Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 Opinión MIÉRCOLES 25 5 2005 ABC LA BURBUJA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Por fax: 913.203.356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a las mismas. LO QUE NO DICE LA OCDE RAS un error en unas previsiones, el secretario general de la OCDE dijo al comienzo de su mandato: Es obvio que necesitábamos una estrategia en materia de información y comunicación. Ahora, cuando le falta un año para acabarlo ha convertido la estrategia en un objetivo y no en un medio. Y así, los informes de ese organismo, al ser estratégicos están llenos de yerros, halagos y reprimendas que obligan a periódicas rectificaciones. LUIS IGNACIO Hace un año, PARADA la versión en castellano del informe sobre la vivienda en España decía que los precios experimentarían una caída fuerte y brutal Forte et brutale en la versión francesa. El original inglés pronosticaba una sudden and sharp fall caída repentina y brusca. En ninguno de los idiomas el pronóstico se ha cumplido. Porque la vivienda no ha sufrido ninguna caída en el último año sino que ha subido más del 12 por ciento en vez del 17 en años anteriores. En un amistoso informe hecho público ayer, la OCDE prevé que la economía española crecerá un 3 por ciento en 2005, tres décimas más de lo que previó hace seis meses. Y asegura que aumentará un 3,2 por ciento en 2006. En cambio ha corregido a la baja la previsión de crecimiento para la zona euro: la ha dejado en el 1,2 por ciento en 2005 y en el 2 para 2006. Lo que no dice el informe es que nuestra competitividad desciende por la apreciación del euro; que el petróleo sigue muy caro y nuestros costes energéticos por unidad de producto son superiores a los europeos; que el envejecimiento de la población, las prejubilaciones y la necesaria inversión en I+ D +i apuntan hacia un déficit presupuestario; que el crecimiento de la inversión en vivienda, según sus palabras podría estimular todavía más la demanda interior, lo que acentuaría las tensiones inflacionistas y aumentaría el déficit exterior Así que habrá que decirle a la OCDE que cambie de estrategia para evitar errores. O, más bien, que con amigos así no necesitamos enemigos. La soledad de Atutxa En los tiempos de consejero de Interior del Gobierno vasco, Atutxa se distinguió por su posicionamiento beligerante ante ETA y su entorno. Su sintonía con Mayor Oreja fue motivo de enfrentamiento con sus propios compañeros y pasó a figurar entre los objetivos terroristas. Tras unas elecciones, pasó a ostentar el cargo de presidente del Parlamento vasco y, de forma inexplicable, su posición con respecto a Batasuna se suavizó hasta tal punto que llegó a desobedecer al Tribunal Supremo, negándose a disolver a este grupo, amén de protagonizar varias escaramuzas parlamentarias contra los grupos popular y socialista. Hoy Atutxa ha sido el sacrificado por su partido y, lo más curioso, es que no lo entienda. ¿Tan difícil le es comprender que si el PNV quiere entablar algún tipo de diálogo él tiene que ser el primer descarte por ser, para unos, un traidor por lo que pasó antes y, para otros, un traidor por lo que pasó después? La historia vuelve a repetirse: Roma no paga a traidores. Teresa González. Madrid. Mala jugada de Zapatero Mal momento ha elegido ZP para aliarse con Francia y Alemania en Europa. Peor no le podían haber salido las cosas: mientras Chirac lucha en Francia, en una carrera contrarreloj, para que en el referéndum del próximo día 29 la Constitución Europea sea aprobada, cuestión que según las encuestas se plantea difícil, Schröder en Alemania ha tenido que adelantar elecciones generales tras el fracaso de su partido en los comicios regionales. Cuando Zapatero ganó las elecciones, hace ya más de un año, se alejó de los aliados que durante años había mantenido el anterior Gobierno del PP. Gran Bretaña y Estados Unidos dejaron de ser colegas españoles para convertirse en rivales, y el PSOE prefirió acercar posturas con galos y alemanes. Acercamiento que, a día de hoy, desconozco de qué ha servido cuando éstos no apoyan, dentro de la Unión Europea, algo tan importante para España como es la extensión de las ayudas comunitarias, al menos hasta 2009, a nuestro país. Además, las relaciones con Inglaterra empeoran por el famoso cheque británico, mientras que Estados Unidos no comprende, ni le gusta, la mejora de las relaciones del Estado español con el régimen castrista. Esperemos que finalmente el domingo sea aprobada en Francia la Constitución Europea, y que Schröder gane las elecciones generales el próximo otoño, porque, si no, España va a tener grandes problemas para encontrar apoyos en Europa. Elena Villanueva. Salamanca. T Otra vez el régimen de Castro Hace unos días, el régimen de Fidel Castro expulsó a dos ex senadoras y a varios parlamentarios europeos, entre ellos a uno español. Tras retenerlos en el hotel y retirarles sus pasaportes, las dos ex senadoras comentaban que sin explicación de ningún tipo, cuando nos encontrábamos de visita turística, agentes de Emigración llegaron hasta nuestro hotel y nos obligaron a hacer el equipaje Además, se ha sabido que la dictadura castrista encarceló a unos cuatrocientos jóvenes cubanos por peligrosidad predelictiva Tal vez sea casualidad que coincidiendo con un congreso de disidentes cubanos se haya producido esta redada y que seis periodistas polacos se encuentren retenidos en La Habana. El portavoz de Desarrollo y Ayuda Humanitaria de la Unión Europea ha declarado que considera inaceptable la expulsión de los europarla- mentarios. Sin embargo, nuestro Gobierno, en estos casos de totalitarismo en Cuba, mira para otro sitio. ¿Qué van a hacer al respecto Zapatero y Moratinos? Nos gustaría que lo condenara, pero... No obstante, esperemos que definitivamente el Parlamento europeo ponga a este régimen en el lugar que le corresponde sin dejarse influir por los que desean que se levante las sanciones. Pedro J. Piqueras. Gerona. Carod- Maragall Carod: lo que usted ha hecho en su viaje a Tierra Santa, acompañado del presidente de su Comunidad (retirar la bandera de España y adornarse con una corona de espinas) ha sido, en lo referente a la bandera, de un indigno español y lo de la corona, un sacrilegio para católicos, no católicos y bien nacidos. Usted, quiera o no quiera, es español residente en Barcelona. Se puede ser republicano, monárquico, laico, comunista, etcétera, es la democracia, pero burlarse de la corona de espinas que sufrió Nuestro Señor Jesucristo, no. Silverio Aguirre Campano. Madrid. por razón del sueldo. Y mi hija también: soy madre de una niña de dos años y medio que va a la guardería. Soy auxiliar administrativo en un Ministerio (mi sueldo es bajito, muy bajito) y mi marido gana algo más que yo, pero es un sueldo normal. Pues bien, la Comunidad de Madrid nos debe considerar unos privilegiados, no sé aún por qué, y nos deja fuera de todas las ayudas: de escolarización, de comedor y ahora nos deja sin plaza en el colegio que tengo a la puerta de casa. Como nuestra renta per cápita es el doble del SMI, nos pasamos de puntos en la valoración que ellos hacen. Es decir, que como tenemos un sueldo que cobramos por nómina, pagamos un montón de impuestos, no tenemos derecho a llevar a nuestra hija al colegio que tenemos al lado. Y tampoco al colegio que hay un poco más lejos. ¿Dónde están nuestros derechos? Estoy empezando a pensar que unos tenemos las obligaciones y otros tienen los derechos, y esto me está empezando a molestar mucho. Patricia Rodríguez García. Madrid. Lápidas al descubierto El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, en proceso promovido por la Real Academia de la Historia contra las obras realizadas en el presbiterio de la capilla mayor de la catedral de Ávila, ha sentenciado a levantar las mismas para dejar vistas las lápidas allí existentes. Con independencia del valor histórico y estético de dichas lápidas, el fundamento de la sentencia crea un precedente legal grave para tantas iglesias, incluso para edificios públicos reutilizados que han acondicionado sus espacios colocando cualquier pavimento para ocultar las lápidas existentes. Con este precedente estamos a las puertas de levantar miles de tarimas de todas las iglesias de España, y de otros edificios públicos, para dar satisfacción a ese morboso fin social de la contemplación de unas lápidas que en la mayoría de los casos son insignificantes y se encuentran bien documentadas. Gerardo Luciano Martín. Ávila. Discriminada Sí, me siento discriminada