Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 26 5 2005 Nacional 21 Investigan si el suicidio de una adolescente en Elda esconde otro caso de acoso escolar La joven denunció en diciembre una agresión por parte de tres compañeras centro no hay constancia de que la adolescente, de 16 años, sufriera un hostigamiento continuo, al menos dentro del recinto escolar ARANTXA RICA ELDA. El pasado martes, Cristina C. G. una adolescente de 16 años, acudió como todos los días al colegio Sagrada Familia del municipio alicantino de Elda, donde cursaba 4 de la ESO. Por la tarde, después de las clases, se dirigió a la consulta del dentista. La jornada parecía transcurrir con normalidad, aunque Cristina, inesperadamente, cambió su rumbo habitual para encaminarse hacia el puente de la Libertad, desde el que se precipitó al cauce del río Vinalopó desde una altura de 25 metros. Policía y servicios sanitarios acudieron al lugar alertados por un testigo, pero nada pudieron hacer por salvar su vida. Trasladada en estado de coma al Hospital General de Elda, falleció poco después. El bullicio propio de los colegios abandonó ayer el centro educativo, en el que tan sólo los más pequeños permanecían ajenos a la tragedia. Todos los compañeros de la muchacha, conmocionados y entre lágrimas, comentaban en corrillos lo sucedido. El hecho de que Cristina hubiera sufrido agresiones hace 5 meses por parte de tres compañeras crea cierto paralelismo con el suicidio del joven de Fuenterrabía Jokin que, hace unos meses, impotente para acabar con la situación de acoso que padecía, decidió también acabar con su vida tirándose desde lo alto de una muralla. Ayer, compañeros y madres pertenecientes al Colectivo de Madres del instituto, aseguraron que Cristina era acosada desde hacía meses por tres alumnas de su mismo curso, y que había sufrido maltrato físico. Según explicaron, los incidentes comenzaron b Según los responsables del José Sanmartín Uno de cada diez escolares sufre acoso y amenazas L. DERQUI Al 2,4 por ciento de los estudiantes de Secundaria les divierte amenazar e intimidar a sus compañeros, un porcentaje que se eleva al 24 por ciento si se pregunta a los adolescentes que reconocen consumir cuando pueden drogas o alcohol. Estos estudiantes son los responsables de que casi el 11 por ciento de los alumnos reconozcan que sufren amenazas, burlas e intimidación, según los resultados de un ambicioso estudio que ha llevado a cabo la Generalitat Valenciana junto con el Centro Reina Sofía para el Estudio de la Violencia, que dirige el profesor José Sanmartín, y que ha facilitado una radiografía de altísima resolución de la conflictividad que se vive en la a aulas. En cualquier caso, Sanmartín quiso ayer ser muy cauto a la hora de analizar el suceso de Elda debido a las similitudes que presenta con el de Jokin, un estudiante de Fuenterrabía que se suicidó el pasado mes de septiembre para no tener que seguir padeciendo las vejaciones que le infligían sus compañeros. Meses antes, un menor con problemas de convivencia escolar se quitaba la vida tirándose al vacío en Barcelona, por lo que el especialista alertó del riesgo de mimetismo. Puente de la Libertad de Elda, desde el que se arrojó Cristina en diciembre pasado cuando, a la salida del colegio, la joven fue abordada por tres compañeras que, a patadas, la tiraron de la moto, la agredieron y escupieron, acusándola de haber ocasionado daños al ciclomotor de una de ellas. ÁNGEL GARCÍA Una agresión entre chiquillas Cristina acabó con diversas contusiones y sus padres denunciaron el hecho en la Comisaría de Elda, pero los agentes cerraron el asunto al estimar que el episodio no pasaba de ser una agresión entre chiquillas La dirección del centro educativo. eso sí, fue informada de los hechos. Según recordó el director del instituto, Ignacio Bleda, quien remarcó que aquel suceso se produjo fuera del centro en esos momentos citó a los padres de las jóvenes para explicarles que el incidente se había producido fuera del recinto escolar dado que dentro no tolerarían ni insultos ni agresiones Por otra parte, y dado que las alumnas también se veían en horario extraescolar, recomendó a los padres que hablaran con sus hijos para que las agresiones no se volvieran a repetir Apuntó que desde esa fecha, el 17 de diciembre, hasta ayer, no había vuelto a tener noticias de que Cristina hubiera sido víctima de otra agresión. Sin embargo, muchos alumnos del instituto opinan que Cristina era continuamente acosada por las tres compañeras, a las que algunos llaman chulas desde que en una ocasión se enfrentó a ellas. La Policía ha iniciado una investigación para esclarecer las causas del suicidio de la joven, un suceso que, según la opinión del comisario de Elda, se está sobredimensionando y en el que está ganando el morbo El funeral de la adolescente se oficiará esta mañana en el tanatorio de Elda.