Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
88 Economía SÁBADO 28 5 2005 ABC EMPRESAS INERTES revalece la ficción según la cual las empresas son como artefactos inertes, con las que el poder político puede jugar libremente y sin efectos contraproducentes. El último ejemplo de este disparate lo acabamos de ver con la solución que se les ha ocurrido a las autoridades del Ministerio de Medio Ambiente: que todos los riesgos y costes ecológicos los paguen las empresas privadas. Las aseguradoras, naturalmente, levantaron la mano con timidez y dijeron lo obvio: no podrán asegurar todos los riesgos ambientales de todas las empresas. Pero la maternal ministra Narbona, con un aire de que lo tiene todo controlado CARLOS y sólo se desvela por el RODRÍGUEZ BRAUN bienestar del pueblo, declaró: El coste de la ley será importante pero asumible para las empresas. Sólo cuando éstas tienen en cuenta de verdad los costes de contaminar hay un incentivo y una mayor prevención Entiéndase bien. No estoy diciendo que no existan problemas ecológicos. Lo que me asombra es la asimetría del pensamiento único, que hace desaparecer la posibilidad de que la política y la legislación puedan ser parte de los problemas, o fuente o agravamiento de los mismos, y que la solución pueda pasar por más libertad. Eso nunca es considerado. En cambio, la política y las leyes son contempladas como entes exógenos, abnegados y omniscientes, que todo lo pueden hacer eficazmente, recortando los recursos de los ciudadanos. Asimismo, se esgrime el intervencionismo cual si fuera irrefutable; por ejemplo, en este ámbito ecológico se insiste en que Kioto cuenta con el firme aval de la ciencia, lo que está muy lejos de ser cierto, como pudo comprobarse hace poco en un seminario de la Fundación Rafael del Pino en Madrid. La argumentación de la ministra Narbona ni siquiera pudo convencer al correcto editorialista de El País, que advirtió que el Ministerio ha de ser consciente de la repercusión económica de su decisión Temo que ni es consciente ni le importa, y que sólo atiende a las repercusiones políticas, y no a las económicas, salvo que puedan impactar sobre las anteriores. Es absurdo pensar que a las empresas se les pueden aumentar los costes sin consecuencias. Porque aquí, no se olvide, se trata de aumentar costes: no sugirió la señora Narbona que los impuestos bajarían en otros capítulos, y a pesar de ello aseguró que las mayores cargas medioambientales serían asumibles En efecto, serán asumibles por las empresas... que puedan asumirlos, no por las que deban reducir su actividad o cerrar, no por las que por culpa de esto no puedan crearse, y no por el conjunto de la economía, cuya capacidad de generar empleo y riqueza se verá mermada por el aumento de costes. Paradojas de la vida. Tanto piensan las autoridades que las empresas son inertes, que terminan dejando a muchas precisamente así. P Smart llama a revisión a los 7.700 coches españoles del Fortwo En total, tendrán que ser reparados 120.000 vehículos en todo el mundo de un fallo detectado en las juntas del eje delantero del automóvil, que, según la empresa, sufrieron un desgaste superior al normal ABC MADRID. Los fallos en el proceso de fabricación de automóviles vuelve a ser un problema para la compañía DaimerChrysler- -propietaria Smart y de Mercedes, fabricante de la reparada Clase A- que se ha visto obligada a llamar a revisión a todas las unidades del modelo Fortwo fabricadas entre octubre de 1998 y diciembre de 2000, por un problema detectado en las junturas del eje delantero. En el caso de España, esta medida adoptada por la compañía germano- estadounidense, afectará a unas 7.700 unidades, que fueron las que se comercializaron en nuestro país aproximadamente durante esos dos años. Pero el problema de este modelo de Smart no sólo afecta a España. En todo el mundo, DaimlerChrysler tiene previsto realizar la misma reparación en unas 120.000 unidades de todo el mundo, sobre todo en Alemania, el país europeo con más ventas de Smart, donde la medida afecta a la mitad de los vehículos a reparar, unos 58.000. El fallo que se ha detectado en este pequeño modelo de automóvil consiste en un defecto de fabricación en la parte delantera del automóvil, donde las junturas que unen las piezas podrían haber sufrido un desgaste superior al estipulado según informó ayer la propia empresa. La inspección prevista por Smart consistirá en una visualizab Se trata Modelo del Smart Fortwo, que deberá pasar por la revisión ción de la zona delantera del coche y, en los casos en los que sea necesario, sustituir la brida del eje delantero. Por ello, esta medida no supone que todos los Smart Fortwo llamados a revisión tengan por qué estar afectados por el fallo de fabricación. Eso sí, la compañía considera que si no se llevan a cabo dichos trabajos de mantenimiento, el defecto encontrado en el eje delantero puede provocar su caída. Además, es un error que hace que las juntas se oxiden y, por lo tanto, dejen de funcionar, por lo que el vehículo ya no sería dirigible. Smart se pondrá en contacto, durante los próximos días, con los propietarios del Fortwo que puedan verse afectados por es- AFP te problema. Además, el anuncio realizado ayer por la compañía se tradujo en una caída de su valor en la Bolsa de Fráncfort, donde disminuyó un 0,5 MG Rover no tiene para pagar Por su parte, la crisis económica continúa amenazando a la compañía británica MG Rover, tras declararse en suspensión de pagos, el pasado mes de abril. El fabricante de coches adeuda ya 80,5 millones de libras (1.993 millones de euros) a sus proveedores, aunque éstos se enteraron ayer de que MG Rover sólo podrá pagarles el 5 de esa cantidad, lo que supondría sólo cinco peniques a cada proveedor. Además, para evitar el cierre total de la empresa- -que todavía cuenta con 510 trabajadores- la aseguradora PricewaterhouseCoopers continúa estudiando las ofertas que han surgido para hacerse con la compañía británica y de sus ocho filiales europeas, entre ellas la española. La medida afecta a los coches que fueron fabricados entre los años 1998 y 2000 Vía libre para que El Corte Inglés abra un centro en Roma ABC MADRID. Tras varios meses de negociación, El Corte Inglés- -primera cadena de distribución en España- -y el Ayuntamiento de Roma han llegado a un acuerdo para que la firma española abra unos grandes almacenes en la capital italiana, lo antes posible según indicó ayer el asesor de Urbanismo de Roma, Roberto Morassut, según informa Ep. Con esta medida, la empresa de Isidoro Álvarez continúa su proyecto de internacionalización, tras la apertura de un centro en Lisboa, en 2002, y el de Oporto, que estará abierto en un año. Italia se había convertido en un mercado prioritario para El Corte Inglés, al que finalmente podrá acceder. Todavía es pronto para saber dónde estarán ubicados estos grandes almacenes, aunque ya se barajan dos opciones. Por una parte, en el mismo centro de la ciudad, una zona que plantea muchos problemas de construcción. La otra alternativa pasa por ubicarlos en la periferia de Roma, una zona alejada del bullicio del centro, pero donde la apertura de El Corte Inglés se podría suponer sólo de dos a cinco años mientras que si se construye en las afueras los plazos serían más largos según Morassut. Y es que el centro de Roma no sólo supone una limitación en el espacio, sino también en las características arquitectónicas del centro que se pretenda construir. La cadena española debería adaptarse a una fisonomía urbana donde no existe ninguna gran superficie comercial. Incluso, acostumbrado a inaugurar grandes edificios con hasta 13 plantas, el nuevo centro no podrá romper con las estructuras de tres pisos, como máximo, que tienen los edificios del núcleo central romano. En cualquier caso, los representantes de la empresa y la capital italiana ultimarán el proyecto en el próximo mes.