Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
96 Deportes TENIS HOY COMIENZA ROLAND GARROS, LA FIESTA DE LA TIERRA LUNES 23 5 2005 ABC La quinta del biberón al asalto de París Rafael Nadal y Richard Gasquet, que todavía no han cumplido 19 años, retan a los grandes especialistas de la tierra batida: Carlos Moyá, Juan Carlos Ferrero, Guillermo Coria y Gastón Gaudio DOMINGO PÉREZ, ENVIADO ESPECIAL PARÍS. El relevo generacional llama a la raqueta. Da reparo poner en lo alto de la lista de favoritos para un Grand Slam a un chaval que aún no ha cumplido los 19 años (lo hará el 3 de junio y podría celebrarlo con el pase a la final, pues ese día se disputan las semifinales) y que encima debuta en Roland Garros. Pero la realidad obliga. A Rafael Nadal (cuarto cabeza de serie) le acompañan en su primera visita a la capital francesa unas estadísticas tan asombrosas que no cabe otra que concederle todo el crédito. Méritos adquiridos no le faltan al manacorí. Se presenta en las inmediaciones del Bois de Boulogne con el mayor número de victorias sobre tierra batida (31) de la temporada e invicto en los últimos 17 encuentros, en los que ha cosechado los Masters Series de Roma y Hamburgo y, de propina entre los dos, el durísimo Conde de Godó. Sin contar con que al comienzo de la campaña ganó en tierra americana las citas de Acapulco y Costa da Sauipe. Su trayectoria recuerda mucho a la que protagonizó en 1995 otro zurdo de lujo, el austriaco Thomas Muster, quien aquel año se presentó en París con una cosecha de 25 encuentros invicto. Y ni siquiera sería una novedad que en la era moderna un novato se alzase con el título pues existe el antecedente de Mats Wilander, campeón el año de su debut, 1982. Lo que nunca ha ocurrido es que otro de los aspirantes sea igualmente casi adolescente: el francés Richard Gasquet, compañero de generación del español, sólo unos días más joven (nació el 18 de junio de 1986) y su gran rival no hace tanto en la etapa junior. Gasquet, otro niño prodigio El galo es la opción más seria del tenis francés desde hace décadas, desde que se retiraran Yannick Noah (campeón en 1983) y Henri Leconte (finalista en 1988) La duda está en si el de Beziers (tierra de buen rugby) será capaz de soportar la presión de los medios de su país- -el acoso mediático ya destrozó a jugadoras y jugadores de la talla de Amelie Mauresmo o Sebastien Grosjean- Más aún cuando en su carrera profesional todavía no ha sido capaz de ganar ni un partido en ninguno de los Grand Slam que ha disputado. Pese a ese dato adverso, los avales gracias a los que Gasquet osa presentar su candidatura responden al gran nivel demostrado en los Masters Series de Montecarlo y Hamburgo. En el primero derrotó en cuartos a un Federer que llevaba 24 partidos seguidos sin perder, para caer en la ronda siguiente ante Nadal. Y en el segundo llegó a la final desde la fase previa para tropezar con el suizo, que se tomó así la revancha. En cualquier caso, lo que nunca se producirá será una final Nadal- Gas- Nadal y Federer, los jugadores del momento, entrenándose ayer en las pistas de Roland Garros AP Y REUTERS TENGO MUCHA FE EN FERRERO JAVIER DUARTE Director técnico de la Federación oland Garros es, con enorme diferencia, el torneo más duro del circuito. La prueba es que hay muchos grandísimos jugadores- -empezando por Pete Sampras- -que han hecho historia en el tenis y, sin embargo, no han sido capaces de ganar en París. Es un torneo que desgasta mucho y en el que influye especialmente el clima. Se suspenden muchos partidos por lluvia o por falta de luz y eso destroza a los tenistas, que pierden el día de descanso que les correspondería. También resulta determinan- R te el sorteo. No es lo mismo que viajen por tu lado del cuadro cuatro o cinco grandes especialistas de la tierra batida, españoles o argentinos, a que lo hagan jugadores de rápida. Hablando de favoritos daré cuatro nombres. Rafael Nadal es uno de ellos, pero sólo uno más, ni el mayor ni el menor. Por su nivel y por la capacidad que tiene, aunque va a encontrarse con un factor a favor y otro en contra. De cara tendrá que no le afecta el hecho de que todo el mundo le vea como el rival a batir y quiera ganarle. Y de cruz, que ya hay hasta apuestas para ver quién es el primero que le hace doblar la raqueta. Otra gran candidato es Guillermo Coria. Después de una lesión larga está trabajando muy bien con José Perlas. Habrá que tenerle en cuenta. El año pasado no ganó la final de milagro. Atesora experiencia, que en Ro- land Garros es muy importante. Y mis otros dos preferidos son Carlos Moyá y Juan Carlos Ferrero. El primero es completamente imprevisible, pero si llega en buenas condiciones tendrá mucho que decir. En el segundo tengo depositada mucha fe. Creo que a este Grand Slam Juan Carlos llega en un momento, por decirlo de alguna manera, super- óptimo Me explico: ha ido de menos a más; está fresco; ilusionado al ver que va constantemente para arriba; con una motivación extra por lo que ha pasado y con un último dato real: a nivel de juego se encuentra casi al cien por cien. No podemos olvidar que lleva tres años que no baja de cuartos de final y no es por casualidad, sino porque el tipo de juego que hay que poner en práctica en Roland Garros es perfecto para sus características.