Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 Nacional LUNES 23 5 2005 ABC JOSÉ MONTILLA Ministro de Industria, Turismo y Comercio y primer secretario del PSC No estamos en un periodo neoconstituyente ni tampoco en una segunda Transición Para algunos, nación es sinónimo de Estado y para otros, no. Se puede tener una nación sin Estado, que es el caso de Cataluña. El problema es que para unos no hay ninguna nación más que España y para otros, como yo, es una nación de naciones TEXTO: MANUEL MARÍN, ÁNGEL LASO FOTOS: ERNESTO AGUDO Acusa de hipocresía al PP porque gobernó con minorías tildadas de peligrosas MADRID. José Montilla (Iznájar, Córdoba, 1955) compagina sin aparentes dificultades su peculiar doble condición de exigente primer secretario de los socialistas catalanes y de ministro de Industria, Turismo y Comercio. Todo es compatible aunque- -nobleza obliga- -admite que, en efecto, esa bicefalia a veces se le hace compleja y alambicada Con un ojo en el día a día de la política catalana y otro en su despacho de Madrid, este socialista catalán pausado, discreto y afable en la distancia corta, ex alcalde de Cornellá, ex vicepresidente de la Diputación de Barcelona y miembro de la ejecutiva del PSOE, no rehúye el rol de diplomático y pragmático que tiene encomendado. Guardián de Cataluña en Madrid y guardián de Zapatero en Barcelona. Eso sí, sus principios son inalterables: Cataluña es una nación y España debe tender hacia una estructura federal. Cuanto antes, mejor. ¿El PSC es consciente de que sus reivindicaciones territoriales pueden dañar la imagen y la autoridad del PSOE en el resto de España? -Creo que no es así. Y en esto distinguiría mucho las posiciones estrictamente del PSC de aquellas que pueda tener el Gobierno de Cataluña, que hay que recordar que no es un Gobierno del PSC en solitario. ¡Ojalá tuviéramos mayoría absoluta! Pero allí gobiernan otras formaciones junto al PSC. Las posiciones del PSC coinciden en lo fundamental con las del PSOE: en la necesidad de apostar por una España plural y por un reforzamiento del Estado de las autonomías. Si se observan los elementos esenciales de nuestro programa y los del programa federal, se verá que son coincidentes. ¿Es usted de los que creen que estamos en un proceso neoconstituyente o en una segunda transición? -No lo creo. Neoconstituyente no, porque las propuestas de reforma constitucional que hay encima de la mesa no son propuestas sustanciales, aunque quizá sí en lo referente al Senado... Pero calificarlo como neoconstituyente es un poco arriesgado. Y como segunda transición, tampoco. A mí no me gusta ese término, que pertenece a un personaje y a un partido que no es el nuestro. Transición ya hubo una, de la dictadura a la democracia, y ahora lo que hay son etapas de revisión, de actualización, de profundización dentro de un Estado democrático. ¿Por qué defiende que el Estado de las autonomías está desfasado? -Yo no digo que esté desfasado, sino que hay temas, hay legislación, hay funcionamientos que están superados fruto del propio desarrollo del Estado de las autonomías en estos 25 años. Esta es una de nuestras diferencias sustanciales con los nacionalistas. Si queremos profundizar en un sentido federalizante lo hacemos porque pensamos que estos 25 años han ido bien. Las formaciones nacionalistas lo hacen sobre la consideración de que ha ido mal. Pero precisamente porque ha ido bien, podemos ir más allá en clave federalizante Cuando se dibujó el mapa de las autonomías, ya estaba aprobada la Constitución; y cuando se aprobaron los Estatutos, España no pertenecía a Europa... Han cambiado muchas cosas que hacen necesaria esa adaptación. -Las propuestas del PSC se corresponden con las propias de un Estado federal. Pero España no lo es. Ustedes dicen que todo es conciliable, ¿pero cómo es posible si la foto no cabe en el marco? -No es así. Desde el PSC hacemos unas propuestas claramente constitucionales y no planteamos reformar la Constitución más allá de los cuatro puntos que ha propuesto el presidente del Gobierno. Nuestro modelo es federal, sí que lo reconocemos, ahora y des- POLÍTICA ANTITERRORISTA Cuanto más se radicalice el PP, más contentará a su militancia, pero menos serán sus electores Lo del club de Perpiñán es un chiste. Si alguien ha roto el Pacto Antiterrorista ha sido el PP No sé si cuando el PP abrió la posibilidad de hablar con ETA algunas víctimas hablaron con la contundencia de ahora