Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
48 MIÉRCOLES 25 5 2005 ABC Sociedad La intensa sequía en primavera puede precipitar las restricciones de agua para consumo doméstico Meteorología ve poco probable que cambie la situación a medio plazo de Málaga ha registrado precipitaciones menores que un litro por metro cuadrado en el cómputo de las últimas ocho semanas JUAN FERNÁNDEZ- CUESTA MADRID. Las restricciones de agua en España, pese a que la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, se ha dado de plazo hasta el final del otoño, pueden llegar mucho antes. Hay provincias en las que no cae prácticamente ni una gota de agua desde hace semanas y el Instituto Nacional de Meteorología advierte que es poco probable b El observatorio 450,2 295,9 Santiago que cambie la naturaleza del año hidrológico (que concluye en agosto) No hay más (ni menos) que una sequía meteorológica, con un invierno calificado oficialmente como de muy seco y una primavera que, pese a su prometedor inicio en forma de lluvias, es muy seca también. Ahora, tras dos meses transcurridos de la citada primavera y a un mes del verano, la situación es grave y, aunque Narbona reitera que no habrá restricciones de agua para uso doméstico, la cuenca del Segura ya está por debajo del 20 por ciento de agua embalsada. Y otras dos preocupaciones quedan encima de la mesa. Primero, el sector agrícola. Luego, el forestal. La ministra ha Embalses para consumo Ámbitos Agua embalsada respecto a la capacidad total A 22 de mayo A 22 de marzo 86,0 79,7 93,0 67,3 84,6 87,3 88,7 79,2 Galicia Costa Norte I Norte II Norte III Cuencas Internas País Vasco Duero Tajo Guadiana I Guadiana II Guadialquivir Sur Segura Júcar Ebro Cuencas Internas Cataluña Total peninsular 47,5 100,0 100,0 40,8 42,7 61,1 17,8 21,6 45,5 47,3 29,9 33,4 44,0 48,3 71,3 74,3 61,0 62,8 66,8 69,5 Total agua embalsada 59,5 58,2 58,8 68,9 22 marzo: 21.106 hm 3 24 mayo: 20.873 hm 3 La cuenca del Segura, en crisis La realidad, sin embargo, es diferente en lo que respecta a las reservas de agua, aunque es cierto que hay siete mil hectómetros cúbicos menos que hace un año por estas fechas en los embalses de uso consuntivo (para consumo) y que existen situaciones concretas que ya se pueden considerar drámaticas si no se pone remedio. El Segura ha perdido 43 hectómetros en los dos últimos meses, cantidad que en algunas otras cuencas no tendría demasiada importancia, pero en este caso ha supuesto pasar de un 21,6 de agua embalsada con respecto a su capacidad total a un 17,8 en el que se encuentra en la actualidad. Los 200 hectómetros que conserva hoy suponen sólo dos terceras partes de la reserva media de los últimos diez años. El Júcar acaba de bajar del 30 de reservas tras perder más de 100 hectómetros cúbicos desde el comienzo de la primavera. La cuenca del Ebro acumula 300 hectómetros más que el 22 de marzo. En el total peninsular, las reservas son de 20.873 hm 3 sobre una capacidad total de 35.860. hecho un llamamiento para extremar la prudencia ante el año más seco desde 1967 en referencia a los incendios forestales, y es consciente de las pérdidas millonarias que padecen ya los agricultores, con difíciles soluciones, y restricciones de agua en varias Comunidades. Málaga, Almería, Alicante, Murcia, Lérida, Madrid, Cáceres... La ausencia de lluvias se reparte por toda España. No existe una zona concreta que proteger, y sólo esas dos primeras semanas (21 de marzo a 3 de abril) aliviaron daños, pero ya casi nadie se acuerda del principio de la primavera y Comunidades como Cataluña han decidido la entrada en vigor del decreto contra la sequía, con restricciones de agua para uso industrial y agrícola en varias cuencas, así como la prohibición de desembalses con fines hidroeléctricos. En el observatorio de Lérida, por poner un ejemplo, desde el 28 de marzo hasta el 8 de mayo se registraba una precipitación total de 1,2 litros por metro cuadrado. Y en el de Barcelona, ni una gota durante las tres últimas semanas de abril. Por fortuna, la situación ha mejorado en mayo, sobre todo en la segunda decena, y los embalses empiezan a recuperarse. Cataluña, pese a esas primeras medidas excepcionales, no es la Comunidad que peor lo ha pasado. Algunas provincias de Andalucía, como Almería, Granada y Málaga, ni siquiera tienen el consuelo de ese final lluvioso de marzo, como Sevilla o Córdoba, por ejemplo, que también han encontrado alivio en las dos últimas semanas. Sin embargo, aún es pronto para declarar una situación de sequía económica, en opinión de la consejera de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, Fuensanta Coves, que acaba de anunciar el comienzo de campañas para fomentar el ahorro del agua en el uso doméstico. A estas alturas de mayo, y siempre según datos provisionales facilitados por el Instituto Nacional de Meteorología, hay tres observatorios con precipitaciones totales durante abril y mayo que no llegan a los 10 litros por metro 72,6 76,8 Salamanca 46,1 95,9 Cáceres 18,5 99,4 Fuente: INM (Datos provisionales) Jerez cuadrado. Algunas de las provincias con más necesidad de lluvia son las siguientes. Los más necesitados Alicante (20,5 l. m 2 en primavera, cuando la lluvia media en el mismo periodo es de 54,1) El observatorio de Alicante registró las precipitaciones máximas entre el 28 de marzo y el 10 de abril, con un total de 20 litros. Prácticamente, no ha vuelto a caer una gota. Almería (7,6 l. m 2 por 42,2) No llueve ya desde hace siete semanas, y como a Alicante- -aunque en menor proporción- -le salvó la semana del 4 al 10 de abril. Cáceres (46,1 l. m 2 por 95,9) Parece mucho en comparación con otras zonas, pero casi todo fue en marzo (34,3 l. en ese arranque lluvioso y esperanzador. Entre el 4 de abril y el 8 de mayo, seco, aunque a partir de esa fecha se ha recuperado algo. Granada (15,8 l. m 2 por 76,3) Han sido registradas precipitaciones en distintos momentos, casi alternando una semana seca y otra con un poquito de Las medidas restrictivas, pese a que la ministra de Medio Ambiente se ha dado de plazo hasta el final del otoño, pueden llegar mucho antes