Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 27 5 2005 Espectáculos 67 Orson Welles, en una de las más célebres imágenes de Ciudadano Kane Agustín Almodóvar aprovechó ayer la reciente publicación de la lista de mejores películas que publicaba la revista Time en la que consideraba Hable con ella mejor película de esta década, para calificar de miope y torpe a la Academia, que no envió el filme a los Oscar Una lista tan tonta como tantas otras E. RODRÍGUEZ MARCHANTE En esto de las listas de las mejores películas de la Historia hay una ley inalterable: Si confeccionas una lista de diez, te dejarás diez fuera; si confeccionas una de cien, serán cien las que se olviden, y si la lista es de mil, mil serán también las marginadas. Es decir, que independientemente del prestigio que queramos otorgarle a Time y a sus críticos de cine, ya sabemos que esta lista de cien películas supone que se han dejado al menos otras cien tan buenas como las que hay. En sólo un rápido vistazo y patinando entre los títulos que hay, se ven algunos huecos del tamaño del Monument Valley y, sin ir más lejos, La diligencia la obra maestra de John Ford. Títulos como Sed de mal de Orson Welles; Ladrón de bicicletas de Vittorio de Sica; Historias de Filadelfia de George Cukor; La fiera de mi niña de Howard Hawks; Avaricia de Erich von Stroheim; Ordet de Dreyer... Casi sin pensar y sin respirar salen otras cien de golpe y porrazo tan buenas o mejores que las elegidas por Time Y tanto se ven esos huecos y esas faltas como brillan por su chocante presencia algunos títulos que se caerían con sólo varear ligeramente esa lista. Sorprenden algunos títulos presentes como, por ejemplo, Buscando a Ne- mo o La mirada de Ulises de Theo Angelopoulos; o El bueno, el feo y el malo de Sergio Leone; o El mono borracho en el ojo del tigre de Jackie Chang; o La mosca de David Cronenberg... Sin valorar exactamente la calidad de estas películas mencionadas y otras que se quedan en la punta de la lengua (La afagana Kandahar es, sin duda, una magnífica película, pero ¿por qué ésa y no, por ejemplo, la iraní Entre los olivos o la kurda Las tortu- Década a década 1921- 1930: Metrópolis de Fritz Lang (1927) 1931- 1940: Desengaño de William Wyler (1936) 1941- 1950: Ciudadano Kane de Orson Welles (1941) 1951- 1960: Vivir de Akira Kurosawa (1952) 1961- 1970: Persona de Ingmar Bergman (1966) 1971- 1980: Chinatown de Roman Polanski (1974) 1981- 1990: Decálogo de Krzysztof Kieslowski (1988) 1991- 2000: Pulp Fiction de Quentin Tarantino (1994) 2001- 2005: Hable con ella de Pedro Almodóvar gas también vuelan lo cierto es que se hace rara su presencia aquí al lado de la ausencia de cineastas como los Marx, Griffith, Renoir, Dreyer, Rosellini, Berlanga, Eisenstein... O sea, que nadie nos tachará de caprichosos si cuestionamos que tenga un puesto en la lista Ciudad de Dios del brasileño Fernando Meirelles, y no se vea por ningún sitio Vértigo de Hitchcock; que sí esté Mon oncle d Amerique de Alain Resnais, y no simplemente Mon oncle (o Las vacaciones de Mr. Hulot de Jacques Tati; o que La noche americana de Truffaut, se anteponga a, por ejemplo, La noche del cazador Y en este ambiente sale elegida como mejor película de la última década Hable con ella de Pedro Almodóvar, lo cual es una decisión tan respetable como discutible (lo sería, incluso, dentro de la propia filmografía de Almodóvar) pero que ha dado pie a una nueva reflexión del entorno de Almodóvar sobre lo injusta que es la Academia del Cine Español con el cineasta manchego. Hoy se ve muy claro que la Academia fue rácana con Hable con ella que ganó un Oscar sin que le dieran el visado para Hollywood; Pero, insisto, aparecer en ésta o en otras listas es algo tan poco riguroso que no merece la pena ensancharse mucho por ello.