mayo, publicaba Aguirre de Cárcer una clara información sobre las investigaciones llevadas a cabo por el equipo de científicos coreanos donde se explicaba la obtención de las primeras células madre personalizadas para pacientes. Da la impresión de que, con el brillo de los resultados, estamos obviando que avanzamos hacia una suerte de medicina que pretende fundarse sobre los recursos del cuerpo femenino. Hasta hoy, la cosa podía aceptarse más o menos, pues se decía que se utilizarían los óvulos sobrantes de las fecundaciones in vitro pero las investigaciones de los coreanos han puesto de manifiesto que no sólo hacen falta óvulos para usarlos como recipientes de las células del enfermo, sino que el éxito de los experimentos es mayor cuanto más jóvenes son las mujeres que los donan o los regalan voluntariamente a cambio de unos gastos, ¿gastos? lo cual nos llevará, no tengo la más mínima duda, a un nuevo mercado, el de los óvulos, el oro de nuestra era, que en el fondo es el mercadeo más antiguo del mundo, el de la dignidad de las mujeres. Y cito a Aguirre de Cárcer Otra de las claves, según Science fue la edad de las donantes. Cuanto más jóvenes, mayor es la tasa de éxito. Si las voluntarias rondaban la treintena, se hacían necesarios treinta intentos para lograr una línea de células madre. Pero en las más jóvenes, bastó con trece intentos, como media Entretenidos con las fronteras del embrión, estamos olvidando el futuro que les depara esta medicina a las niñas y a las más jóvenes. Dado el precio que adquirirán los óvulos, escribo esta frase de ciencia- ficción: Cariño, acuérdate que hoy la niña tiene quirófano, que esta tarde le extraen los óvulos, para nuestro tratamiento regenerativo Aguirre de Cárcer, que sólo hace verdadera ciencia, concluye: ...la clonación terapéutica exige la creación de embriones y la donación de numerosos óvulos de mujeres fértiles y jóvenes, lo que obliga a procesos quirúrgicos que no están exentos de riesgo y de posibles abusos por la presión de la demanda Unal POR MANUEL DE LA FUENTE H eyenda recibe al visitante nada más llegar a Anfield Road, el estadio del Liverpool: You ll never walk alone Tú nunca caminarás solo título de una de las canciones pop más famosas de la historia, una canción que fue todo un éxito allá por 1963 de Gerry The Peacemakers, un grupo perteneciente al sonido Merseybeat una gran banda cuya carrera se vio ensombrecida por la de sus paisanos, los Beatles. Una canción que han cantado desde Sinatra a Joan Baez. Y es que en Inglaterra la unión de pop y fútbol es un fenómeno de masas. Dando un paseo por Internet impresiona ver la cantidad de web dedicadas a este hecho. Todos los equipos de la Premiere tienen su propio disco con los grandes éxitos de la hinchada e incluso hay jugadores legendarios con su disco homenaje como Best, Beckham, Cantona, Keegan. Hay canciones sueltas y discos enteros, clásicos de los sesenta y música de estos mismos días. En plan muy patriota, The Lightning Seeds alcanzaron un gran éxito con sus Three Lions (los tres leones que lucen en la camiseta la selección inglesa) Si tienen curiosidad es la preciosa canción que cierra el Carrusel Deportivo de la Ser. Aunque puestos a ser originales, los Smiths de Morrisey dieron en la diana con Sweet And Tender Hooligan Dulce hooligan Y no es raro escuchar en los campos de Albión (entonadas por el público, que es lo difícil) piezas como Roll With It (Oasis) o el Qué será será de Doris Day. Los aficionados del Liverpool, mayoritariamente de la clase obrera, no le hacen ascos a lo que aquí se conocía como el No nos moverán que no es sino We shall not be moved un viejo himno religioso cuya versión rojeras se debe a Pete Seeger. En Manchester, a los fans del United le encanta el Glory, glory aleluya Una red muy popera, con toda la pinta de una cantante de pop. Y Lennon, otro héroe local Karaoke en... When you walk through the storm hold your head up high and don t be afraid of the dark. At the end of the storm there s a golden sky and the sweet silver song of the lark. Walk on, through the wind walk on, through the rain though your dreams be tossed and blown. Walk on, walk on with hope in your heart and you ll never walk alone. You ll never walk alone Walk on, walk on with hope in your heart and you ll never walk alone You ll never walk alone. Liverpool Cuando camines en la tormenta mantén tu cabeza bien alta y no temas a la oscuridad. Pasada la tormenta viene un cielo brillante y el dulce y plateado canto de la alondra. Camina de cara al viento bajo la lluvia piensa que tus sueños echan a volar. Camina, camina con la esperanza en tu corazón y tú nunca caminarás solo nunca caminarás solo. Camina, camina con la esperanza en tu corazón y tú nunca caminarás solo nunca caminarás solo. (himno del Norte durante la Guerra Civil Americana) que convierten en Glory Glory Man United La conocidísima When The Saints Go Marching In (Cuando los santos iban marchando) es otra de sus preferidas. Por su parte, el Tottenham prefiere acordarse de sus mitos y dedi- can tonadillas al argentino Ardiles, al bravucón de Gascoigne y al ex barcelonista Lineker. Al norte, en la escocesa Glasgow, el Celtic (equipo de los católicos, contrario al Rangers, protestantes) se canta una de las canciones más famosas de la música celta, The Wild Rover de los Dubliners. A ver si nuestros futboleros se animan y al Barça se le recibe con canciones de Llach o Serrat, por ejemplo, y al Madrid con el Resistiré del Dúo Dinámico o el Cuéntame de Fórmula V, que lo de las mocitas madrileñas se ha quedado pelín decimonónico. De cuando Betancourt, por lo menos.