Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
54 Sociedad SÁBADO 28 5 2005 ABC Salud Corea acaba de dar un nuevo impulso a la investigación con células madre embrionarias, aunque su aplicación práctica aún se vislumbra lejana. Mientras, las células madre adultas ya han saltado del laboratorio al enfermo y empiezan a cosechar sus primeros éxitos. En España más de un centenar de pacientes se han tratado con un material biológico que no despierta recelos éticos Regenerar órganos sin clonación TEXTO: N. RAMÍREZ DE CASTRO MADRID. La creación en la Universidad de Seúl de células madre a la medida para once enfermos con diabetes y lesiones medulares fue acogida la semana pasada como un verdadero hito científico. El polémico experimento ha demostrado que la utilización de células embrionarias con la ayuda de la clonación terapéutica podría estar más cercana de lo que se pensaba hace un año. Sin embargo, esta línea de trabajo aún debe recorrer un camino espinoso de trabas éticas y científicas hasta que pueda llegar al enfermo. Con menos ruido mediático, la investigación con las células madre obtenidas de los propios pacientes avanza con mayor rapidez. Las células madre adultas ya se han consolidado en Oftalmología para reparar lesiones de la córnea; en Hematología, contra la leucemia; en Dermatología, para tratar quemaduras o en Traumatología para restaurar el cartílago de la rodilla. Pero ahora son también una promesa en el tratamiento de patologías tan comu- nes como las enfermedades cardiovasculares, la cirrosis o la osteoporosis. En estas aplicaciones aún hay más preguntas que respuestas, aunque el camino ha comenzado con numerosos estudios clínicos en todo el mundo. En España hay en marcha varios ensayos con pacientes para probar la eficacia de estas células en la insuficiencia coronaria, el infarto de miocardio, las fístulas o las fracturas de hueso de difícil curación. Un centenar de enfermos se han tratado con este material biológico que se obtiene de múltiples tejidos, desde la médula ósea, pasando por la musculatura, la grasa y hasta los folículos pilosos. Clínica Universitaria de Navarra. El centro navarro fue el primero que se lanzó a la reparación de corazones dañados por un infarto. Casi dos años des- Ensayos clínicos en marcha Regeneración cardiaca. El Hospital Clínico de Valladolid ha tratado a 60 infartados con células madre extraídas de su médula ósea. En el ensayo que coordina la Clínica Universitaria de Navarra se han inyectado células obtenidas de tejido muscular a 14 enfermos. Cicatrización. El Hospital La Paz en colaboración con el Doce de Octubre y el Gregorio Marañón tratarán a 50 pacientes con la enfermedad de Crohn para valorar el poder de cicatrización de células madre aisladas de la grasa. Reparación ósea. La clínica Teknon y los hospitales de Sabadell prueban en 10 pacientes el poder de estas células de la médula ósea y la grasa en fracturas de hueso y reparación maxilofacial. Contra corazones infartados Las enfermedades cardiovasculares son uno de los grandes objetivos de la terapia celular. En España se están probando dos estrategias diferentes: con células obtenidas de la médula ósea y de tejido muscular. que lideran el Hospital Clínico de Valladolid y la pués este centro ha coordinado el tratamiento de 14 pacientes y aguarda la autorización de Sanidad para poner en marcha un ensayo más ambicioso con más de cien voluntarios. La mayoría de estos enfermos ha mejorado y, sobre todo, nadie ha sufrido ningún efecto secundario de interés. Ahora sabemos que el tratamiento no es tóxico, es seguro y tenemos las primeras evidencias de que además puede ser eficaz. Suficientes datos para animarnos a continuar explica Felipe Prósper, responsable del Laboratorio de Biología Celular de la Clínica Universitaria de Navarra. A finales de septiembre arrancará el nuevo ensayo clínico que valorará la respuesta de enfermos con corazones muy fatigados por un infarto previo, una condición crónica que se conoce como insuficiencia cardiaca. A estos pacientes se les realizarán los tratamientos convencionales y además se les inyectarán células madres extraídas de su tejido muscular.