Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 Internacional VIERNES 27 5 2005 ABC RIMA KHALAF HUNAIDI Adjunta al Secretario General de la ONU En el mundo árabe existe un agujero negro en términos políticos Esta ciudadana jordana de 52 años ha llegado a la Secretaría General Asistente de Naciones Unidas tras una larga trayectoria política en su país. Fue la primera mujer árabe viceprimera ministra y trabajó bajo la tutela de Abdalá II para promover la modernización y reforma de Jordania TEXTO: ANDRÉS TORRES FOTO: ABC MADRID. Una reunión frente a frente con la Doctora Hunaidi supone que cualquier duda sobre la valía y el afán de superación de la mujer árabe se disipe por completo. Con motivo de la presentación europea en España, auspiciada por el Real Instituto Elcano, del Tercer Informe sobre el desarrollo humano árabe en 2004: Hacia la libertad en el mundo árabe del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) Hunaidi habló con ABC. ¿Puede el mundo árabe asumir los principios democráticos? -Por supuesto que es posible. El problema no es cultural, es un problema político, es la arquitectura política la que explota los sentimientos sociales, culturales y religiosos del pueblo con el único fin de perpetuarse en el poder. Son los árabes quienes están tomando las calles en exigencia de reformas. ¿Puede preservarse el Islam sin perder el tren de la modernidad? -La religión debe ser una opción personal. Soy partidaria de una presencia religiosa en la esfera pública, desde el respeto, siempre que se rechace la violencia y se asuman los principios básicos democráticos y el pluralismo. ¿Se puede hablar del desarrollo y las libertades en el mundo árabe sin una separación efectiva entre religión y Estado? -La diferencia entre el Islam y el Cristianismo es que los musulmanes carecemos de una Iglesia que establezca las pautas. En las escuelas coránicas, madrasas, existe libertad de cátedra y algunas son muy conservadoras. -Las mujeres árabes cada día son más numerosas en las universida- des, pero no gozan de una posición proporcional en la política. -Se ha hecho un gran esfuerzo educativo. No obstante, en algunos países a pesar de tener los mismos derechos civiles, las mujeres no tienen los equivalentes derechos políticos. No hay apenas representación femenina. -Bush cree que desde Irak se puede impulsar la democratización del mundo árabe. -Este proceso reformista empezó mucho antes. Las presiones exteriores no contribuyen a impulsar las reformas, es más bien una necesidad creada por los grandes medios de EE. UU. Occidente parece buscar la liberalización del mundo árabe sin acometer una previa democratización plena del mismo. ¿Cómo afecta a nuestras relaciones el hecho de que los fundamenta- listas se conviertan en iconos de la causa del pueblo musulmán? -Es maquiavélico. Los extremistas explotan los sentimientos primarios y tribales del pueblo, utilizan a su favor el sufrimiento de los palestinos y hablan de hacer justicia con las armas. Algunos gobiernos invocan al terrorismo para prolongar un estado de emergencia indefinido y justificar el retraso de los procesos democratizadores. ¿Cuál es la situación de los derechos humanos en el mundo árabe? -En primer lugar, existe un agujero negro en términos políticos. El poder queda centralizado en un líder supremo. En Palestina se vulnera a diario el derecho a la vida. Los medios de comunicación no son libres y el poder judicial independendiente es sustituido por tribunales religiosos o militares.