Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 26 5 2005 Internacional 31 La mayoría de la Eurocámara cierra filas con Barroso durante la moción de censura El posible conflicto de intereses del presidente de la CE se votará en el pleno de junio hizo un alegato en defensa de la transparencia, al tiempo que afirmó: Se ha cruzado el umbral que separa la democracia de la demagogia MARIBEL NÚÑEZ. CORRESPONSAL BRUSELAS. Los cuatro grupos mayoritarios del Parlamento Europeo cerraron ayer filas con el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, ante la moción de censura presentada por 80 eurodiputados encabezados por el euroescéptico británico Nigel Farage. Los representantes de la mayoría de la Eurocámara emplearon sus intervenciones para defender al máximo representante del Ejecutivo comunitario de las acusaciones de presunto conflicto de intereses por veranear en el yate de un millonario griego, Spiros Latsis, el verano pasado. Durao Barroso, que acudió al Parlamento acompañado por los 24 comisarios europeos, inició la mini sesión plenaria con un alegato en defensa de su vida privada y de su amistad con el empresario, que data de hace veinte años y en la que no hay ningún interés comercial afirmó. La Comisión aprobó una ayuda de Estado de 10 millones de euros a una naviera propiedad de Latsis, pero no durante el mandato de Barroso, sino en la época del presidente Romano Prodi. b Durao Barroso De las juventudes maoístas al yate de un millonario La política suele ser un camino largo y proceloso en el que a veces se da algún que otro bandazo. En el caso del presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, esta cuestión no ha pasado desapercibida para el líder del Partido Socialista Europeo, el alemán Martin Schulz, quién comenzó su intervención preguntándose cómo se fraguó la amistad entre Barroso y el millonario griego Latsis (a bordo de cuyo yate pasó las vacaciones el año pasado) y si fue en las juventudes maoístas, en las que militó hace años el ahora máximo representante del Ejecutivo comunitario, ya que, en su caso, se trataría del primer millonario maoísta de la historia El presidente de la Comisión Europea ha defendido desde el principio que Latsis y él son amigos desde hace veinte años, cuando el griego fue profesor suyo en la época en que estudió en Ginebra. Durao Barroso, en un momento de su intervención de ayer en la Eurocámara Barroso dijo que los argumentos de la moción de censura eran absurdos y ridículos y que suponían un ataque contra la institución que presido dentro de la clásica línea populista que recurre a la manipulación, con lo que se ha cruzado el umbral que separa la democracia de la demagogia Por su parte, el promotor de la moción, Nigel Farage, aseguró que la reacción de Barroso ha sido tan lenta que se deduce que hay indicios de un conflicto de intereses. Además, Farage denunció presiones de los presidentes de los cuatro grupos políticos mayoritarios para que no hubiera debate. El presidente del Partido Popular Europeo, Hans- Gert Pöttering, fue el más vehemente y llegó a calificar la moción de indigna al tratarse de un ataque a la credibilidad de las instituciones a pocos días del referéndum sobre la Constitución en Francia y Holan- REUTERS da El representante de los socialistas, Martin Schulz, aprovechó su intervención para denunciar que los promotores de la moción de censura sólo quieren publicidad, ya que las ayudas que dio Grecia a la empresa de Spiros Latsis recibieron el visto bueno de la Comisión Europea en la época de Romano Prodi. La calumnia no puede ser una estrategia parlamentaria concluyó Schulz. Para el representante de los liberales, Graham Watson, el objetivo de Nigel Farage era obstaculizar la aprobación de los referéndum de la Constitución. Desde Izquierda Unitaria Europea se calificaron las vacaciones de imprudentes pero admitieron que no hay pruebas de que el empresario griego hubiera recibido trato de favor alguno fruto de su relación con Barroso. La moción se votará en el pleno del Parlamento Europeo de junio.