Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 Opinión LUNES 23 5 2005 ABC RECADO PAPAL B ENEDICTO XVI mandó ayer su primer mensaje pastoral expreso para España, en el que pidió comprensión para su Iglesia y que se respete la libertad de conciencia Con otras palabras pero con idéntico mensaje, retoma el Sumo Pontífice la doctrina del Vaticano sobre la objeción de conciencia y el llamamiento de la Santa Sede a los católicos españoles para que se opongan a colaborar en la celebración de bodas entre parejas homosexuales. La innecesaria equiparación de estas uniones con la institución del matrimonio promovida por el Gobierno socialista lleva camino de tornarse en un insalvable punto de fricción entre la Iglesia y el Ejecutivo. Roma respalda punto por punto la estrategia del Episcopado español en este apartado, lo que abre otro frente de polémica en las relaciones exteriores. PRESIDENTE DE HONOR: GUILLERMO PRESIDENTA- EDITORA: CATALINA LUCA DE TENA LUCA DE TENA CONSEJERO DELEGADO: SANTIAGO ALONSO PANIAGUA DIRECTOR: IGNACIO CAMACHO Directores Adjuntos: Eduardo San Martín, Juan Carlos Martínez Subdirectores: Santiago Castelo, Rodrigo Gutiérrez, Carlos Maribona, Fernando R. Lafuente, Juan María Gastaca, Alberto Pérez Jefes de área: Jaime González (Opinión) Mayte Alcaraz (Nacional) Miguel Salvatierra (Internacional) Alberto Aguirre de Cárcer (Sociedad- Cultura) Ángel Laso (Economía) Jesús Aycart (Arte) Adjunto al director: Ramón Pérez- Maura Redactores jefes: V. A. Pérez, S. Guijarro (Continuidad) A. Collado, M. Erice (Nacional) F. Cortés (Economía) A. Puerta (Regiones) J. Fernández- Cuesta (Sociedad) A. Garrido (Madrid) J. G. Calero (Cultura) E. Ortego (Deportes) F. Álvarez (TV- Comunicación) L. del Álamo (Diseño) J. Romeu (Fotografía) F. Rubio (Ilustración) Director General: Héctor Casado Económico- financiero: José María Cea Comercial: Laura Múgica Producción y sistemas: Francisco García Mendívil TABERNAS PARA EL TERRORISMO L José Montilla E. AGUDO MODELO FEDERAL A claridad con la que José Montilla, ministro de Industria y primer secretario del PSC, asegura nuestro modelo de España es federal no deja resquicio a la duda. Teniendo en cuenta que la consecución de ese objetivo supondría un cambio radical en la organización del Estado, lo importante es saber si Montilla habla como dirigente de los socialistas catalanes (principales avalistas de esta opción) o como ministro del Gobierno. Si lo hace revestido de los ropajes de miembro del Consejo de Ministros habremos de concluir que sobre España se cierne un nuevo lío. Más inquietante es intuir que Rodríguez Zapatero está de acuerdo con él y que se dispone a promover una reforma radical de la organización del Estado, siempre compleja, pero aún más cuando el Ejecutivo está en una situación de debilidad. L A Fiscalía de la Audiencia Nacional va a solicitar hoy mismo el procesamiento de los ex parlamentarios de Sozialista Abertzaleak (la antigua Batasuna) Arnaldo Otegi y Jon Salaberria. Concluidas las funciones de la Diputación permanente del Parlamento vasco, ambos dirigentes han perdido la condición de aforados, lo que abre la posibilidad de que sean investigados por el Juzgado Central de Instrucción número 5 en virtud de una acusación muy determinada: al formar parte de la Mesa Nacional de HB, tienen presencia directa en la llamada comisión nacional de las herriko tabernas fuente directa de financiación de la banda terrorista ETA. Otros dos parlamentarios, Joseba Permach y Joseba Álvarez, se encuentran ya procesados por las mismas razones, en tanto que Josu Ternera está sujeto a una orden de detención para su ingreso en prisión provisional. Si el juez Grande- Marlaska confirma la petición de procesamiento, la posibilidad de una condena judicial va a pesar sobre varios de los dirigentes que aspiran a ser protagonistas en el nuevo marco de la política vasca diseñado por el Gobierno socialista. Hoy publica ABC un amplio informe sobre las llamadas herriko tabernas uno de los entramados político- mercantiles montados por los secuaces del terrorismo, sobre cuyo fin real no existe duda al estar buena parte de ellos sujeta a embargos. Parece difícil creer que en un Estado social y democrático existan este tipo de establecimientos, en los que se instalan impunemente huchas para recolectar fondos, se exhiben fotos de los presos más sanguinarios y se organizan actividades para adoctrinar a los nuevos aspirantes al ingreso en el llamado Movimiento de Liberación Nacional. En realidad, el entramado batasuno ha trenzado sobre estos locales una red de sedes paralelas que, tras el acoso judicial, vienen a suplir a las clausuradas tras la ilegalización del partido. Es notorio que los avances sustanciales que supuso en su momento el Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo en la lucha por el Estado de Derecho están hoy día seriamente cuestionados. La negociación con ETA, avalada por el Congreso, vendrá precedida con toda certeza por una serie de concesiones menores en apariencia, entre las que es fácil suponer que se incluya la máxima tolerancia para estas actividades contrarias a la ley y que ofenden los principios de la dignidad democrática y de la gran mayoría de los ciudadanos. Mientras cientos de cargos públicos populares y socialistas tienen que llevar escolta y mientras miles de personas no pueden expresar con libertad su preferencia política, los secuaces del terrorismo hacen ostentación de su burla de la ley por medio de argucias grotescas, que van minando la capacidad de resistencia moral de la sociedad vasca. En particular de quienes integran las plataformas cívicas, construidas con notable esfuerzo y valentía personal en los últimos años. Funcionan todavía las secuelas jurídicas de la etapa de consenso antiterrorista (no en vano, nadie quiere dar el primer paso formal para dar por finiquitado el Pacto) y es por ello una buena noticia la petición de procesamiento que va a plantear hoy la Fiscalía. En este sentido, la firmeza contra ETA que han de tener los poderes del Estado no puede conocer el desistimiento, porque de su acción depende en buena parte el mantenimiento de los fundamentos morales y jurídicos que avalan esta lucha por la libertad de todos en el País Vasco. Porque los terroristas siguen ahí, como demostraron ayer con las dos bombas de Zarauz, esta vez sí condenadas expresamente por el presidente del Gobierno, que en el anterior atentado múltiple olvidó hacerlo. La respuesta institucional ante el terrorismo tiene tasados unos parámetros de actuación (el rechazo verbal, el primero) que es imprescindible hacer llegar a la sociedad y que nunca se han de obviar, sea cual sea el contexto en que se produzca el atentado. CAMBIO EN ALEMANIA LEMANIA se prepara para un adelanto de elecciones generales. El anuncio de ello fue hecho por el presidente del partido socialdemócrata (SPD) Franz Müntefering, al poco de conocerse los primeros resultados en los comicios celebrados en Renania. La magnitud de la derrota socialdemócrata es superior a lo esperado. No sólo porque el SPD pierde el último de sus bastiones, sino porque supone ceder a sus rivales cristianodemócratas (CDU) uno de los länder más emblemáticos para el partido del canciller Schröder y para la propia Alemania Federal, ya que durante los años de la capitalidad alemana en Bonn, Renania- Westfalia encarnó la quintaesencia de la nueva república nacida de las cenizas de aquella Alemania prusiana que se precipitó en el colapso y la derrota definitiva por sus excesos nacionalistas. La victoria de la CDU en Renania- Westfalia deja tocado al gobierno de coalición rojiverde del canciller. No es para menos. El resultado atribuye a los democristianos y a sus aliados liberales (FDP) el control de la Cámara Alta, el Bundesrat. El control de las dos terceras partes de sus representantes les confiere una capacidad de bloqueo que hace inoperante la iniciativa legislativa del Bundestag. La fuerte subida de los democristianos- -ocho puntos porcentuales- -y la posibilidad de formar gobierno de coalición junto al FDP despeja las expectativas de un cambio en el land más poblado del país y el más industrioso. El valor simbóli- A LO DICE EL MINISTRO C ADA detalle nuevo que se conoce sobre la declaración ante el juez de los policías que intervinieron en la detención de los dos militantes del PP tras los incidentes en los que se vio envuelto el ministro Bono es más alarmante. Si el ministro dice que le han pegado, le han pegado y eso no se cuestiona fue la respuesta del máximo responsable de la Brigada de Información de Madrid cuando sus subordinados le aseguraban que en los vídeos no se veía agresión por ningún lado. Aun así, a las pocas horas los afiliados populares eran apresados. Han pasado cuatro meses e incomprensiblemente no ha pasado nada. Urge que se aclaren las responsabilidades políticas de tan ilegal detención. co que arrastra tras de sí esta pérdida no debe ser dejado de lado ya que desde la fundación del SPD en 1865 ha sido tradicionalmente el feudo de los socialdemócratas. De hecho, desde hace casi cuatro décadas gobernaban ininterrumpidamente y la pérdida por éstos de más de cinco puntos porcentuales revela un fuerte voto de castigo y una evidente erosión de su base electoral. El vuelco político producido ayer anticipa lo que casi todos los analistas parecen aventurar ya como algo cada vez más seguro: la victoria de la CDU en las próximas elecciones de la mano de una Angela Merkel que sale reforzada con el triunfo de Jürgen Rüttgers, su candidato en Renania- Westfalia. En realidad, la crisis económica y la cada vez más difícil situación competitiva de la industria alemana han sido las claves de una derrota que pone de manifiesto la insatisfactoria política llevada a cabo por una coalición socialdemócrata- verde, que se ha mostrado inoperante a la hora de gestionar adecuadamente las posibilidades de un gigante industrial y comercial que vive horas bajas, al tiempo que su modelo de bienestar hace aguas por todas partes. Por otro lado, las consecuencias que para el futuro de la UE pudiera tener un cambio de gobierno en Alemania son imprevisibles si el eje franco- alemán altera la orientación estratégica y los compromisos de una de sus dos piezas. En este sentido, algo más que una simple derrota habría cosechado Schröder en Renania- Westfalia.