Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
48 JUEVES 26 5 2005 ABC Sociedad Una estudiante pasa ante el grafitti que ha hecho blanco de las críticas contra la reforma universitaria al rector de la UAM, Ángel Gabilondo IGNACIO GIL Zapatero asegura que la reforma educativa ha de respetar la libertad de enseñanza El PP compara al Gobierno con Lenin por eliminar todo arte que no esté al servicio del partido b El presidente del Gobierno garan- tiza que la nueva ley saldrá con el máximo acuerdo social, educativo y político posible fruto de un profundo diálogo M. A. R. B. MADRID. El de ayer fue un día intenso en materia educativa. La reforma de la enseñanza obligatoria propuesta por el Gobierno y el proceso de convergencia con Europa de la Universidad española mantienen en vilo a políticos, docentes, padres y estudiantes. Crispación, inseguridad, dudas... un sentir social que ha llevado al presidente del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, a asegurar que la Ley Orgánica de Educación (LOE) saldrá adelante con el máximo acuerdo posible. Una cuestión que ayer se vislumbraba en la respuesta dada al portavoz de CiU, José Antonio DurAn i Lleida, quien le preguntó por los apoyos con que piensa contar para sacar adelante la LOE. Una vez que el proyecto de ley sea remitido a esta Cámara, hablaremos de manera singular con el conjunto de las fuerzas políticas señaló Zapatero, que insistió en que el objetivo y el compromiso del Gobierno son que la ley salga con un amplio apoyo parlamentario Tras recalcar que uno de sus objetivos inmediatos es lograr una nueva ley de enseñanza con el máximo acuerdo social, educativo y político posible señaló que para ello ya se ha venido haciendo una tarea de profundo diálogo con sindicatos, asociaciones de padres y organizaciones titulares de centros. Diálogo con los obispos Señaló que es un diálogo que también se va a mantener, lógicamente con la Conferencia Episcopal, y se mostró de acuerdo con que la LOE ha de respetar los principios básicos del artículo 27 de la Constitución (sobre el derecho a la educación y la libertad de enseñanza) que es fruto de un gran consenso y que, además, ha dado un buen resultado al sistema educativo. Sin embargo, Duran i Lleida insistió en que, a la espera del debate parlamentario, su grupo no podrá apoyar la reforma tal y como está diseñada. El consenso- -señaló el diputado- -debe basarse en algo que no respeta la ley, que es la libertad para crear centros, libertad para dirigirlos y libertad de los padres para escoger escuela, y el consenso debe ser para que de una vez por todas el país tenga un sistema escolar estable, que no esté en función del grupo parlamentario, del grupo político que gobierne Asimismo, mostró su preocupación por posibles respaldos parlamentarios de fuerzas que abogan por una escuela única, pública y laica. A pesar de ello, Zapatero dijo estar convencido de que CiU va a hacer un esfuerzo constructivo Yo le puedo asegurar- -dijo dirigiéndose al parlamentario de CiU- -que el Gobierno va a mantener un diálogo con todos los grupos, y por supuesto con el suyo, de una manera singular, directa y lo más pronto posible, en la medida en que ustedes estén dispuestos a ello En otro escenario, en el Pleno del Senado, la ministra de Educación, María Jesús San Segundo, volvía a insistir en que la reforma educativa no universitaria no supondrá una variación en el número total de horas por materia. Presencia de la Filosofía El Partido Popular se empleó con dureza a la hora de recriminarle el menosprecio de las enseñanzas de Humanidades, artísticas y tecnológicas en una reforma comparada por Esther Vallejo con los planteamientos de comunistas y fascistas La senadora fue más allá y parafraseando a Lenin dijo que esos planteamientos consideraban que todo arte que no esté al servicio del partido debe ser eliminado En referencia a una de las cuestiones más polémicas de la reforma, la devaluación de la asignatura de Filosofía, la ministra aseguró que no va a ver reducida su presencia ya que la futura asignatura de Educación para la Ciudadanía incluirá ética, filosofía moral y política, que son- -recalcó- las bases de una sociedad que valora la convivencia