Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 23 5 2005 Opinión 7 exista obligación moral de obedecer al derecho positivo por el mero hecho de haber sido puesto por el legitimado para ello. No le cabía duda de que por ahí se acababa en el gulag que algún cardenal pudiera plagiarle no le perturbaría demasiado. Nunca negó que en la Iglesia, a la que respetaba, hubiera mucha buena voluntad. La verdad es que ejercer de positivista e inquisidor al mismo tiempo no resulta muy ejemplar. Por supuesto, para gobernar no es preciso saber de todo; ni siquiera de aquello de lo que se habla. Pero si no se quiere erosionar en la práctica la legitimidad democráticamente adquirida resulta aconsejableno hacer el ridículo pontificando en nombre de la libertad. Más de uno haría bien en plantearse si no va siendo hora de reflexionar sobre cómo demonios se puede defender la existencia de derechos humanos si derecho es sólo lo que dice el que manda; Kelsen, que sí que era progre, no se atrevió a tanto. Así se ahorrarían pretender separar derecho y moral para, acontinuación, enviaral infierno civil a quien se atreva a discrepar moralmente de un mandato legal. La cosa no ha quedado ahí. Si se pretende ejercer sin cortapisa alguna el poder político, se hace difícil la convivencia con quien, pese a quien pese, sigue disfrutando de una provocativa autoridad moral. De ahí que a la Iglesia se le eche en cara que esté llamando a la desobediencia civil. Otra lección del programa que se pone de moda. Sobre ella ha escrito páginas encomiásticas la flor y nata de la ética y la filosofía políticamenos conservadora. Baste recordara JohnRawls o aJoseph Raz, que compartirá protagonismo con Habermas en el Congreso Mundial que desde mañana acogerá Granada. ÁNGEL CÓRDOBA LA ESPUMA DE LOS DÍAS NECESIDAD A necesidad de recomponer el pacto antiterrorista entre los dos grandes partidos, y quienes ahora se quieran sumar al consenso en cada instante, se hace imperiosamente obligatoria. La bronca instalada en la política nacional por el pacto antiterrorista entre populares y socialistas, con el resto de la Cámara de diputados a su favor excepto el partido de Rajoy, no provoca en la ciudadanía más que vergüenza y rechazo. Imagínense qué produce en las asociaciones de víctimas del terrorismo lo que algunos amigos llaman el irritante zetapeo en torno al pacto: frustración y escarnio humillantes. Con la bronca nos hincamos ante los terroristas a los que se dice combatir con toJ. J. ARMAS das las fuerzas y espíriMARCELO tu democráticos. Es preciso cambiar el paso cuanto antes, porque los únicos beneficiarios de este lamentable estado de cosas son los terroristas, quienes apoyan sus tesis y aplauden su estrategia. Algo ha cambiado en Euskadi: lo delataron las urnas de las autonómicas, aunque los nacionalistas del PNV y EA no quieran enterarse. Pero ese cambio no lo ha sido para que cambien tanto las fondos y maneras del desacuerdo entre socialistas y populares. Ni los unos ni los otros son, por partidismo o ideología, los únicos detentadores de la dignidad, aunque no caben muchas dudas a la hora de definir la bronca de la actual política antiterrorista: es una indignidad que los ciudadanos españoles, y sobre todo las víctimas del terrorismo criminal de ETA, ni nos merecemos ni se merecen. Esas mismas razones hacen que los partidos que ahora están implicados en la bronca vengan obligados a la mayor brevedad posible, por dignidad, por estética y por ética política (no hay estética sin ética, recuerden siempre a Valverde) a reconducir un proceso que estaba resultando sorprendentemente benéfico en la lucha antiterrorista. Hagan algo de una vez los que, desde un partido y desde el otro, claman por la dignidad como un factor necesario para la política española. Hagan algo los líderes, crean de verdad en el consenso y no fuercen las cosas hasta romper los cabos de la cuerda que nos une a todos, voluntariamente, a la dignidad que defendemos para España, para todo el país, y no sólo para la parte que, a mi modo de ver, protagoniza en exceso la política española y marca demasiadas pautas en la agenda cotidiana de los medios informativos. Hagan algo pronto, hoy, mañana mismo, ayer. No dejen que la bronca siga creciendo, que el ruido vergonzosamente creciente del jaleo no permita oír las voces de la sensatez y el sentido común. Reinstalen en el pacto el consenso que nunca debió llegar a ser un elemento tan desastrosamente guerracivilista entre los grandes partidos del país. Tengan, de verdad, dignidad. L A nadie le extrañó que desde las propias filas socialistas se llamara no hace tanto a la desobediencia civil contra la LOU; es bien sabido que la Alianza de Civilizaciones encuentra razonable límite en la frontera de lo intolerable. Lo que resulta preocupante es que se convierta a Torquemada en padre de tan ética figura. Quien la inventó fue el mismísimo Gandhi; aunque Tertuliano atribuiría la patente a losmártires cristianos, es bien sabido que se pasaba de devoto. La desobediencia civil viene a sustituir a figuras más drásticas como el tiranicidio o el mero derecho de resistencia. A diferencia de éstas, que recurren a la violencia y tienen como víctima a quien malejerce el poder, propone negarse a cumplir la ley y sufrir la correspondiente sanción; será precisamente la injusticia del resultado la que mueva a la sociedad a rechazar el atropello impuesto. Se trata simplemente de invitar al martirio por lo civil, de modo paradójicamente acorde con el laicismo que hoy se nos propone. con voz tonante (el talante puede ser sólo facial) condenan a la hoguera a presuntos objetores les suena Don Felipe. Pocos de ellos soportarían sin embargo el sonrojo de reconocer públicamente que no saben quién es Norberto Bobbio. La verdad es que tampoco les echa una mano. Despreocupado de quienes lo enarbolaban como bandera, dejó bien claro que le sobraban arrestos para declararse positivista por partida doble, pero no estaba dispuesto a serlo en tercera instancia. Bobbio blasonaba de ser positivista por su teoría de la ciencia, de la que derivaba un determinado approach o modo de acercarse al derecho. Se consideraba positivista también por su teoría jurídica, según la cual sólo es derecho el derecho positivo. Rechazó, sin embargo, siempre lo que llamó positivismo ideológico es decir, la para él peregrina idea de que PALABRAS CRUZADAS ¿Ha sido un fracaso la temporada del Real Madrid? SIEMPRE SERÁ MEJOR VENDER CAMISETAS QUE BURRAS CEPTO a regañadientes que este año haya fracasado el Real Madrid, porque, de igual modo, se podrían esgrimir argumentos que impiden asociar esas tres palabras: fracaso, Real y Madrid. El principal de ellos es que el equipo ha vendido más camisetas que nunca; aunque, para que no parezca que le aplico a la herida el efecto de un diurético, diré que, al fin y al cabo, han quedado segundos, lo cual no ha de ser necesariamente una frustración, a pesar de que el primero haya sido el Barça. Pero, si los seguidores del Real Madrid quieren considerar un fracaso la venta de tantas camisetas y el quedar segundos, allá ellos. Ahora, esto implicaría un problema de lógica: si el OTI R. Real Madrid ha fracasado, sus jugadores, MARCHANTE también. Y uno los mira y ve justo lo contrario de hombres fracasados. Beckham anuncia hasta comida para perros, Ronaldo cambia de señora impresionante con la misma velocidad y probablemente puntería que encara la portería, Figo es un triunfador a pesar de su eterna cara biliosa, Zidane es un dios, Casillas un héroe y Roberto Carlos un diablillo, y a Raúl no se le ha olvidado ni una sola vez besar su anillo cuando mete un gol. La trascendencia y gravedad de la actualidad política no debería permitir llamar fracaso a la venta de camisetas y éxito a la venta de burras y ya nos llevan vendidas un montón este año. NO LA TOQUES YA MÁS, QUE ASÍ ES LA ROSA SO mismo quise preguntar, en el descanso del derby madrileño, a la ex ministra Pilar del Castillo, que tiene el amor al fútbol entre sus rarezas de mujer rubia con abanico chino. Pero ella hubiera contestado: No la toques ya más, que así es la rosa. ¡Fracaso! ¿Qué obra humana no fracasa respecto de un ideal? Todo hombre es el fracaso de un ángel, decían los clásicos para describir ese sistema del angelismo que consiste en la censura de lo bueno a nombre de lo mejor. Ahora, ¿hay en un campo de fútbol algo mejor que Zidane? Lo progre, desde luego, es hoy tocarle el bombo al Barça, que ha ganado una Liga y cuyo fútbol se celebra en la bodeguilla de la Moncloa IGNACIO RUIZ con nombres de pecados capitales: codiQUINTANO cioso envidiable soberbio Pero, con su triunfo el Barça sólo ha agarrado una perra, la perra de lo útil, para hacer frente al fracaso del Madrid, que bajo ningún concepto debe soltar la perra de lo bello. La del primer Florentino, que tenía prohibido, como Moctezuma, que en los jardines de su real palacio hubiera árboles frutales, por ser cosa indigna de un jardín principesco el adornarse con plantas útiles en lugar de con flores que llevan en sí la suprema aristocracia de la belleza inútil. Esto quiere decir que, para vender la camiseta, siempre cotizará más un córner de Beckham que veinticinco goles de Etoo. Así es la rosa. A E ¿Y usted qué opina? Déjenos su mensaje o su voto en la página web www. abc. es eldebate