Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
94 MARTES 24 5 2005 ABC Deportes Sánchez Lorenzo deja a Roland Garros sin su campeona La española apeó en primera ronda a la defensora del título, la rusa Anastasia Myskina, un hecho inédito en la historia del torneo DOMINGO PÉREZ, ENVIADO ESPECIAL PARÍS. No hubo alborozo, ni celebraciones, ni saltos. María Antonia Sánchez Lorenzo no ha sido nunca propensa ni a exteriorizar sus sentimientos ni a alharacas de alegría o tristeza, pero acababa de hacer historia en Roland Garros y cualquier espectador normal hubiera esperado al menos un pequeño exceso. La salmantina, seria, eficaz y con un juego de muchos quilates, acababa de liquidar a la campeona en ejercicio. Había derrotado a la reina del torneo, la rusa Anastasia Myskina, en tres sets (6- 4, 4- 6 y 6- 0) Remataba una proeza sin precedentes en París (primera vez que ocurre aquí y tercera en una Grand Slam Firmaba la más bella victoria de su carrera profesional y, sin embargo, supo reprimir su desbordante felicidad por respeto al dolor de su compañera. Antes que tenista soy persona recordó, y sé que lo está pasando muy mal. Espero de todo corazón que todo le empiece a ir muy bien pronto Se refería María Antonia a la tragedia que está viviendo la moscovita y que ha desvelado en la capital francesa. He estado a punto de no venir. Mi madre está muy grave. Tiene un problema de salud muy serio. Hace dos meses que me enfrentó a esta situación. Pido un poco de respeto para mi vida privada y que no me hagan más preguntas al respecto Su juego ha sufrido tanto como su corazón. Myskina, lógicamente, es una sombra de la campeona que el año pasado exhibió un tenis divino por estas pistas. Se mostró insegura y tremendamente fallona (60 errores no forzados) El último juego fue una demostración de su estado: se lo anotó la castellana con un 40- 30 y sólo consiguió un punto (de saque) todos los demás fueron errores de la rusa. María Antonia conocía los desvelos de su colega, pero sabía, también, que era una oportunidad que no se le podía escapar: la Central, París, una temporada floja en la que ha perdido muchos partidos y en la que ha caído en el ranking de forma estrepitosa (109 de la clasificación) el peligro inminente de quedarse fuera de los próximos torneos importantes del calendario... Necesitada de un triunfo así La española necesitaba ese triunfo. Vive cerca de los 28 años la cercanía del ocaso de su carrera y precisaba con urgencia una confirmación de que el fin no está tan próximo como parece. Ayer la recibió porque al margen de las circunstancia, la salmantina jugó como en su mejor época. Mandó con su derecha. Abrió ángulos como en los viejos tiempos. No se amilanó ante lo que estaba en juego. Ni se dejó amedrentar por el escenario. Demostró a todos, pero especialmente a sí misma, que sigue atesorando tenis suficiente María Antonia Sánchez Lorenzo ejecuta un golpe en el partido ante Myskina La tensión atenaza a Rafa Nadal en su debut No fue el estreno soñado: Si me tengo que poner una nota, me doy un cinco- -explica Nadal- y eso porque he ganado, que sino... El muchacho no se engaña. Su debut en Roland Garros, ese estreno tantas veces soñado, resultó bastante decepcionante. No fue el Nadal al que ha acostumbrado este año a sus admiradores. Jugaba contra un alemán al que debería haber arrasado y con el que debería haber engatusado a todos los que se acercaron a la coqueta y taurina pista uno. Es como una placita de toros. Burgsmuller, su rival, quiso sorprenderle. Cambió su esquema habitual de juego y, pese a ser un hombre de fondo, se empeñó en jugárselo todo al saque volea. Esto desconcertó al manacorí, que no encontró su ritmo. Ganó porque es mucho mejor, pero no convenció. Siempre analítico y sincero, Rafa reconoció que había estado más nervioso de lo normal. Ya lo noté la noche anterior y eso me causó un poco de inseguridad. Era mi primer partido en Roland Garros y los compañeros me han dicho que es normal. Sin embargo, me preocupa un poco. Yo siempre he sido tranquilo y no me he descompuesto por nada, pero con tanta gente dándome como favorito la verdad es que es preocupante porque me lo voy a acabar creyendo. No quiero que nadie me lo vuelva a decir Acababa de mostrarse así de tajante cuando le cuestionaron sobre si le gustaría celebrar su cumpleaños (3 de junio) entrando en la final: Todo a su tiempo, porque lo mismo para esa fecha estoy pescando en Mallorca El caso es que sus enemigos han conseguido el objetivo, lo que su tío Toni venía anunciando: Traspasarle la presión. Pero el chaval ha recuperado enseguida el aplomo. Se ha dado cuenta de la trampa y está dispuesto a poner remedio: Sólo me voy a preocupar de ir partido a partido. Como he jugado no soy favorito, soy un jugador que ha ganado los últimos partidos en tierra, pero sólo tengo 18 años. No hay ningún favorito claro en ningún torneo, sólo Federer en Wimbledon y en los de pista rápida. Aquí todo está abierto Nadal, ayer en su partido EFE