Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 28 5 2005 Sociedad 57 Religión La Iglesia emprende una reflexión ante las críticas de intolerancia planteadas por los sectores laicistas El Episcopado defiende el derecho a emigrar en su mensaje con motivo del Corpus Christi b Los obispos critican ciertas corrientes de pensamiento que alientan una confusión lamentable entre el fanatismo religioso y la religión auténtica JESÚS BASTANTE MADRID. Los cristianos, ante las críticas que se nos hacen de intolerancia, debemos preguntarnos cómo estamos viviendo el sacramento de la comunión Con estas palabras, incluidas en el tradicional mensaje con motivo del Corpus Christi- -que este domingo se celebra en toda España- la Conferencia Episcopal ha instado a los católicos a reflexionar sobre la realidad de la Iglesia en la actualidad, en un momento en el que las corrientes más laicistas postulan la desaparición de la religión del ámbito público. En el escrito, elaborado por la Comisión Episcopal de Pastoral Social, los obispos constatan cómo crece hoy en bastantes ambientes la opinión de que la religión divide; y no faltan quienes propugnan la laicidad como una vía privilegiada para la unidad e integración de la sociedad compleja, plural y democrática Procesión del Corpus Christi celebrada el pasado jueves por las calles de Toledo Confusión lamentable Tras apuntar que ese no es el mensaje de la Eucaristía que hace de la Iglesia una comunidad abierta a la verdadera catolicidad y pese a sostener que la dinámica eucarística supera la tentación de la intolerancia, de situarse frente al mundo como su juez, y lleva a entregarse a través del servicio pobre y humilde en favor de la humanidad entera el Episcopado admite que ciertas corrientes de pensamiento alientan, consciente o inconscientemente, una confusión lamentable entre el fanatismo religioso y la religión auténtica entre el laicismo y la genuina autonomía de las realidades humanas tal y como la propone y defiende la Iglesia Esta confusión- -prosigue el mensaje episcopal- -corroe la fe, el dinamismo profundo del sentir religioso de la Humanidad y el sentido del testimonio cristiano Frente a las anteriores afirmaciones, la Iglesia española apunta que el mandato del amor fraterno es el principio de una integración donde los fuertes son capaces de cargar con las fragilidades de los débiles La fe, lejos de dividir, aúna a todos en Cristo, pues en él ha de ser todo reconciliado, según el designio divino. No seamos miopes y abramos la mirada hacia el futuro. Porque Jesús ha resucitado, el lema de Cáritas, Nadie sin futuro es ya una realidad El grueso del mensaje de la Conferencia Episcopal con motivo del Día de la Caridad está dirigido a la integración y acogida del inmigrante bajo la premisa de que la tierra es de Dios, y nadie puede apropiársela en exclusiva Tras defender con vigor una verdadera integración de personas pertenecientes a lenguas, pueblos y razas diferentes los obispos saludan el esfuerzo para regular legalmente la convivencia, los derechos y las obligaciones de autóctonos e inmigrantes, así como los flujos migratorios Para los obispos, sin embargo, es necesario defender el derecho a emigrar, pero a condición de defender con mayor ahínco el derecho a vivir en su tierra natal con dignidad y libertad; y, ante todo, es de justicia evitar la explo- H. FRAILE Crece hoy en bastantes ambientes la opinión de que la religión divide; y no faltan quienes propugnan la laicidad tación de los inmigrantes por parte de una economía mal globalizada, por las mafias y por cuantos se aprovechan de la situación de precariedad o indefensión en que se encuentran Por ello, la Iglesia reclama de los cristianos y de las comunidades eclesiales la obligación de trabajar por una auténtica integración fraterna de los que vienen de lejos en especial a través del banquete eucarístico. Quien así lo haga, subrayan los obispos, sabrá tenderle la mano hermana y compartir con él los bienes provenientes del Señor y del mutuo trabajo; en su compañía trabajará para edificar un mundo más justo y solidario Integración o asimilación La integración no tiene nada que ver con la asimilación del otro resalta el Episcopado, quien anima a los fieles a acoger y valorar al inmigrante como un regalo de Dios Del mismo modo, la Iglesia destaca que, para avanzar en este trabajo, es necesario perder los miedos, aprender a valorar a las personas en su diferencia y riqueza, combatir los prejuicios y mentiras que se alimentan en la opinión pública sobre los inmigrantes, desarrollar una acción pastoral que les haga sentir en nuestras parroquias y diócesis como en su propia casa, y luchar para que en la sociedad puedan vivir y trabajar como verdaderos ciudadanos Finalmente, el mensaje subraya que si se fomenta una integración gradual entre todos los inmigrantes, respetando su identidad y, al mismo tiempo, salvaguardando el patrimonio cultural de las poblaciones que los acogen, se corre menos riesgo de que los inmigrantes se concentren formando auténticos guetos aislándose del contexto social Una jornada marcada por las procesiones en toda España La jornada del Corpus Christi es uno de los principales motores de movilización de la Iglesia española. Así, este domingo, todas las diócesis de nuestro país han programado eucaristías al aire libre y procesiones. En Madrid, a la celebración eucarística que presidirá mañana el cardenal Rouco en la plaza de Oriente le sucederá la tradicional procesión por las calles de la ciudad. Toledo, que el jueves celebró su procesión, ha organizado un Congreso Eucarístico en torno a la figura del cuerpo de Cristo. En Santiago, se expondrá el Santísimo en la catedral. Por su parte, el arzobispo de Barcelona, Lluís Martínez Sistach, presidirá la Misa concelebrada el domingo a las seis y media de la tarde. Ricardo Blázquez hará lo propio en Bilbao. Tras la misa, tendrá lugar una procesión por el claustro de la catedral de Santiago. En Málaga, el obispo Dorado Soto saldrá en procesión con el Santísimo por las calles de la ciudad.