Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 28 5 2005 Internacional 27 Al menos 20 muertos en un atentado contra un templo musulmán paquistaní El ataque se relaciona con la tensión entre suníes y chiíes, que se disputan el control del santuario ABC ISLAMABAD. Ha sido un infierno Así se expresaba Syed Muktar, uno de los supervivientes del atentado terrorista que tuvo lugar en la mañana de ayer en un concurrido templo religioso de Nurpur, al norte de Islamabad. Al menos veinte personas murieron y 150 resultaron heridas, como consecuencia de una explosión en el interior del mausoleo de Bari Imam, situado junto a numerosos edificios oficiales y embajadas, y aproximadamente a un kilómetro de distancia de la residencia oficial del primer ministro paquistaní, Sheij Rashid Majamed. Casi 80 heridos fueron ingresados- -algunos en estado crítico- -en diversos hospitales de la capital. Un halo de confusión rodea la autoría del atentado- -que no ha sido reivindicado- -y la causa de la explosión. El ministro de Información, Rashid Ahmed, afirmó que podría tratarse de un terrorista suicida. Las versiones de los testigos son contradictorias. Uno de los heridos, afirmó haber visto a un hombre sospechoso vestido de policía. Otro de los testigos señaló a dos hombres barbudos que entraron al templo. La propia Policía investiga si los restos de uno de los cuerpos podrían corresponder al terrorista suicida. tas profanaciones del Corán, y en plena conversaciones de paz entre India y Pakistán. Este año, al menos 78 personas han muerto en enfrentamientos entre suníes y chiíes. Musulmanes paquistaníes chiíes gritan de dolor ante las víctimas del atentado AFP Terror religioso En cualquier caso, todos los indicios apuntan a móviles de carácter religioso en la ejecución del atentado. El templo recibe su nombre en tributo al guía sufí Shah Abdul Latif Kazimi, apodado Bari Imam, que participó en la islamización de la región en el siglo XVII. Miles de fieles se reúnen cada mes de mayo en el mausoleo para celebrar el aniversario de su muerte en la tradición sufí. La mayoría de musulmanes reunidos ayer, en la cuarta y última jornada de celebraciones, eran chiíes, mientras que los días anteriores eran los suníes quienes tenían una mayor presencia. Cientos de chiíes protagonizaron una violenta protesta frente al templo y se enfrentaron con la policía, que cargó contra la multitud para permitir el acceso a las ambulancias. El templo de Bari Imam, simbolo de la coexistencia entre suníes y chiíes, también es objeto de disputa entre ambas comunidades religiosas que reivindican para sí el control del mausoleo, gestionado desde hace 20 años por los suníes. El pasado 15 de febrero, tres personas- -entre ellas el guardián del mausoleo, de confesión suní- -fueron asesinados. La policía paquistaní afirmó haber eliminado a los autores. El atentado, el peor en Islamabad en años, se produce en un clima de tensión con los islamistas manifestándose en contra de EE. UU por las presun-