Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 24 5 2005 Toros 59 Miren, no me gusta hablar del dinero de los toreros, pero las bolsas de euros que ayer se han llevado Ponce y Juli sólo se traducen por un término muy feo, el de estafa. Una estafa consentida por un presidente que sólo se ocupa de aparecer guapo en los medios de comunicación con su pajarita de postín, y que miró ayer hacia otro lado, al lado contrario al que enfocaban las cámaras de Digital Plus para que España entera se burlase de la plaza de Madrid y de su prestigio. Sería mentira decir que la Feria va de capa caída. Mas dos casualidades concurren: en dos de la tres corridas más indecorosas y bajo mínimos se han leído los nombres del mismo usía y del mismo matador: José Manuel Sánchez y El Juli. Los tres encierros referidos tienen nombre propio. El de Joselito- Martín Arranz, Domingo Hernández- Garcigrande y Puerto de San Lorenzo- Ventana del Puerto. Vaya, luego es que hay manía a Julián López en el Foro. Hombre, simpatía no se le profesa, pero es que este año se ha metido solito en dos bocas de lobo como los túneles de Metro que construye Esperanza Aguirre. ¡Qué manera más absurda de provocar! ¿Cuántas Puertas Grandes se cuentan en su haber desde que se doctoró en 1998? ¿Y del Príncipe? El toro mexicano es una mentira como la de ayer, una gran mentira de toros chicos e impresentables. La afición mexicana casi se ha rendido ¡Qué manera más absurda de provocar! ¿Cuántas Puertas Grandes tiene en su haber El Juli desde que se doctoró en 1998? ¿Y del Príncipe? más toro, de hecho el de mayor trapío de la corrida. Y salvo en un par de series por el lado derecho de una composición más estética no hubo otra historia que contar. El toreo al natural no existió, porque el toro se quedaba corto y ya había dado todo de sí en la muleta de un Ponce que perdió la concentración entre el vocerío de los que ni con lo medianamente bueno se satisfacían, ya hartos de la mentira montada sobre una corrida que no existía. Juli se batió con un torito sin culata y algo de carita que encima le sacó genio como el de un teckell. Nunca se sintió cómodo. Ni tampoco con el sexto, un blando de cara lavada, sólo que con más kilos. Banderazos, prisas y enganchones. Mal también. Zotoluco le echó las rodillas por tierra al algo más decoroso primero. Su escaso fuelle, Zotoluco lo alargó sin atacarle al principio para hacerlo después en dos tandas de más continuidad sobre la mano derecha, estéticamente negativas. El cuarto fue un zambombo de cara acapachada, una burra inmóvil, incapaz de desplazarse, ahogado en su amorfa morfología. Zotoluco, la figura de México, la tierra prometida que Ponce y El Juli reflejaron ayer en Madrid. Un erial. Si la Autoridad y la empresa lo permiten. DESDE MI GRADA La Infanta Elena presenció la corrida desde el Palco Real EFE El Minotauro y el minitoro ¿Y Ponce, el torero poderoso, dominador, Sabio de Chiva, Minotauro de ídem, con el minitoro aquél, con todo logrado, echándose paladas de estiércol en una carrera en la que nunca se le ha tachado de ser un buscador de facilidades o perritoros? Desastroso es poco para calificar las cargas de Goma 2 que colocaron ayer en los pilares de la Feria de San Isidro, de las entrañas de la Fiesta. Es verdad que el toro de Madrid no es exportable a otras plazas; pero también lo es que el toro de otros lares menores no es importable a Madrid. Lo peor, además, es que los dos figurones no estuvieron ni siquiera bien con semejantes birrias. Ponce quería entrar a matar desde la M- 50, después de lidiar con un anovillado ejemplar que echaba la cara arriba, sin ritmo, sin casta, sin nada. El quinto, cierto es, fue Rocío Jurado acudió acompañada de Ortega Cano; al fondo, Arancha de Benito y Guti EFE Rocío Jurado: Sólo por ver el colorido de la plaza, ha merecido la pena venir JOSÉ LUIS SUÁREZ- GUANES MADRID. Hacía su primer paseíllo Rocío Jurado en una plaza, y qué mejor que en Madrid, después de todos estos percances como ella misma declaró para los micrófonos de Digital Mucho más recuperada, no paró de recibir muestras de cariño y se sentía encantada de poder ver en directo una corrida como Dios manda Era, como apuntó Ortega Cano- -feliz de tenerla a su vera- su primera salida a un espectáculo después de los momentos tan duros vividos. Pero la irrepetible artista, que tenía unas ganas horrorosas de ver arte no pudo disfrutar de buen toreo. No le importó: Sólo por ver el colorido de la plaza, ha merecido la pena venir manifestó Rocío Jurado, ilusionada de lidiar hoy en la Feria de San Isidro la novillada de Yerbabuena. No quiso faltar a la cita la Infanta Doña Elena, quien presenció el festejo desde el Palco Real. Su esposo, Don Jaime de Marichalar, en un burladero. Muchos rostros conocidos en los tendidos. Vemos a Guti y Arancha de Benito; a Josemi Rodríguez Sieiro; al que fue ministro Pío Cabanillas; a Cuqui Fierro. Josema Yuste, de Martes y Trece, no se quiere perder el presunto acontecimiento. Tampoco falta Adolfo Suárez júnior, casado con una hija de Samuel Flores. Por supuesto, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre. La guapísima Jacqueline de la Vega, nacida en tierras aztecas, acudió a ver a El Zotoluco. Más mexicanos: Armillita y el empresario Rafael Herrerías. Otra belleza: Lydia Bosch, en una barrera del 5 con su marido. También asistió Ramsés Trujillo, que no sólo es aficionado, sino que incluso pensó en vestirse de luces. El abogado Marcos García Montes. El que fue matador de toros Palomo Linares, que ayer celebró el 33 aniversario del rabo que cortó en Madrid al toro Cigarrón de Atanasio Fernández. Fermín Bohórquez padre, con su mujer, Mercedes Domecq. El financiero Juan Abelló. En vigilia, porque lidiará el próximo martes en Madrid, Antonio Miura.