Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
82 Economía LUNES 23 5 2005 ABC JUAN VELARDE FUERTES VECINOS DE UN HORRIBLE FANTASMA a economía española posee un triste privilegio. Ser la de un país desarrollado- -en paridad de poder adquisitivo tuvo en el año 2003 un PIB por habitante de 22.020 dólares según la estimación publicada en el Banco Mundial- -que tiene probablemente el mayor desequilibrio en esta magnitud con un país fronterizo. La relación entre Polonia y Alemania es de un 41,3 la de Rusia y Finlandia, del 32,9 la de México y Estados Unidos, del 23,9 Pues bien Marruecos, fronterizo de España en Ceuta y Melilla, al disponer en el año 2003 de sólo 3.950 dólares de PIB por habitante, tiene respecto del español únicamente el 17,9 Como no se conocen datos de Corea del Norte para comparar con la del Sur, es posible que sean cifras parecidas; desde luego es análoga a la existente entre la República China y Hong Kong que, en realidad, al pertenecer a China, marca sólo una diferencia puramente regional. Esto plantea, de inmediato cuestiones muy serias. Efectivamente, es imaginable aplicar el modelo que ofre- L ce Jeffrey Sachs en su libro reciente The end of poverty: economic possibilities for our time (The Penguin Press, 2005) aumentemos, por vía de ayuda directa, de créditos, de inversiones de capital y de apertura del comercio internacional el de los países más ricos a la economía marroquí. Completémoslo con las propuestas que acaba de hacer Michel Camdessus, antiguo director del Fondo Monetario Internacional, en el reciente IV Foro Europeo para el desarrollo duradero y una empresa responsable, organizado por Les Echos Incluso con esa propuesta de doblar la ayuda de Camdessus, el fantasma atroz que nos acecha a los españoles, seguiría amenazador. Es posible que evitase alfilerazos como el del islote de Perejil, o que se atenuase algo la presión política sobre Ceuta y Melilla y posiblemente la inmigración, pero la cuestión permanecería. Es más; en el terreno económico, y respecto a Marruecos dentro del conjunto del Mogreb, esto es, desde Mauritania a Libia, incluyendo también a Argelia y Túnez, han hecho, desde el punto de vista económico un análisis muy valioso José A. Herce y Simón Sosvilla- Rivero, titulado El No- Magreb. Implicaciones económicas para (y más allá de) la región (FEDEA, documento de trabajo 2005- 06) Me atrevo a decir que si Marruecos fuese Turquía, o Ucrania, el análisis sería impecable. Pero existe algo más. Por supuesto que sobre Marruecos se alzan, adicionalmente, dos lacras que conviene señalar. Una, es la distribución de la renta. No tiene sentido, basándose en los datos que ofrece el Banco Mundial sobre unas estadísticas de 1998- 1999, pero no fundadas en los ingresos por habitante, sino en estimaciones sobre el gasto, decir que el índice de Gini- -ya se sabe que, con equidistribución de una magnitud, es 0, y con acumulación de ella en una sola persona es 1- -para Marruecos es 0,395. No tiene nada que ver con el índice de Gini español que es de 0,325, calculado sobre los ingresos. Es una magnitud ese 0,395 que chirría al enlazarla con otras investigaciones, como concretamente las que se exponen en el largo artículo de la estudiosa Selma Belaala Misère et djihad au Maroc publicado en Le Incluso con esa propuesta de doblar la ayuda de Camdessus, el fantasma atroz que nos acecha a los españoles, seguiría amenazador Monde Diplomatique de noviembre de 2004. En suburbios espeluznantes se alberga el 10 de la población urbana de Marruecos. Esa situación que, por ejemplo, en el Gran Casablanca afecta a 300.000 personas, el 8,6 de los habitantes de esta región, evidencia una realidad que nada tiene que ver con las cifras occidentales de distribución de los ingresos. Pero estos trabajos basados en buena parte en encuestas realizadas en 2004 por el Cadis (laboratorio de investigaciones de la Escuela de Altos Estudios en Ciencias Sociales de París) tienen un complemento. Según el Índice global de la corrupción 2004 (CPI) de Transparencia Internacional, Marruecos poseía un CPI de 3,2. Menos de 5 evidencia una realidad muy corrompida. España y Francia tiene un CPI de 7,1, Alemania de 8,2 y el Reino Unido de 8,6. Esto, naturalmente, por un lado frena la inversión, y por otro, empeora la distribución. Lo que lo complica todo es la realidad religiosa que ha nacido en las zonas marroquíes más pobres. En ellas se alberga una población inmigrante que poco, o nada, siente el nacionalismo. Queda muy claro esto tras la lectura del libro recientemente editado en Rabat, de Fátima Mernissi, Les Sindbads marocains. Voyage dans le Maroc civique (Marsam, 2004) Esta nueva realidad políticorreligiosa que así está a punto de estallar, se adivina también en el libro reciente de Brian T. Edwards, Desorienting America s Maghreb, from Casablanca to Marrakech Express (Duke University Press, 2005) Estas agrupaciones de tipo suburbial, desestructuradas, constituidas por inmigrantes que vienen de más allá del Sur de Marruecos- -en la región del Gran Casablanca una de cada cuatro familias carece de documentación- -y por campesinos que han emigrado de zonas rurales muy pobres, poseen como factor unitivo, crecientemente fuerte además, la doctrina religiosa del denominado salafismo takfirista. Esta doctrina, como se puede leer en el ensayo de Gilles Kepel, Prophète et pharaon (La Decouverte, 1982) nace en Egipto de una escisión que llevó a cabo en los Hermanos Musulmanes el Takfir Ual- Hijra. Su doctrina es muy simple y ha logrado una adhesión creciente, a través de células aisladas y muy violentas en estas vastas barriadas: La vuelta a las leyes de Dios y a la sociedad profética del Islam original con un fuerte componente de interayuda. Nos encontramos pues- -recordemos las ya veteranas aportaciones de Lanternari- -con una típica religiosidad de salvación, que provoca tensiones violentísimas con el mundo occidental, al que odia. Un economista no puede ignorar en sus planteamientos eso, y de ahí que en relación con ello, lo que predican Jeffrey Sachs, Camdessus y nuestro Sala i Martin, quizá pueda ser aun bueno para Malawi o Bolivia pero de nada sirve para esta realidad que, recordémoslo, llega ya hasta Lavapiés, y que provoca que Fátima Mernissi escriba: ¡Todos tenemos miedo! Los árabes también están asustados Efectivamente; ese fantasma está en nuestra vecindad. Movilizaciones laborales en Izar, Nissan y Renault en esta semana b Dirigentes de los astilleros se reunirán con los sindicatos para negociar el convenio colectivo que expiró en 2004 y que afecta a once centros ABC MADRID. Los trabajadores de los astilleros de Sevilla de Izar, la plantilla de Nissan de Cuatro Vientos y los de Renault España Comercial están convocados para diversos paros en los próximos días. Así, los trabajadores de astilleros de Sevilla están planteando una serie de movilizaciones, entre las que se encuentran encierros y encadenamientos a instituciones públicas, que van a poner en práctica esta próxima semana, una vez que Izar entregue el ferry argelino El Djazair que supone el último pedido para la factoría de astilleros de Sevilla y en el que actualmente trabajan cerca de 400 empleados, de los que 300 pertenecen a la industria auxiliar, informa Ep. Según los trabajadores, la idea es realizar movilizaciones conjuntas entre los cuatro astilleros civiles- -Sevilla, Sestao, Fene y Manises- pero estarían dispuestos a movilizarse solos. Precisamente el próximo miércoles, Izar y Navantia se reunirán con los sindicatos para negociar el convenio colectivo que afecta a los trabajadores de los once centros y que expiró el pasado 31 de diciembre de 2004. El comité de empresa de Nissan Motor Ibérica en Cuatro Vientos, por su parte, ha convocado para hoy, lunes, a las 18.00 horas una concentración ante la Embajada de Japón, en Madrid, dentro del calendario de movilizaciones que están llevando a cabo los sindicatos en la empresa después de que en junio de 2003 la dirección anunciase el cierre de esta factoría y el traslado de la actividad técnica y productiva al centro que tiene en Barcelona. La planta da ocupación a 500 trabajadores directos y a más de 1.200 indirectos. Cuatro días de huelga en Renault En Renault España Comercial, CC. OO. y UGT, ante la falta de acuerdo en el convenio colectivo, en negociación desde hace cinco meses, han convocado una huelga de 24 horas, para los días 23, 27, 30 y 31 de mayo en el almacén de piezas de recambio, de Torres de la Alameda, y en las oficinas centrales, en Madrid. En total, 550 trabajadores, informa Servimedia. Los representantes de los trabajadores exigen a la dirección de la empresa que ponga medidas para terminar con la triple escala salarial que se aplica en sus centros de trabajo.