Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 Nacional MARTES 24 5 2005 ABC Tragedia en la carretera El accidente provocó la muerte de siete personas, cuatro de ellas niños. Según fuentes de la investigación, ninguno de los menores llevaba puesto el cinturón de seguridad SORIA GUAD e ALAJ Sierra d ARA Ayllón Dirección Sigüenza Baraona 2- Su conductora pierde el control del vehículo, que invade el carril contrario 3- El monovolumen deja en el asfalto la marca de una fuerte frenada, pero no consigue evitar la colisión Mitsubishi Montero Mueren todos los ocupantes- Conductora (madre) -Copiloto (padre) -Cuatro niños Citroën Evasión- Conductor (padre) herido grave- Copiloto (madre) muerta- Una mujer: dada de alta- Cuatro niñas: heridas graves Embalse de El Vado Atienza Lugar del accidente CM- 1101 Medinaceli Sigüenza 1- El todoterreno toma la curva a una velocidad superior a la adecuada Jar am a Río Jadraque ares Embalse de la Tajera A- 2 R- 2 D DD DRID MAD Río He n Masegoso Brihuega Cifuentes Río Ta Embalse de Entrepeñas jo Guadalajara Alhóndiga Dirección Madrid Alcalá de Henares Dirección Madrid Dirección Sigüenza F. RUBIO E. SEGURA Los cuatro niños muertos en el accidente de Sigüenza no llevaban puesto el cinturón de seguridad El exceso de velocidad o un despiste se barajan como causas posibles del siniestro b La Guardia Civil reconstruyó los hechos en la misma curva donde se produjo la terrible colisión para dilucidar cuáles fueron las causas que la produjeron I. G. ESLAVA J. SÁINZ SIGÜENZA. La muerte el domingo de siete personas en un accidente de tráfico en las proximidades de Sigüenza, en Guadalajara, sigue generando muchas incertidumbres. Según fuentes de la investigación, ninguno de los cuatro niños que fallecieron a bordo del todoterreno llevaba puesto el cinturón de seguridad. Se trataba de tres niños y una niña, tres de ellos hijos del matrimonio formado por Guillermo Wakonigg y Mónica M. E. ambos también muertos. Uno de los cuatro niños que viajaba en el otro vehículo tampoco llevaba el cinturón. Desde el 23 de julio de 2004 es obligatorio llevar este sistema de protección en cualquiera de los asientos del vehículo. Las causas no han sido establecidas. En la mañana de ayer, un equipo de la Guardia Civil reconstruyó los hechos en el lugar del siniestro, una zona con curvas muy cerradas, para averiguar cómo se produjo la colisión, aunque se prevé que la investigación aún dure varias semanas. Fuentes de la Benemérita explicaron que, pese a que se maneja el exceso de velocidad como causa principal, no descartan una posible pérdida de atención por parte de Mónica M. E. que conducía el todoterreno. Conmoción en Moratilla El accidente tuvo lugar el domingo poco después de las doce del mediodía, cuando el todoterreno ocupado por el matrimonio fallecido, sus tres hijos y un amigo de éstos se salió de su carril y colisionó con un monovolumen que circulaba en sentido contrario. La familia viajaba en dirección a Madrid, donde residía, después de pasar el fin de semana en su finca de Moratilla de Henares. Los vecinos de esta aldea de apenas 12 habitantes se mostraron consternados al conocer la noticia. Restos del siniestro, en el que perdieron la vida siete personas Sigüenza fue la localidad elegida para celebrar ayer el primer funeral por las siete víctimas mortales, que fue oficiado por el obispo de Sigüenza- Guadalajara, José Sánchez, y al que asistieron unas 300 personas. Monseñor Sánchez expresó en su homilía la necesidad de pensar en la esperanza del más allá y quiso acompañar a los familiares y amigos, informa Efe. Mientras, cinco de los heridos que viajaban en el monovolumen siguen in- ÁNGEL DE ANTONIO gresados, todos en estado grave. Se trata de Carlos F. V. de 44 años, marido de la fallecida Reyes I. M. dos de sus hijas, Claudia, de 13 años, y Elisa, de 11, ambas en el Hospital del Niño Jesús de Madrid. De las otras dos niñas, una, Lucía T. C. de 12 años, está ingresada en La Paz, y la otra, Ana G. F. en la Unidad de Pediatría Infantil del Hospital Universitario de Guadalajara. La séptima pasajera, María Asunción T. C. de 41 años, fue dada de alta el mismo domingo. Uno de los hijos de la familia y su amigo ayudaron en la misa de 11 JORGE SÁINZ MADRID. Gerardo López, párroco de Moratilla de Henares, expresó ayer en Onda Cero su profundo pesar por la pérdida de la familia Wakonigg y recordó que esa misma mañana uno de los hijos de los fallecidos y el amigo estuvieron ayudando en la misa de 11 La familia solía abandonar la finca los domingos a media tarde; sin embargo, ese día marcharon antes, a mediodía, porque el padre de Guillermo Wakonigg estaba enfermo, según declaró el propio sacerdote. La familia de Gastón y Daniela La resaca del terrible accidente fue especialmente dura también para los empleados de la conocida firma textil Gastón y Daniela, de la que Guillermo Wakonigg era actualmente vicepresidente. En dos de los establecimientos que poseen en una céntrica calle madrileña, muchos de sus trabajadores, ligados durante años a esta empresa de tradición familiar creada en Bilbao en 1876, no daban crédito a los sucedido y mostraban una sincera consternación ante la tragedia. Wakonigg, biznieto de los fundadores. iba a asumir la presidencia de la franquicia el próximo mes de junio.