Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 27 5 2005 Nacional 15 EL LABERINTO VASCO OPINIÓN A LOS QUE HABLÁIS CON ETA IRENE VILLA Delegada de la AVT en Madrid onfiaba en vosotros. Lo teníais fácil. Con todos los golpes a ETA, su fin estaba cerca. Pero, sin venir a cuento, empezasteis a cambiar. De pronto, los protagonistas eran ellos. Los asesinos que tanto daño han causado a nuestro país, tenían voz y voto. Voz. Porque habéis osado escucharles y voto porque no os ha interesado ilegalizar el partido que en el País Vasco representan colaboradores de ETA. Qué dolor más terrible sentir que una vez más se tiene la oportunidad de erradicar el terrorismo en España y no se hace. Y una vez más, por intereses políticos. ¿Cómo puedo conservar la esperanza en la paz? Me siento descorazonada. De los terroristas me esperaba cualquier cosa. Hasta que me pusieran una bomba. Pero de vosotros no. De vosotros espero Memoria, Dignidad y Justicia. Ya sabemos que los terroristas tienen las mentes sometidas por el odio. Son incluso víctimas de una subcultura implantada en el País Vasco desde hace ya demasiados años, que lamentablemente se sigue transmitiendo con el único fin de distribuir su malestar por toda España, supuesta culpable de su dolor. Pero lo vuestro es distinto. Habéis usado el respaldo de los que confiaron en vosotros para aseguraros vuestra permanencia. Habéis usado la paz para sucumbir a la violencia. ¿Qué paz puede seguir a la concesión de deseos de los que la perturban? ¿realmente puede alguien creer que consintiendo a un terrorista lo que pida se logrará la paz? Así, lo único que se logra es que cuando a otros grupos se les niegue algo, recurran a las armas. Habéis legitimado la violencia. Habéis convertido el terrorismo en una vía para conseguir un fin. No queráis disfrazarlo de proceso de paz. Eso no se lo cree nadie. Lo que habéis hecho es ceder a un chantaje. Lo que me pregunto es ¿por qué ahora? ¿por qué no se cedió cuando aún podíamos salvar la vida de Miguel Ángel Blanco? O cuando yo aún tenía mis piernas... Pues no se hizo porque escuchar a un terrorista es aceptar sus acciones. C Es admitir que tiene razón. Y el que empuña un arma pierde automáticamente la razón, al menos en un país civilizado. Sin embargo, en el mío, los asesinos tienen plena participación en el parlamento mientras que las víctimas no tenemos participación alguna, porque los encargados de hacerlo, os habéis puesto del otro lado. Sí, los mismos que presumís de haber pro- puesto el pacto por las Libertades y contra el terrorismo. Los mismos que me jurasteis que jamás dialogaríais con terroristas, ahora, cuando más débiles están, vais y les tendéis una mano. ¿Qué pensarán los españoles al ver que toda la sangre derramada no ha tenido ningún sentido? ¿Qué pensarán los familiares de los casi mil asesinados? ¿qué pensarán los padres de aquel niño que ETA mató cuando ni siquiera había aprendido a andar? ¿qué pensarán los niños que vieron a su padre desplomarse en la acera mientras le despedían porque alguien le disparaba por la espalda? ¿qué pensarán de nosotros fuera de España? Tantos años luchando contra el terrorismo, superando el dolor, conviviendo con el sufrimiento de una pérdida absurda y completamente en vano, para que ahora les demos la razón. Yo, que he perdonado, que he superado el dolor y he desechado la rabia, siento que necesitaré más fuerzas, quizá más tiempo y mucha más voluntad para perdonar a quienes, con el poder y la confianza del pueblo, os habéis puesto al nivel de los asesinos que llevan casi cuarenta años derramando sangre por España. Lo dicho, ejemplo para bandas venideras. Ya saben cómo se les escucha. Ya saben lo que tienen que hacer para que el gobierno les tienda una mano. Habéis legitimado la violencia. Habéis convertido el terrorismo en una vía para conseguir un fin. No queráis disfrazarlo de proceso de paz. Lo que habéis hecho es ceder a un chantaje