Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
56 Cultura VIERNES 27 5 2005 ABC Una sorpresa para Llorens, Solana y la baronesa Apenas una hora después de que Uría hiciera pública su dimisión, Carmen Thyssen- -que supo la noticia por ABC- -manifestaba desde Montecarlo su gran sorpresa: ¡Qué raro! No me lo esperaba. Me sabe muy mal; me gustaría que me lo hubiera dicho antes. Le echaré de menos. Es un hombre de una gran valía como abogado y como ser humano. Es un gran amigo Recuerda que la compra de la colección Thyssen hubiera sido casi imposible sin la fuerza de voluntad de Uría, que luchó a brazo partido durante siete años, como abogado del Estado, para su compra, sin remuneración alguna. Tomás Llorens y Guillermo Solana también conocieron ayer la noticia. El primero valora su inmenso trabajo como figura clave en la compra de la colección; el segundo lo ve como persona esencial para el Patronato. Le echaré de menos Rodrigo Uría, Luis Ángel Rojo, la Infanta Doña Pilar, Jordi Solé Tura y los barones Thyssen (de izquierda a derecha) el 21 de junio de 1993, tras la firma del acuerdo para la compra de la colección Thyssen por parte del Estado español Uría abandona el Patronato del Thyssen Envió su dimisión a la ministra un día después de que el Congreso pidiera al Gobierno comenzar la negociación para la compra de la colección de la baronesa b El presidente del Patronato del Prado desempeñó un papel clave en la compra por parte del Estado de la colección Thyssen. Ahora sorprende abandonando su órgano rector NATIVIDAD PULIDO MADRID. La noticia no estaba en la Comisión de Cultura del Congreso, donde Rodrigo Uría compareció ayer a petición del Grupo Popular, sino al final. En una improvisada charla con los medios soltó, a bocajarro, que el miércoles envió una carta a la ministra con su dimisión como patrono del Thyssen (verbalmente se lo dijo una semana antes) un cargo que desempeña desde que nació el museo. Sorprendió aún más la noticia al producirse un día después de que el Congreso pidiera por unanimidad al Gobierno que inicie las negociaciones para la compra de la colección Carmen Thyssen, actualmente en depósito. Uría quitó hierro al asunto: Estoy viejo, ocupado, enfermo... Tengo mucho trabajo en el Prado. Además, llevo bastantes años en el Thyssen y es hora de que otros se incorporen Negó que su decisión se deba a problemas con la ministra, ni con el nuevo conservador jefe, Guillermo Solana: Su nombramiento es una solución excepcionalmente buena para el museo. Yo apoyé su candidatura durante hora y media en el Patronato Recordó los siete intensos años que le llevó la negociación de la compra de la colección Thyssen entre la familia y el Estado español. Otros se ocuparán de esta segunda operación- -comenta- segundas partes nunca fueron buenas Sobre la colección de la baronesa, apunta que los cuadros que están colgados en la ampliación son interesantísimos para el mu- seo Lo mejor- -dice- -es irse por sorpresa, porque si no, no te vas nunca No cree que haya que seguir acumulando Patronatos. Además de presidir el del Prado, era patrono del Thyssen (un cargo por designación del Ministerio de Cultura) y del Reina Sofía (miembro nato) Paz octaviana Dos horas antes, Uría explicaba ante la Comisión de Cultura del Congreso los avatares recientes del Prado, sin morderse, como es habitual en él, la lengua: En los últimos años ha estado tradicionalmente mal gestionado; era un museo dividido, sin ilusiones. Ha habido demasiadas direcciones; no había Uría dixit... alto y claro El Prado ha estado mal gestionado, era un museo dividido, sin ilusiones Todo estaba apiñado, todo era una vergüenza Las relaciones con los sindicatos eran inexistentes o tensas El museo tenía que respirar Se ha terminado con que los conservadores experticen obras para privados desde el museo Se ha terminado con que los conservadores dieran conferencias fuera del Prado y no dentro Se ha terminado con el absentismo laboral, que adquiría en el Prado cotas inmensas una paz social estable; las relaciones con los sindicatos eran inexistentes o tensas. Todo estaba apiñado (las obras, las tiendas, las mochilas de los visitantes... todo era una vergüenza. El museo tenía que respirar Más alto se puede, pero más claro... Sus dardos tienen nombres, pero quedaron en el anonimato. Tras elogiar a Miguel Zugaza, que se hallaba en la sala un personaje providencial, que ha puesto a la gente a trabajar dice que ahora el museo está funcionando bien Se ha terminado con que los conservadores experticen obras para privados desde el museo; con que dieran conferencias fuera del Prado y no dentro; se ha terminado con el absentismo laboral, que adquiría cotas inmensas Para Uría, el pacto parlamentario está más fuerte que nunca y las obras se reanudarán en un tiempo récord; en un mes o mes y medio No tan récord: es el plazo del que habló el subsecretario de Cultura hace ya algunas semanas. Aunque confesó haberse sentido preocupado ante la comparecencia de ayer, Uría reconoció al final que le gustaría volver a menudo. Me han tratado mejor que en mi casa Mejor que a las Meninas apuntaba el diputado canario Luis Mardones. Y no es para menos: sólo hubo flores, piropos y agradecimientos para Uría. Sus Señorías mostraron su cara más amable. Mientras PP y PSOE se recordaban mutuamente que el Prado está fuera de toda lucha partidista y no hay que sacar ventaja política, Uría eludía decir ni mu sobre las críticas lanzadas por ambos partidos y aseguraba que reina una paz octaviana Carmen Calvo confirmaba que el Gobierno autorizará en los próximos días un incremento presupuestario de 45 millones para las obras de ampliación del Prado, mientras el Ayuntamiento pagará los 6 millones de la urbanización del entorno. La ministra pide prudencia y discreción en la negociación de la compra de la colección Carmen Thyssen.