Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 25 5 2005 Sociedad 53 Las personas dependientes con atención domiciliaria pagarán parte del servicio El Gobierno impulsará la fórmula del copago para atender a más de un millón b Técnicos sociosanitarios recorre- La UE destinará el 0,56 de su PIB a ayuda al desarrollo a partir de 2010 M. NÚÑEZ. CORRESPONSAL BRUSELAS. El consejo de ministros de Asuntos Generales y relaciones exteriores de la Unión Europea acordó ayer aumentar la ayuda al desarrollo hasta el 0,56 de su Producto Interior Bruto en 2010, lo que supone un incremento de 20.000 millones de euros por año a partir de esa fecha. El objetivo de los Venticinco es ir aumentando poco a poco las ayudas para lograr llegar al 0,7 en 2015. Jean Louis ministro de Cooperación y Ayuda al Desarrollo de Luxemburgo y presidente de turno del consejo, explicó que con la decisión adoptada se demuestra que Europa no sólo hace promesas y que poco a poco vamos avanzando, y buena prueba es el compromiso alcanzado para cerrar el año con una ayuda al desarrollo del 0,39 del PIB comunitario El aumento de la ayuda al desarrollo, no obstante, no se distribuirá por igual ya que los antiguos quince países de la UE se han comprometido a alcanzar el 0,51 en 2010 y el 0,7 en 2015, mientras que los diez nuevos países europeos se esforzarán por alcanzar una ayuda a la cooperación del 0,17 de su PIB en 2010 y el 0,33 en 2015. En la actualidad tan sólo cuatro países (Dinamarca, Luxemburgo, Holanda y Suecia) destinan el 0,7 de su PIB a ayuda al desarrollo. La ONU tiene en marcha una campaña para aumentar estos fondos en el marco de la Cumbre del Milenio que tendrá lugar en septiembre en Nueva York. rán decenas de miles de hogares para definir los potenciales beneficiarios del futuro sistema nacional para la atención de dependientes ABC MADRID. El Gobierno quiere extender en siete u ocho años a más de un millón de personas la atención domiciliaria que ofrecen en la actualidad algunos ayuntamientos y Comunidades Autónomas. La fórmula de financiación partirá de la contribución económica de las distintas administraciones, vía impuestos, y de un sistema de copago. Con éste, los beneficiarios del sistema abonarán parte del coste del servicio según sus niveles de renta. Este sistema garantizará la atención a las personas sin recursos económicos. Estas son las líneas económicas fundamentales del anteproyecto de ley que regulará el futuro sistema nacional para la atención a personas con problemas de dependencia que estudiará el próximo mes el Consejo de Ministros, según explicó ayer en el Congreso de los Diputados el director general del Imserso, Ángel Rodríguez. Una vez que se apruebe la Ley (previsiblemente en 2006) la Administración pondrá en marcha un protocolo de recogida de datos y equipos de atención sociosanitaria valorarán la situación de millones de potenciales beneficiarios en sus propios hogares, bien de oficio, bien a petición propia, informa Ep. Podrán acogerse a los beneficios del La Administración apuesta principalmente por la ayuda a domicilio sistema todas aquellas personas que superen los requisitos y quienes que tengan hijos a su cargo con problemas de dependencia. Según datos del Libro Blanco, de aquí a 2010 serán atendidas 1.250.0000 personas con grados de dependencia moderada, severa y de gran dependencia El sistema será universal y contará con una cartera básica de servicios, aunque en el caso de que las Comunidades quieran ampliarlo, deberán hacerlo con sus presupuestos. Entre otros aspectos, se prevé impulsar teleasistencia, ayuda a domicilio, centros de atención para dependientes SIGEFREDO físicos y psíquicos, centros temporales por enfermedad o vacaciones de los cuidadores familiares, ayudas técnicas y para la adaptación del hogar (ascensor, calefacción y luz) y servicios de autonomía personal. Según el director del Imserso, la Administración apuesta principalmente por la ayuda a domicilio, que incluiría limpieza del hogar, cuidados personales y sanitarios y talleres de memoria, es decir, profesionales que ejercitarían la memoria de las personas mayores con actividades como ver la tele, telefonear a los familiares o seguir el calendario.