Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 Internacional MIÉRCOLES 25 5 2005 ABC LECH WALESA Fundador del sindicato Solidaridad (1980) Nobel de la Paz (1983) ex presidente de Polonia (1990- 1995) Le propuse a Ratzinger que aceptara la ciudadanía polaca, tendría más apoyo MADRID. Al menos en tres ocasiones he tenido la oportunidad de entrevistar a Lech Walesa. La primera, en junio de 1989, cuando empezaba a caer el comunismo en Polonia. Sigue igual de abierto y sencillo. Pero más reposado, quizá algo más diplomático. Y eso sí, con la Virgen de Czestochowa en la solapa de la chaqueta. Anoche, Aznar habló elogiosamente de él antes de que pronunciara una conferencia sobre Solidaridad para Europa ¿Piensa que la jerarquía de la Iglesia polaca tendría que cerrar una cadena de radio famosa en su país, en teoría católica, Radio María? (En esa emisora se le ha acusado sin razón de haber sido agente de los comunistas. -No. No habría que cerrarla. Pero debería introducir algunas correcciones. Tendría que equilibrar el discurso, porque es muy tendencioso y además es negativo para la Iglesia. Es un tres por ciento de toda la emisión de Radio María. Pero es un tres por ciento que es malo para la Iglesia en general. El 95 ó el 97 por ciento de lo que hace es bueno. Por eso es tan difícil la lucha. ¿Habría que cerrar la emisora por ese tres por ciento? No. ¿Se presentará otra vez a las elecciones presidenciales, convocadas para octubre de este año? -No. No tengo programa. Al principio pensaba que debería presentarme porque parecía que a lo mejor Polonia quería salirse de la Unión Europea (UE) porque no le gustaba. Pero resulta que no es que todos estén entusiasmados, pero, en fin, vamos tirando. ¿Tiene pensado, por ejemplo, apoyar a la derecha representada por Lech Kaczynski, o a algún otro candidato? -Tendré que apoyar a alguien si no me presento. Pero con toda seguridad no será Kaczysnki. A mí no me convence. -Económicamente, ¿viven los polacos mejor ahora que en 1989? -En media, sí. Podemos decir que en todos los campos se vive mejor. Pero usted ya sabe lo que significa la media. Unos tiene dos millones y otros dos euros. En los primeros momentos de transformación, los más listos, los más atrevidos, se hacen ricos. Ahora es difícil conseguir trabajo. Entonces todo el mundo tenía trabajo: bueno, había una pala y diez obreros, pero en teoría todo el mundo tenía trabajo. ¿Cómo valora la labor de Gobierno realizada por los postcomunistas en la última legislatura? Todos los sondeos les dan como perdedores en las próximas elecciones, previstas para septiembre. -Yo les dije, cuando vencieron: más Lech Walesa (Popowo, 1943) ha estado en Madrid invitado por FAES, la fundación de Aznar; en esta entrevista justifica el relativo clima antieuropeo polaco por el egoísmo de la UE TEXTO: JOSÉ GRAU FOTO: JAIME GARCÍA Lech Walesa, en un momento de la entrevista de ayer en Madrid dura será la caída. Se ha cumplido. Han perdido completamente. El drama consiste en que todavía son tiempos de demagogia, porque la economía aún no funciona, ni la integración en la UE. ¿Cómo se podría contentar a los muchos que en su país están desencantados con el ingreso en la UE? -En la UE se ponen condiciones: que si se puede hacer esto, que si no, que si libertad de trabajadores, que si el freno a los trabajadores polacos, etc. Un club así no es muy apetecible. Por eso en Polonia hay resentimiento. ¿Qué capitalismo es éste en el que nadie quiere un trabajador que es mejor y más productivo? Eso, ¿qué es? ¿Comunismo otra vez? No lo entiendo. -Juan Pablo II ha muerto. El nuevo Papa es Joseph Ratzinger. ¿Ha molestado de alguna manera en Polonia que justo el sucesor de un Papa polaco fuera un Papa alemán? UNIÓN EUROPEA ¿Qué capitalismo es éste en el que nadie quiere un trabajador mejor y más productivo? Eso, ¿qué es? ¿Comunismo otra vez? POLONIA Todavía son tiempos de demagogia en mi país, porque la economía no funciona AUTODEFINICIÓN Yo nací anticomunista y seguí en ese camino para cambiar la injusta situación de mi país tras la II Guerra Mundial -No. No ha habido tales reacciones porque somos un pueblo creyente. Por supuesto (se ríe) a nosotros nos habría gustado que hubiera resultado elegido otro Papa polaco. Pero no. No hay tales sentimientos a los que alude. Nosotros creemos en el Espíritu Santo... Aunque yo le propuse a Ratzintger, por lo bajito, que aceptara la ciudadanía polaca (se ríe) Entonces tendría más apoyo. Sí que queremos ayudarle. -En general, y aunque sea triste reconocerlo, a los españoles, de Polonia, les suena casi sólo Juan Pablo II y también Lech Walesa. En todo lo demás, en general, suele haber un enorme vacío... -También a mi pesar debo decirle que en Polonia nos pasa algo parecido con España (nos reímos) ¡Tenemos que hacer algo! ¿Cuáles son para los polacos los equivalentes españoles de Juan Pablo II y Lech Walesa? -Don Juan Carlos... La Reina también es muy respetada y muy querida... Si pensara un poco, a lo mejor encontraría a alguien más. Pero en general no se sabe mucho de España. ¿Sintió usted como desprecio que el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, no acudiera a Polonia a una cumbre bilateral porque estaba cansado -Algo en todo eso no estuvo bien. No sabemos si fue algo grave, algo serio, o no. -Usted ha venido a España invitado por la fundación FAES. ¿Se entiende especialmente bien con el ex presidente José María Aznar? -No se puede decir que especialmente pero tenemos puntos de vista comunes. ¿Qué momento destacaría de su biografía política como el más importante? -El que vendrá. ¿Cuál es la diferencia fundamental entre el Walesa de hoy, el Walesa de cuando ganó las elecciones presidenciales y el Walesa de cuando se fundó el sindicato Solidaridad? -Cada uno de esos acontecimiento es un eslabón de una cadena. No puedo quitar ningún eslabón porque se rompe la cadena. Yo nací anticomunista. Y seguí en ese camino para cambiar la injusta e impuesta situación de mi país tras la II Guerra Mundial. Primero de forma individual, y luego ya de forma organizada. -Usted conoce bien Ucrania. ¿Puede darnos una pista sobre quién y por qué envenenó al presidente Yushchenko? -No lo sé. Pero le puedo decir que ha despertado del letargo a su país.